Jugando en la biblioteca (X)

¡Hola parejitas jugonas!

Hoy ha habido sangre en la biblioteca… ha sido un día raro y ha habido un baneo al final… pero todo a su debido tiempo.

Cartel-biblioteca-lunes

Y también, obviamente, hemos cambiado el día. Así queda reflejado en el cartel.

Estos son los juegos que han venido hoy:

Ludoteca X

JUEGOS NUEVOS

LABERINTO MÁGICO

Laberinto Mágico

De los primeros que hemos sacado para que prueben los niños, ya que nos hacía casi tanta  ilusión sacarlo a nosotros como a ellos probar un juego nuevo. Así que en la mesa que se ha puesto con dos niños, uno de 7 y otro de 8 (aunque un poco gruñón y tramposo).

El juego donde unos mágicos muros bloquean a nuestros magos de conseguir los componentes para sus pociones, todo esto hecho con imanes ymuchísima imaginación. Sin duda estamos ante un JUEGAZO con todas las letras (consonantes y vocales), perfecto para niños y adultos por igual.

Y ha sido comprobado, porque con dos niños y un adulto (el menda) nos hemos puesto a jugar. Han empezado bien, el juego se explica con mucha facilidad y el dado (un concepto muy asimilado por los niños) les resulta fácil de entender. El concepto de memoria, las risas por estrés y el miedo a darle a los muros.

Lo malo (algo que nunca había pensado) es que al estar las cabezas de los pequeños tan cerca de la mesa, los muy tramposos miran por el agujerito que queda. Y cuesta decirles veinte mil veces que lo dejen de hacer. También intentan tantear los muros, o intentar (cuando no es su turno) mover la ficha para comprobar. Incluso han intentado moverse en diagonal… bufff… Un poco tramposillo uno de ellos, la verdad, no había manera de dejarlos jugar sólos. Al final ya se han ido a jugar al Aviadores intrépidos y bueno… han jugado, digamos.

Muchos niños han jugado hoy a este, ya que el verlo tan grande y el sonido de la bola es atrayente y místico para ellos (creemos…). Ha sido un gran juego que ha tenido la acogida que se merece y que ingresa en nuestras filas definitivamente.

TIBURÓN

Tiburón

Casi al final, ha podido salir este juego. Ha sido sencillo en cuanto han visto los muñecos. Y es que los muñecos son super llamativos para todos. Es ver los muñecos y apetecerles saber el juego. El juego no aguanta el hype de los muñecos (gusta, pero muchos se esperan estar todo el rato con el juguete en las manos), pero aún así se lo han pasado bien.

En el juego se van sacando cartas de entre las disponibles en tu mano, haciendo que tu personaje nade antes o después. El que se quede el último (más cerquita del tiburón) se lo comen.

Ha estado bien, pero ha acabado prematuramente (aunque a un jugador desdichado no le quedaba más que un miembro para terminar). Lo han entendido, no parece que se aburrieran, el juego se queda.

JUEGOS QUE REPITEN

Aviadores intrépidos

Sobre todo el avioneta piruetas, los juegos de Habba y algunos de cartas. Hoy ha sido un día flojo, así que tampoco ha dado para mucho la tarde. Es lo malo de cambiar de día, que falta gente. Pero bueno, ya se irán recuperando poquito a poco. Total, es que parece que a veces faltan horas para jugar.

JUEGOS QUE YA NO REPETIRÁN

Cuidado, zona peligrosa
Cuidado, zona peligrosa

Y aquí es donde vino la sangre…

Os pongo en situación: partida de Danza del Huevo, niños de entre 6 y 8 años correteando. Pero algunos niños les gusta hacerlo todo a lo bestia, y de tanto jugar y tantas risas, al final corre la sangre.

Una niña se ha pegado un impacto frontal contra una columna, llevándola al llanto y la sangría nasal correspondiente. No ha sido grave, es algo que puede pasar siempre, pero ha sido una pena que nos pasara a nosotros. Por suerte tanto la madre como las bibliotecarias han sido muy comprensivas.

