Jugando en la biblioteca (XI)

¡Hola parejitas jugonas!

Cartel-biblioteca-lunes

Parece ser que trabajar en la biblioteca se parece muchísimo a estar en un gimnasio. En el momento en el que bajas el nivel, cuando intentas recuperarlo… no puedes. Ha sido agotadora la jornada de hoy. Agotadora pero a la vez fantástica.

Banner Devir

La entrada de hoy está patrocinada por Devir. Nos pusimos en contacto con ellos y no dudaron en mandarnos una cantidad enorme de material para poder trabajar con los niños. El material ha llegado tal y como ellos nos lo dijeron, justo para jugar esta tarde (aunque tuvimos que leer las reglas corriendo… pero era fáciles). Muchísimas gracias a Devir por portarse tan bien con todos los blogueros y aficionados que plagamos la zona, y en especial, con nostros.

La ludoteca de hoy y lo que nos han enviado los chicos de Devir.

IMG_1844 IMG_1843

JUEGOS NUEVOS

CUADRILLA DE CERDITOS

cuadrilla de cerditos

Es una oca… pero no. Tiene lo justo para no ser una simple oca, y ser un juego “lindérrimo” para niños pequeños… o no tan pequeños (pero dentro del rango de menor).

En el juego llevamos uno de los simpáticos cerditos, los cuales son un poco vaguetes y prefieren que los lleven sobre la espalda que caminar ellos. El tablero es modular… aunque poco importa para los mayores. A los niños les hace gracia montarlo y demás, aunque opino que es algo negativo el tablero, ya que se mueve y se desmonta cuando los niños se ponen nerviosos.

Lanzamos el dado y nos movemos. Es un dado especial, que conlleva algunas reglas mínimas y de fácil aprendizaje (el 1 repite tirada y el 3 negro no permite moverse a menos que seas el último).

Lo más bonito y de lo que se enamoran los chavalines es que los cerditos encajan unos sobre otros, y que a la hora de moverte, te tienes que mover con todos los cerditos que tienes encima (pero no debajo). Esto hace que la carrera no sea tan justa, pero a la vez es la parte más divertida del juego.

Es un juego para que los papás se diviertan… no, no mucho. Se van a aburrir un poco, pero sí que es un juego para que los niños puedan jugar entre ellos. Otras ventajas es que permite a muchos niños jugar a la vez (es más, es mejor cuantos más niños hay).

Nos ha venido muy bien para dejárselo a esas mamás y papás (sí, vienen de los dos… aunque se ven más madres, eso sí) y que puedan jugar y pasárselo bien con sus hijos, disfrutando de sus risas y jugando a su nivel, sin tener ventaja de ningún tipo. Nos ha parecido muy majo, y para los años que tiene, no ha envejecido nada mal.

ESCALERA ENCANTADA

Escalera de fantasmas

El primo pequeño del Laberinto Mágico (y los niños diciendo: “ESE ES EL DEL FANTASMA”), un sistema de imanes y un poco de memoria hace de este juego de carreras (otro, sí) una alternativa la mar de divertida a la típica oca.

Los jugadores (hasta cuatro) son niños con la cabeza metálica (típicos niños de toda la vida) que tienen que corren hasta lo alto del castillo para encontrarse con su amigo el fantasma (que está tirado en su sofá con su botella de vino, su libro y su amiga la rata). Pero los otros fantasmas del castillo juegan con los niños, escondiéndolos debajo de sus sábanas (ahí vienen los imanes) para que los jugadores olviden a quien llevan.

Es un juego que es mejor jugarlo con cuatro jugadores, ya que así al menos puedes conseguir que se olviden de la ficha que llevan (una vez están todas ocultas) y empiecen a mover otra que no es la suya. Con menos jugadores, de todas formas, hay alguna variante divertida que puede aplicarse.

