Juego de hoy: Kakerlakensalat

¡Hola parejitas jugonas!

Vamos a aprovechar este pedazo de acueducto para macharnos el cerebro a base de juegos de mesa, así que prepararos para perder parte de vuestras neuronas jugando al Kakerlakensalat.

Nº jugadores: 2-6

Tiempo: 10 minutos

Autor: Jacques Zeimet

Empaquetado: Una caja muy mona y pequeñita sin una pizca de aire. Cabe justito, justito, justito.

En el juego viene un buen montón de cartas divididas en verduras: col, lechuga, tomate y pimiento; y unas cucarachas muy monas, que odian alguna de las verduras de arriba (esto aparece señalado porque la verdura está tachada), por lo que consideraran que es un gran delito mencionar la odiada verdura en su presencia.

Cartas de las verduras
¿A qué son monas las cucarachas?

Nuestro objetivo: quedarnos sin cartas en la mano y ser el ganador absolutamente absoluto del Kakerlakensalat (a.k.a “El de las cucarachas”).

Repartiremos todo el mazo entre todos los jugadores, por lo que cada uno tendrá su pequeño mazo. Cada turno iremos sacando una carta y la pondremos en un mazo en el centro común para todos. A la que vez que sacamos la carta tendremos que decir en voz alta que verdura hay en la carta o si es una cucaracha, diremos “cucaracha”. Si es una cucaracha se dejara fuera del montón, a la vista de todos como recordatorio.

Tendremos que decir siempre la verdad, salvo en el caso de que haya una cucaracha que nos lo impida o la verdura que haya sido pronunciada con anterioridad sea la misma. Ejemplo:

–          Farko saca una lechuga, con lo cual dirá “lechuga

–          Fayzah saca una cucharada que odia el pimiento, por lo que dirá “cucaracha” y a partir de ese momento, y hasta que aparezca otra cucaracha o alguien (preferiblemente Farko, jejeje) se lleve todas las cartas que hay en mazo central al equivocarse o decir algo erróneo. Esta cucaracha considera horribles los pimientos, por lo que no podremos decir “pimiento”.

–          Farko saca una col, luego dirá “col

–          Fayzah saca una col, pero como Farko ha dicho ya “col”, no podrá decir “col”, tendrá que mentir y decir cualquier otra verdura de las que hay. Tampoco podrá decir “pimiento” porque esta la cucaracha que lo prohíbe.

Lo importante no la última carta que haya en la mesa, sino lo último que se haya dicho. Y eso es algo que deberemos memorizar.

Si en cualquier momento te equivocas, te llevas el maravilloso regalo de todo el mazo central para ti solito. Se considera equivocación si no dices la verdura correcta, le pasas más de 3 segundo mirando la verdura sin decir nada, o sueltas ese maravilloso eh…. que te permite pensar. No está permitido demorarse.

¿Parece fácil, no? Pues no lo es, llega un momento en el cual te quedas atascado, sufres amnesia temporal que te impide acordarte del nombre de esa verdura roja que tu madre le echa a la ensalada y que tanto te gusta, etc.

Aunque para mas es muy divertido, para 2 no pierde nada. Te seguirás partiendo de risa, y te macharas el cerebro igual, pero al haber más cartas en tu poder, mayor posibilidades de liarla. Al ser tan pequeñito se puede jugar en cualquier sitio no ocupa nada en mesa, solo un pequeño macito en medio de donde estés jugando.

Ahora algunos diréis, pero… yo me he leído las reglas y no se juega así. Lo sabemos, aprendimos mal y así se ha quedado, porque nos gusta más nuestra versión. Es que en mi casa se juega así…

Opinión de Fayzah. Desternillantemente divertido. Hemos llegado hasta tener que parar de jugar durante un rato porque no podíamos hablar del ataque de risa que teníamos. Tengo el maravilloso don de convertir cualquier verdura/ cucaracha en una cebolla cuando no se qué verdura decir, con lo cual me rio más aún.

Opinión de Farko: Es un juego rápido, sencillo de aprender, facil de enseñar y con unos toques coloristas y algo asquerosos (de los bichos) que hacen las delicias de todos. Pequeño y compacto, no se puede pedir más.

Si quereis más info del juego, y aprender como se juega, según las reglas pasaros por la BGG: Kakerlakensalat

Na svidenje!

10 thoughts on “Juego de hoy: Kakerlakensalat

  1. Ya se os echaba de menos con nuevas reseñas.
    Parece cachondo el jueguecillo, aunque tiene pinta de ser más cótico, y por tanto más divertido, jugando con más, a ser posible 6. ¿Lo habéis probado a muchos?

    Me gusta

    1. Sip. Lo hemos probado hasta con 6 personas, y es divertidísimo igualmente. La diferencia (y esto ya es por gustos) es que con 6 tienes más tiempo para relajarte entre una vez y otra. Con dos, es tensión continua. Con 4 es un buen número.

      Eso sí, con 6 hay más probabilidades de que a la gente le salte la cabeza de risa.

      Me gusta

  2. Pinta un divertido filler de memoria y risas, de los que me gusta a mi para pasar el rato con los amigos entre juego y juego.

    Ese mazo de carta lo hace muy transportable, me lo anoto😉

    Un saludo parejita.

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s