Jugando en la biblioteca (XIV)

¡Hola parejitas jugonas!

Cartel-biblioteca-lunes

De un bajón de unos días, a una ola de niños esperando en la puerta nuestra llegada, ansiosos de carne lúdica fresca. Por suerte, hoy veníamos provistos de carnaza para que devoraran sus inquietas mentes. Madre mía, que agobio nada más empezar.

Esta entrada la patrocina Asmodee, que nos ha echado unas latas de juegos (literalmente) para que juguemos con los niños. Siempre apoyando estas iniciativas. Molan.

ASMODEE Logo RVB CLAIR

Estos son los juegos que nos han enviado:

Patrocinio asmodee y dobble
Menos el Dobble, que ya es un viejo favorito en la biblio.

JUEGOS NUEVOS

UGHA BUGHA

Ugha Bugha

En este juego nos metemos en la piel de cavernícolas, que con un lenguaje bastante reducido (pero muy sonoro) intentan competir por ser el nuevo líder del grupo. En el juego, colocamos cartas unas sobre otras, intentando recordar todas las que hay debajo. Cartas como Ha (sol) o Trrr (fuego). Si somos capaces de recordar la secuencia completa después de añadir una carta (o antes, como cada uno prefiera), pasas el turno con un “¡HA!” para ver si consigues que se equivoque el contrario.

Un juego de memoria sonora y visual (las cartas tienen dibujos que puedes intentar recordar para que te sirvan de apoyo) y que ha funcionado de maravilla… PERO, no sirve para los más pequeños. Creíamos que funcionaría, puesto que los juegos de memoria van super bien con esas edad, pero nos equivocamos, por dos simples razones: la primera, les cuesta recordar conceptos abstractos (palabras que no tienen significado concreto o que son nuevas), por lo que no consiguen pasar de la tercera o cuarta carta; y la segunda, que les da vergüenza hacer el cavernícola con los otros niños. A nosotros los adultos no nos importa mucho hacer el bruto, pero con los niños, hacer el burro de manera que no sientas aunque sea un poco de vergüenza (sobre todo cuando no se conocen mucho) es complicado.

Pero con los grandes de maravilla, y el juego ha encantado a todos (aunque no lo pudieran jugar muy bien). Y a nosotros los primeros. Un juego al estilo Ritmo y Bola, pero con un toque paleolítico.

TIMELINE

TimeLine

Este juego es una maravilla del aprendizaje y la diversión. Unas cartas que traen por un lado la un evento y por el otro lado la fecha en la que ocurrió (al menos en nuestra versión, hay más versiones: de películas, música, inventos…)

No se puede jugar con los más pequeños (es decir, nada de juego desde los 6 a los 8), pero con aquellos de entre 9 a 13, sobre todo si muestran interés por la historia, es muy divertido.

El juego no tiene más que en tu turno, intentar colocar una carta en su momento histórico concreto, entre las demás cartas colocadas. Si aciertas, no tienes que robar. Si fallas, robas una nueva. El que primero se quite sus cartas, gana.

Hay que adaptarlo (nuestra versión al menos). Antes de jugar, quitamos aquellos eventos que consideramos muy complicados para ellos (quizá vuelvan cuando se sepan los otros). Dejamos eventos como “la invención del peluche” o “los primeros dibujos animados”, cosas que les hagan sentir curiosidad. Hay muchas entre las cuales elegir, y les llaman mucho la atención intentar descubrir cuando se inventaron cosas que ven todos los días.

Es más, han pedido jugarlo tres veces seguidas, ya que les parecía corta una única partida.

TWEEGLES

Tweegles

Este era el juego que de los tres, teníamos menos esperanzas. No sabíamos por que no había calado en la gente, o por que no se hablaba mucho de él, así que nuestras esperanzas estaban un poco más bajas. Pero nos equivocamos por completo. Es una lástima que haya pasado desapercibido, porque Tweegles es un juegazo. Es rápido de jugar, sin pausas y sencillo para todos los públicos. Un juego de habilidad visual y manual, donde deberemos encontrar el Tweegle (una raza de diminutos alien conquistadores) que aparezca en la carta, así como aplicarle el método de castigo que aparece en la carta. Por ejemplo, si aparece un tweegle amarillo lleno de picaduras, debemos buscar en la mesa la carta de ese tweegle con un mosquito, y aplastar el mosquito con la mano abierta. Si aparece pisado por un matasellos, hay que matasellar el tweegle que aparece, localizándolo de entre los 25 tweegles de la mesa.