Eso sí, el huevo queda baneado de la biblioteca. Entre los jaléos, las carreras (que están prohibidísimas en la biblioteca, como es normal) y ahora el accidente… el pobre huevo tendrá que marcharse por ser “demasiado divertido”. Una lástima porque era uno de los grandes triunfadores de las sesiones. Por otra parte, ahora deja nuevas oportunidades a otros juegos que tienen que llegar.

REFLEXIÓN FINAL

Bueno, lo del accidente abre una línea de pensamiento bastante buena. ¿De quién es la responsabilidad en estos casos de accidente?

La biblioteca (hoy nos hemos enterado) tiene una norma por la cual los menores de 9 años NO pueden estar solos en la biblioteca, sino que un adulto debe acompañarles en todo momento. Y es normal. Si algo les pasara (que Soid no lo quiera) sería horrible y la lluvia de acusaciones inundaría todas las actividades.

De un menor siempre debe responsabilizarse el padre, así como es el padre el que permite que su hijo juegue, siempre ateniéndose a las consecuencias (moratones, golpes, dedos rotos, mordiscos…).

Queremos sacarles este, pero nos da miedo que la oscuridad se haga fuerte en ellos... el Palantir lo ve toooodoooo
Queremos sacarles este, pero nos da miedo que la oscuridad se haga fuerte en ellos… el Palantir lo ve toooodoooo

Nosotros solemos pedir que los menores permanezcan acompañados de sus padres (los menores de 6) antes de jugar. No tenemos la obligación ni podemos cuestionarnos el observar de manera contínua a los niños.

Un incidente muy feo que al final se ha saldado sin heridos (bueno, el huevo y la nariz, pero nada grave y la chica ha comenzado a jugar poco después, sin mucho problema.

A los que sois padres o tenéis sobrinos o infantes a vuestro cargo: ¿Qué haríais si en una actividad lúdica vuestro hijo sufre algún tipo de percance o accidente? ¿A quien se le echan las culpas? ¿Cómo se debe reaccionar en ese momento? Nos interesa mucho vuestra opinión.

¡Hasta la próxima entrada!

5 thoughts on “Jugando en la biblioteca (X)

  1. Sois muy grandes, se lo que es jugar con niños y muchas veces aguantar a niños ultra malcriados, requiere más paciencia que el Santo Job, la verdad que haceís unas actividades que los padres os tienen que estar eternamente agradecidos pero algunos supongo que creeran que es una guarderia y no deberían desentenderse de sus hijos al 100%, yo más lo veo para que éstos también interaccionen y aprendan/enseñen con sus hijos/sobrinos…etc. Habrá de todo.
    Pero otra cosa es que estas cosas pasan, la única manera sería tenerlos en salas acolchadas como a los locos.¿Quién no se ha llevado una buena torta de pequeño?

    Me gusta

    1. Eso pensamos nosotros, que un golpe es lo más normal del mundo. Por suerte, la madre también.

      Y bueno, lo de las salas acolchadas, ya van acolchando los suelos de los parques… :p

      Me gusta

  2. Aprovecho estemomento para deciros que sigo vuestro blog desde hace meses. Me parece muy interesante y bien planificado. Como habitual de los juegos en pareja, he ganado grandes recomendaciones gracias a vuestras reseñas. Pero me está gustado especialmente el espacio dedicado a Jugando en la Biblioteca.

    Además de adicto a los juegos de mesa, soy maestro de primaria y director de una asociación de educadores. Vuestro proyecto me ha inspirado para echar a rodar varias ideas enfocadas a los juegos de mesa y sus posibilidades pedagógicas, algunos de ellos me gustaría compartirlos más adelante con vosotros, pues valoraría vuestra opinión (y experiencia gracias a Jugando en la biblioteca)

    Ahora, me decido finalmente a dejaros un comentario en vuestro blog en respuesta las preguntas que lanzais a raís del incidente con Dancing Eggs.

