Convenciones que nos convencen: LNMCML de Juegos de Córdoba 2012

¡Hola parejitas jugonas!

Pues hoy por hacer un pequeño parón en el mes Verbalia (un offtopic si así lo queréis), os vamos a contar otro de nuestros divertidos viajecillos lúdicos (de vez en cuando escasos, pero qué se le va a hacer… no hay dinero.).

Esta vez, y como cada vez que podamos, volvimos a Córdoba para hacer la locura maratoniana de La Noche Más Corta Más Larga. Me encanta el título y me encanta la filosofía del evento. Una noche completa de juegos y parranda. Y encima en Córdoba, nada menos.

Pues a eso que leemos que comienza a las 5 y media (error de no leer bien los eventos de cada hora… y llegar para el campeonato de Yugui-OH) así que cogemos nuestros bártulos a las 4 de la tarde y nos ponemos en ruta.

Calor… calor era poco. 45 gradazos a la sombra, lagartijas pidiendo poloflash en los kioscos, la gente pegaba los cigarros al suelo para encenderlos y yo intentaba sofocar el calor llevando unas gafas ridículas (bueno, eso y entrando en un centro comercial hasta las 7 que empezaban a poner los juegos de exterior).

Pues después del chasco de Yugui, al final a las 7 comenzamos a ver las distintas caras de los conocidos coleguis de la asociación, trabajando cual hormiguitas para nuestro disfrute. Eso comienza a llenarse. Un patio de luces FRESQUITO (de verdad de la buena) lleno de juegos gigantes o chulísimos para jugar. Después de unas charletas con los compis de la asociación, nos disponemos a jugar.

El primero de todos es un juego donde controlas un monigote (o dos) de madera con un imán en la base, hay una pelotita en medio y dos porterías. Mediante un imán por debajo de la madera (y sin ser demasiado brutote que se nos cae y perdemos puntos) intentamos marcar 10 puntos al contrario antes de que él haga lo mismo. Tremendamente divertido. Es más, es tremendísimamente divertido. Empezamos jugándolo en pareja, pero más tarde esa tarde pudimos jugarlo con tres coleguis junior a un desafío a 4 manos. Me encanta compartir hábitos lúdicos con desconocidos, y más si son jóvenes (al menos más que nosotros), que te lo pasas bomba.

Después de este nos enseñaron a jugar a un juego donde la pericia para montarlo es casi igual de necesaria que la pericia para desacerlo. Hablamos de Bamboleo. Pero esta vez, en versión GIGANTE.

Un juego cachondete y complicado de montar. Mucho cuidado y mucha pericia. El bicho llega a adoptar unas curvas que no parecen lógicas en un mundo con física real (quizá en el mundo de la física de videojuegos mal programados…). Bastante divertido, muy bonito, pero un peñazo montarlo y equilibrarlo. Hasta el guardia de seguridad se unió a unas partidas con nosotros.

Luego echamos un ojo a todo lo que allí había, y nos juntaron con otros dos chicos para jugar al Blokus (pero otra vez, GIGANTE!). Un juego que nunca habíamos jugado por una razón o por otra, donde cayeron dos partidas como quien chifla. Muy divertido, para hacer mucho daño al contrincante y que brilla sin igual a 4 jugadores. Fantástico juegazo (por el tamaño y por el juego).

El fotógrafo fotografiado… preciosa metáfora.

Luego, como seguimos purulando por allí, nos ponemos con el Passé trapé. Un juego del que ya os hemos hablado antes, pero es que mola un montón. Y parecen polvorones las fichas, ¡qué más se puede pedir! Y ahora en serio, nos encanta. Todos los juegos de este estilo son la repanocha, y si encima es gratis entrar y probarlos, y jugar y viciarte, no entiendo como la gente se estaba yendo a la playa. Las dos mesas del passé trapé estaban casi siempre ocupadas. Menos mal que nos conseguimos meter por medio.

Luego juntándonos con nada menos que otros 3 muchachos (qué de gente nueva) nos propusieron otra versión gigante de un juego que no tengo ni idea de cómo se llama, pero que aunque es para niños, es la risión en términos de diversión. Básicamente, somos unos vampiros fiesteros que vuelven a sus lápidas después de una noche de farándula. Pero ay madre, que con la cogorza a sangre con sangría se nos olvidó donde dormíamos. Durante el juego, únicamente tienes que levantar una lápida, enseñar el color, y si coincide con alguno de tus vampiros levantados (pero sólo los de los extremos) puedes meterlo ahí y levantar otra lápida. El juego se basa en la memoria, en no encontrarte otros vampiros (porque te muerden, te llevas una estaca, y a la de tres todos te dan un vampiro de los suyos) o con los ajos trampa que puedes dejar en las tumbas para que tengas que recibir un vampirillo del jugador que puso el ajo. Por lo demás, fácil, sencillo, acaba el primero pero sigue riendo hasta el final. Un cachondeo de juego, una de risas que es un no parar, sobre todos cuando comienzas a perder la memoria. Recomendadísimo venir a Córdoba a probarlo si se tiene ocasión.

El juego de los “Vampiros Faranduleros” (nombre no oficial), se vio interrumpido por un juego en vivo (donde participó un servidor mientras Fayzah grababa) donde a cada uno se le entregaba un papel con un ruido, que había que repetir en alto todo el tiempo hasta encontrar a tus colegas (cada sonido tenía 5 repeticiones, cada una con una vocal). Quedamos segundos, así que no nos llevamos nada, bueno, nada aparte de un montón de carcajadas.

Y aquí que abren la ludoteca. Y a ponernos las botas.