Si bien el rango de edad es menor que el laberinto (a efectos prácticos), sí que escala mejor para niños menores de 6 años. Para los que son un poco mayores, les viene bien la variante de cambiar el peón (que permite cambiar el color que tu tenías con otro jugador más aventajado), para poder dar algo de picante al asunto.

Las partidas han sido variadas (un grupo de niñas de entre 8 y 12, un papá con dos hijos de 4 y 8, un grupo de niños de 6 a 8) y los resultados todos muy positivos… bueno, menos el papá que dice que se aburría un poco. Y es cierto, a los adultos nos cuesta mucho menos perdernos, pero no ocurre eso con los niños. Ellos sí que se olvidan (es más, una de las partidas ha ganado una jugadora que creía que su peón era el último, mientras le movían el suyo a la victoria) y sí que disfrutan del juego, más que los adultos.

También es maravilloso ver las caras de los niños cuando lo explicas, y haces desaparecer el peón, como si fuera un truco de magia. Enternece el corazón, la verdad.

CARCASSONNE JUNIOR

Carcassonne Junior

El pobrecito es el que menos partida se ha llevado (en comparación con sus amigos que han llegado todos juntos). Sólo una partida con tres niños de entre 6 y 7.

Este juego es una versión muy simplificada del clasicazo que es Carcassonne. En él los niños no intentan ganar puntos, sino colocar antes que nadie sus peones en los caminos (las fichas son distintas, pero son preciosas y enormes).

La calidad de los componentes es asombrosa, perfecta para ellos, pero el inserto hace engorroso guardarlo.

Se lo han pasado bien y parece ser que ha gustado, pero otro de la misma casa editorial le ha robado tiempo y partidas. Habrá que darle más tiempo y más partidas (que llegarán). Como iniciación para el concepto del juego viene muy bien, y seguro que nos sirve para poder con el tiempo sacar nuestro querido Carcassonne.

JUEGOS QUE REPITEN

Sin la Danza del huevo, un juego tenía que ocupar su lugar, y ese honor ha caído en el Laberinto Mágico. Ahora este laberinto magnético ocupa las mesas. Los niños se pelean y enfrentan por ver quién es capaz de llegar más lejos sin caerse, buscando las fichas para conseguir ganar. Sale tanto con los más grandes como con los más pequeños. Al papá que jugaba antes a la escalera de fantasmas este juego le ha gustado mucho más. Ha podido divertirse con sus hijos, disfrutando tanto la partida como los más pequeños.Laberinto mágico

El otro juego que no dura ni cinco minutos en la estantería es el Avioneta Piruestas… pero eso ya lo sabéis.

Hoy sinceramente habíamos traído algunos juegos menos (para dar cabida en la maleta a los nuevos juegos de Devir), pero ha sido increíble ver como casi todos salían una o dos veces. Cada vez más padres se acercan a los juegos de HABA para irse a la zona de los más pequeños a jugar. La parte amarilla de la ludoteca siempre se ve en movimiento (aunque los nuevos de Devir nos van a venir de perlas para darle variedad al asunto).

Aviadores intrépidos

Pocos juegos han sido los que se han quedado todo el tiempo en la ludoteca, y no por falta de ganas de los niños, sino más bien por el número de jugadores o los rangos de edad. Es lo que tiene tener a tantos chicos de edades tan variadas.

REFLEXIÓN FINAL

Han vuelto hoy… todos. Ya se saben la fecha, así que ha vuelto todo, y de golpe. Y de propina algunos más.

Si no nos equivocamos, en total hoy hemos tenido (contando los padres) un total de: 29 jugadores.

Y claro, hoy era todo jaleos, y prisas, y explicar una y mil veces, y correr, y calor, y mandar callar, y explicar… y nos encanta.

Es como más disfrutamos de la actividad, cuando no tenemos tiempo ni para decir “esta boca es mía”. Es un gustazo poder estar sin descanso los dos probando los juegos, viendo sus caras, viendo como disfrutan los padres con sus hijos y alegrando a todos un poquito los lunes.