    Antes que nada, quiero mostraros mi apoyo respecto a la forma con la que habeis tratado el suceso. Lo esencial en momentos así, tras asegurar que el niño o niña se encuentra bien, es acudir a los familiares y aclarar lo que ha sucedido. La transparencia y comunicación siempre debe ser uno de los pilares básicos en la comunicación entre educadores y familias. Es cierto que hay muchos tipos de familias y familiares, y habrá aquellos dispuestos a montar en cólera porque su hijo o hija se ha caido/hecho una herida, pero, generalmente, si les hacemos ver con calma y asertividad que son cosas que pasan, muchas veces inevitables (haya o no supervisión de adultos), lo más habitual es que cedan un poco y empiecen a comprender al profesor/profesora/educador…

    Por otro lado, os aconsejaría que trabajaseis un poco el aspecto de las responsabilidades con la biblioteca y las familias que acudan. Como les indicais, no os responsabilizais a mantener una supervisión directa de todos los niño/as participantes, y las familias deberían tenerlo en cuenta y comprenderlo. Aún así, si la biblioteca pudiese establecer un cartel o anuncio con un escrito que clarifique este aspecto, os puede servir de respaldo.

    Desconozco si hay muchos niño/as que acuden a vuestras sesiones solos y/o se quedan solos sin que sus familiar se encuentren en la biblioteca. Estas ocaciones, a parte de consituir una falta grave por parte de las familias sin los menores son muy pequeños, son oportunidades que pierden de aprender más sobre los intereses de sus hijos, y, todo hay que decirlo, os cuelgan un marrón.

    Concluyendo, si os preocupa el tema de las responsabilidades, estableced un breve documento de referencia aclarando estos temas, y que este disponible en algún lugar cercano a las mesas en las que desarrollais la actividad.

    Pero sobretodo, no os desanimeis ni desilusioneis. Estais desarrollando un proyecto muy interesante, y siempre es reconfortante seguirlo a través de vuestor blog y comprobar como vais encontrando poco a poco respaldo e interés desde las familias de vuestra zona. El banneo de los Dancing Eggs… una pena, con lo llamativo que es el juego. Comprendo vuestra decisión, la biblioteca no es el mejor lugar para darse unas carreras. Ahora, me permito sugeriros una opción alternativa. Prescindir del dado que indica si hay que “correr al rededor de lamesa” etc… Podeis crear unas cartas o fichas con acciones más relajadas y mantener el aspecto de sostener con diferentes parte del cuerpo los huevos (lo cual tiene interés desde el punto de vista del desarrollo psicomotor). Ejemplos: “El primero que toque con el culo el suelo”, “El que más aguante a la pata coja en el sitio”… Sigue siendo físico, pero más estático [Realmente hablo desde el desconocimiento sobre el dado de Dancing Eggs, solo conozco dos de las acciones en él, a través de las reseñas…]

    Bueno, y ahí os dejo este tostón de comentario.
    Saludos, os sigo leyendo.
    Just Dust

    Me gusta

    1. Primero, muchísimas gracias por el comentario. Animan mucho para seguir escribiendo la actividad semana a semana.

      La biblioteca tiene como norma que los menores de 9 años no pueden estar sin supervisión. Por desgracia, no todos los padres conocen (aunque está en sus tablones) la norma, o si la conocen, algunos pasan de ella (los más casuales).

      Pero lo de hacer una lista de normas quizá fuera un acierto grande, para evitarnos disgustos en un futuro. Habrá que montarla con cuidado, pero sí, seguramente la pongamos. También con las normas de convivencia, que cada vez hacen más falta (niños que se levantan de las mesas, cogen juegos y los dejan abiertos y demás).

      La prohibición también ha sido fomentada por las bibliotecarias, así que seguramente (por el momento, y hasta tener un espacio mayor) se quedará así. Además, dejamos hueco a nuevos juegos, que no acaparen los niños sólo este (que empezaba a ser repetitivo, que no tienen nunca suficiente).

      Y los comentarios “tostón” a nosotros nos encantan. Y estaremos encantados de que nos comentes y nos des consejos desde tu punto de pedagogo como cuando montes tu propia actividad. Cuantos más seamos, más fácil es darnos consejos y evitar fallos.

      Seguiremos escribiendo mientras la actividad continúe, de eso no te quepa duda😉

      Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s