Primero de todo, el “Divinare”, a ver si se mantiene a su hype, o se queda en “Apestare”. Y la verdad… sí, es un juego entretenido, un filler sin más, pero no es para dos. Interesante combinación de deducción y faroleo (más de lo segundo que de lo primero), pero que a 2 pierde un poco el caos que creemos que le da vidilla. ¿Se merece ganar el premio de Granollers? Sí. ¿Se merece tantísima repercusión? Meh… puede ser, pero casi que no. Eso sí, preciosíiiiiiiiiiiisimo.

Con esa mirada deduce Fayzah… y sospecha de las cartas.

Luego con otros chanchi-coleguis (Dani y Laura) nos metemos a jugar un “Risk Express”. Básicamente es un tiradados donde intentas que los astros se alineen para darte la victoria sobre distintos territorios en unos 15 minutos de partida. Para mí, me pareció cachondo el juego (gané, por si eso importa). A Fayzah, que los dados le salen siempre de canto, le pareció un chorrijuego que no es gran cosa, pero que bueno, que de todo tiene que haber en el mundo.

Entre medias de la partida anterior, cerraron las puertas de la ludoteca y abrieron las del “papeódromo” para llenar panzas y humedecer gargantas. ¡Y TODO GRATIS! Zampa y traga, charla y reposa, y volvemos a jugar.

Luego nos tocaba otro de esos que han dado que hablar: “Jinx” (Dixit Jinx como dice en el reverso de las cartas).

Una versión pocket del Dixit, española, abstracta, cachonda y que sí creo que sea un gran juego, merecedor de un puesto junto al que lleva el mismo nombre. Si bien son parecidos en cuanto a la idea, la mecánica no es igual, y las figuras abstractas dejan mucho espacio a la imaginación. Mejor jugar a poder escoger la carta, porque si no te puedes quedar atascado un poco rápido. Por lo demás, un gran juego y muy divertido.

Y para rematar, torneaco de 7 Wonders (nuestro dicho: no te irás de Córdoba sin participar en un Torneo de 7 Wonders), donde aunque no somos forofos del juego, siempre metemos cabeza a ver si cae algo. Y bueno, yo perdí en clasificatorias y Fayzah consiguió llegar a la final, pero quedó tercera  (gran puesto, ya que la ganadora consiguió 91 puntazos de nada).

Ya casi a las 3 de la mañana, con los cerebros saturados y teniendo que estudiar algunas y dormir otros, decidimos poner punto y final a un día fantástico en una de las ciudades más bonitas del planeta. Y qué mejor manera de ponerle punto y final que con un mítico “Calentito” (un bocata plano la mar de rico y típico cuando comemos en Córdoba), un banco, un último vistazo al Guadalquivir y una horita de vuelta.

Al ladrón!!

Un gran día.

Gracias a la asociación Jugamos Tod@s por el enorme esfuerzo que se tomaron en organizar todo aquel tinglado de juegos y por poner comida y bebida a distribución de la gente. Ellos siguieron hasta las 10 de la mañana, con más concursos y juegos, pero eso ya lo leeréis en su página.

Por lo que queda, nosotros nos despedimos por hoy, pero no sin antes preguntar:

¿Estuvísteis en alguna LNMCML? ¿Hasta qué hora aguantásteis?

¡Hasta la próxima entrada!

10 thoughts on “Convenciones que nos convencen: LNMCML de Juegos de Córdoba 2012

  1. Ya veo que os lo pasasteis teta. Por aquí por Valencia no fuimos menos, y también disfrutamos como enanos. Yo acabé probando un carro de juegos nuevos, se sacaron algunos prototipos para testear y volvia a casa a las 6 y media (como cuando era joven pero sin hacer eses).

    Me gusta

  2. Hola parejita,

    que buena pinta que tienen todos los juegos de exterior…me gusta porque son los típicos que puedes jugar también con los críos y si es al aire libre mejor que mejor!

    De todos los que comentais el que más me ha llamado la atención ha sido el de los “vampiros faranduleros”. Eso y las gafas cerveceras….lo mejor de la crónica! jajajaja

    Saludos!

    Me gusta

  3. No es perdéis ni una, zanguangos.
    El Passe Trappe lo he visto en córdoba, pero en tres días no fui capaz de pillarlo libre nunca, y me quedaba como tonto, mirando enividioso de mi, mientras los que jugaban me miraban con caras de “tu no juegas” o “que hace ese gordo mirando y llorando”.

    Me gusta

  4. Os lo montásteis muy bien parejita. Me encanta el Passe Trappe! la última vez que fui a Córdoba no perdí una sola partida, y no eché pocas, jajaja.
    ¿Qué coñazo montar el Bamboleo eh? decepción total. Y en cuanto al Apestare, veo que nuestra opinión va por la misma línea. Por cierto, un detalle; el enlace que habéis puesto a mi blog no va a las líneas donde rebauticé el juego. Pero no sé si era lo que pretendíais.
    Un saludo!

    Me gusta

  5. No veas como aprovecahsteis el día probando juegos y jugando algunos torneos, el del imán me recuerda a un futbolín jja pero a saber, no tengo ni idea de como se puede llegar a noventa y pico puntos en el 7 wonders, mis partidas no han pasado de los 70 xD.

    Respondiendo a vuestra pregunta en Cádiz nos quedamos hasta las 8 de la mañana y el día anterior tuve un examen a las 9 así que ya os imaginais lo zombi que iba a mediada que pasaban las horas jej

    Un saludo!!

    Me gusta

  6. Sin dudas los de jugamos todos son los reyes en este tipo de eventos, están muy bien organizado, se nota los año.

    Me alegro que esta quedada os haya servido para desconectar de los exámenes, os lo merecéis, jeje.

    Oye mola mucho los juegos de exterior!!

    Un saludo.

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s