Nos hemos dado cuenta de lo que les gusta (al igual que a nosotros) el probar algo nuevo, el ver que nos preocupamos de que prueben juegos nuevos, el ver como poco a poco aprenden a jugar a sus juegos favoritos, se lo explican entre ellos, mejoran y desarrollan estrategias…

Banjooli Xeet partida 2
Una le decía a la otra: “Ahora verás, que ya me se la estrategia”.

También la comodidad de tener un grupo donde los vas conociendo y sabes que juegos puedes enseñarles, a cuales te van a responder mejor o peor y cuales no se van a adaptar a su estilo de juego.

Desde hace unas semanas nos vamos fijando de que una frase se repite más que ninguna otra: ¿pero tienes grupo para jugarlo? La frase en cuestión se enuncia cada vez que un niño coge un juego y clama al cielo: “quiero jugar a este”, cuando hemos visto que: o ninguno de sus amigos quiere jugar, o no tiene a nadie, se acaba de salir de un grupo, pero desea probar ese juego en particular. Es una lástima que no puedan, pero les pedimos reiteradas veces que monten grupos y no se separen. Si te vas a por un juego, y luego ya no tienes sitio porque a “ese yo no juego”, pues luego no puedes venir quejándote.

 

Un juego que es facilísimo de recoger... y aun así.
Un juego que es facilísimo de recoger… y aun así.

La segunda frase que se repite más es: “se recoge antes de coger otro juego”… pero imagino que eso lo dicen muchísimo todos los padres del mundo, así que nos aguantamos. Aunque algunos niños (nuestros preferidos) nos dicen que aunque los dejen sólos recogiendo, ellos lo hacen porque es de buena educación y así nos ayudan. Ainsss, si es que hay que quererlos.

Llegar allí y que te traten como si regalaras billetes es un gustazo, y no lo cambiaríamos por nada. Dicho lo cual, la semana que viene no habrá entrada, porque no habrá biblioteca. Tenemos que marcharnos “al pueblo” a realizar unos exámenes, así que por una semana (primera y esperemos única vez), la biblioteca no abrirá para jugar, sólo para leer. Los niños se han quejado, y pedían que por favor cambiáramos el día… pero no podemos. Por nosotros sería un gustazo… pero qué se le va a hacer.

¡Hasta la próxima entrada!

6 thoughts on “Jugando en la biblioteca (XI)

  1. Así nacieron las leyendas de Papá Noel y Los Reyes Magos, las generaciones venideras recordaran la biblioteca de otra manera, quizás en un futuro no muy distante se hable de una fantástica pareja de magos que traían juegos de mesa en un gran carretillo “Los bibliotecarios” o algo así🙂

    Me gusta

  2. Nos encanta vuestro taller en la biblioteca. Nosotros hemos iniciado un proyecto parecido de enseñar a jugar a juegos de mesa a los niños del colegio de nuestro hijo mayor, y hemos realizado un primer taller en su clase, y fue todo un éxito. Por lo que vamos a seguir adelante siempre que el tiempo nos lo permita, (tenemos mellizos recién nacidos aparte del mayor). Os animos a que nos sigáis en nuestro blog cuentameunjuego.blogspot.com y en nuestro perfil de Facebook Cúentame un Juego. No se si lo sabéis pero ya nos seguís en Twitter. Y también nos gustaría incluiros en nuestra lista de blogs amigos y vosotros si fuera posible hiciérais los propio. Un saludo y seguid así.

    Me gusta

    1. Sí que te seguimos en twitter, en FB y el blog aún no, pero estamos atentos.
      Me fijé en tu actividad y me encantó. Las chuches eran monísimas y los juegos… pues eso, juegazos.
      Ahora os seguimos y a ver si aguantamos (aunque con mellizos… madre mía).

      Un saludo y seguid vosotros tambien, a ver si creamos una red de ludotecas!

      Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s