Este juego tenemos que reseñarlo, porque es una lástima que no tenga tanto reconocimiento como debería. Los niños (de entre 7 y 10 años) TODOS han repetido, y hasta dos veces. Al ser muy corto, y el inicio más complicado (el intentar recordar los símbolos de las manos), siempre deja con ganas de seguir. Sin duda un exitazo que no esperábamos.

Como negativo, quizá que las cartas acabarán como las de Dobble (aunque eso no es algo malo, tampoco han acabado tan mal).

JUEGOS QUE REPITEN

La Cucaracha y el Avioneta Piruetas comparten el record de partidas en la biblioteca. Pero tiene una ventaja el segundo sobre el primero. El primero ya se le acabó la pila, mientras el segundo ha aguantado desde que las pusimos la primera vez. La cucaracha nos va a sacar los cuartos. Como chupa pilas la maldita.

La cucaracha

Otro que sale cada vez más es la Escalera Encantada, por su rapidez y las risas. Los más grandes (queriendo probar el juego) han ideado una variante un tanto arriesgada. Comienzan el juego con todos los niños convertidos en fantasmas Y BARAJADOS para que nadie sepa quién es. No sabemos por qué, pero a ellos les gusta.

escalera encantada

El Ligretto dados ha resultado también ser bastante popular, tanto por los componentes como por el juego en sí.

Los juegos infantiles siguen siéndonos muy útiles, ayudando a niños con hermanos pequeños a jugar con ellos, y a ambos con sus padres. Los favoritos: aviadores intrépidos y frutalito (cada días más el primero, por eso de sentir que juegan a un juego mucho más grande).

Villa Paletti

REFLEXIÓN FINAL

Cada día más padres, cada día más niños.

Hoy no nos lo creíamos. Tras dos semanas un poco más paradas, esta semana llenamos las cuatro mesas en los primeros quince minutos. La gente no paraba de venir, o se iban y venían nuevos. Ha sido increíble, y nos encanta que pase esto (por duro que sea al principio).

Nos encanta como (ya que casi todas las semanas traemos novedades) los niños se incitan entre ellos a probar con los que no vinieron las novedades de la semana pasada. Se comentan entre ellos lo mucho que les gustó, se lo explican, o nos piden que se lo expliquemos, y se pican a jugar. Sin duda, es un gustazo.

Veníamos hoy pensando que estos niños con los que jugamos han probado más juegos distintos que la mayoría de niños de Cartagena, y pensábamos lo chulo que hubiera sido tener tantas oportunidades de jugar con esa edad. Nos sentimos bien, y seguro que al menos uno o dos de los niños acaban siendo jugones cuando crezcan.

Aviadores intrépidos

¡Hasta la próxima entrada!

8 thoughts on “Jugando en la biblioteca (XIV)

  1. Genial el post, me alegro mucho por la afluencia, y se nota al leerlo que está siendo una iniciativa con mucha acogida. Gran labor la que llevais a cabo, una medalla metafórica para vosotros, seguid así.

    Saludos

    Me gusta

    1. Lo llevábamos al principio, pero nos resultaba imposible al final. Realmente es de cabeza, con eso de ir aprendiéndote los nombres y las caras, y de enseñarles a jugar se te quedan (aunque alguna partida siempre se nos olvida).
      Lo hacemos de memoria y contando en momentos en los que vemos que hay más afluencia.
      La verdad es que si eres fijo, incluso preguntamos si le han pasado algo, o por qué no han venido, y lo comentamos con ellos. Ya son como colegas del club, y nos interesamos. Siempre echamos de menos las caras que no vienen.

      Me gusta

      1. Lo decía porque si la cosa sigue así, supongo que, o la biblio os da mas mesas, o tendréis que empezar a utilizar algún sistema de criba de algún tipo (si no lo estáis usando ya).

        Me gusta

      2. Por ahora la única criba es la edad. Menores de 6 años no juegan solitos, si quieren jugar con un adulto que se haga cargo de él.

        Aunque la criba por mal comportamiento está empezando a sobrevolar sus pequeñas cabecitas, porque hay alguno que… ains… pobres de sus padres

        Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s