Jugando en la biblioteca (XIX)

¡Hola parejitas jugonas!

Otro día fantástico lleno de gente e ilusión… y niños… cuantos niños.

Hoy nos han faltado algunos de nuestros niños favoritos, pero bueno, han llegado niños nuevos para reponerlos.

Cartel-biblioteca-lunes

Logo planeton Games

La entrada de hoy la patrocina Planeton Games, que se ha ofrecido a enviarnos un juego para poder disfrutar con los de mediana edad. ¡¡Muchísimas gracias!!

JUEGOS NUEVOS

BAKONG

Bakong

Una carrera a lo más profundo de la jungla, con un camino que va mutando y un tesoro que rescatar. Con unos dados, un poco de suerte y mucha maña conseguiremos volver antes que nadie.

El juego consta de un gran puñado de losetas, unas tarjetuchas (que parecen impresas en papel fotográfico) para las mochilas donde llevaremos las joyas y demás instrumentos, peones y dados. Y cartoncillos, muchos cartoncillos.

En el juego recorremos las losetas, lanzando dos dados. Uno de ellos lo usaremos para movernos y el otro para girar una loseta a tantos pasos de distancia como indique el dado. Podemos elegir cualquiera de los dos dados para cada acción, pero debemos realizar ambas.

Es un juego sencillo donde la suerte juega un papel fundamental, pero también ayuda el poder recordar las fichas a las que se les dio la vuelta. El puteo fino está siempre presente, pudiendo ponerlo difícil por donde tu caminas o facilitándote las cosas.

Tenemos unas losetas de tiendas donde podremos comprar objetos siempre que quepan en nuestra mochila. El intentar montar el puzzle en la mochila es un juego en sí mismo. Pero tiene su gracia el tener que dejar cosas atrás para llevar más joyas.

Un juego sencillo que la primera partida ha sido un fracaso (pero la verdad es que el grupo de chicos hoy no estaba por la labor) y su segunda partida con otro grupo ha ido mucho mejor. Impresiones muy positivas en general. Algunos dicen que dura mucho, que si se pueden quitar losetas del juego para que sea más corto. En general les ha hecho gracia lo de la mochila (la llamamos la mochila de Dora la Exploradora).

Podéis comprar en la página de Planetón Games: Bakong

JUEGOS QUE REPITEN

Después de muchas, muchas, muchas peticiones por parte de una de las fijas en la biblioteca, hemos vuelto a traer su juego favorito: “Polilla Tramposa”. Tenía unas ganas grandísimas, y ha costado un poco sacarlo a mesa, ya que a nadie le apetecía probarlo o jugarlo. Menos mal que al final ha conseguido encontrar un grupo (con un poco de ayuda de nosotros) de nuevo jugadores que estaban dispuestos a jugar a lo que fuera. Sin duda, se lo han pasado bien. Y se le da de vicio jugar. Con una cara inocente, las cartas vuelan de su mano sin que te des cuenta.

Polilla Tramposa

La Jenga y el Frutalito han salido hoy con un grupito muy especial de niños de 5 años y sus papás. La Jenga siempre triunfa, sin duda, y el frutalito no tiene rival con los más pequeños.

Otro que el pobre no para de rodar por el suelo es el Ligretto. Mira que es difícil que aguanten los dados sobre la mesa sin que caigan ni una vez. Pero creo que eso pasa incluso con los más grandes.

REFLEXIÓN FINAL

Hoy ha ocurrido algo curiosísimo. Tres niños nuevos han venido a la biblioteca. Esto no tiene nada de raro, excepto que los tres eran hermanos… y trillizos. Sí, tres trillizos (díganlo sin atragantarse) han llegado a la biblio dispuestos a darlo todo.

Les he explicado un juego a los tres, y cada uno ha necesitado de un tiempo diferente de reacción para poder asimilarlo. Y eso es lo que me ha hecho pensar. Muchas veces tomamos a los niños de la misma edad como que tienen una capacidad similar, pero podemos equivocarnos (yo me he equivocado, principalmente) cuando tomamos eso por algo normal. Igual que ocurre con los adultos, que algunos necesitan de más tiempo (o de MUCHO más tiempo) para comprender un juego, algunos niños, indiferentemente de la edad que tengan, precisan mucho más tiempo que otros. Y eso que estos tres tienen un entorno similar.

Cuando trabajas con muchos niños, tiendes a generalizar en lugar de individualizar para facilitarte un poco el trabajo de categorizar juegos por edades, pero muchas veces estaremos equivocados y los niños pueden pasar una experiencia menos agradable que si tuvieran en las manos un juego más adaptado a ellos, no tanto a su edad. Y eso es tanto para niños que precisan de juegos más complicados como al contrario.

¡Hasta la próxima entrada!

3 thoughts on “Jugando en la biblioteca (XIX)

  1. Hola y no puedo darte más que las gracias por esta reflexión final que haces, ya que me hace darme cuenta de la poca paciencia que tengo a veces con mi hijo cuando juego con él y pretendo que aplique las reglas y juegue como si fuera un adulto, como si el ser adulto te hiciera jugar o entender mejor un juego. Asi que nada, por lo menos esta reseña va servir para que yo intente tener más paciencia. Un saludo.

    Me gusta

  2. Hola!

    Parece mentira: la próxima será la entrada número XX de Jugando en la Biblioteca!

    Espero que los papás sepan apreciar la preciosa labor que hacéis, la verdad. Ganas me dáis de montar un lío semejante en la biblioteca de mi barrio…menos mal que luego duermo un poco y se me pasa….XDDD

    En cuanto a esto de la edad de los niños es que me ha pasado muchísimo a mí con mis hijas. He intentando explicarles juegos “sencillos” siendo demasiado pequeñas, en mi afán por “hacerlas jugonas”, y no puede ser…y además es que, aunque tengan la misma edad no tienen ni los mismos gustos ni las mismas capacidades. Yo tengo la misma edad que mis amigas, y no nos parecemos en nada en muchas aficiones.

    Los adultos que no tratamos con niños a diario o no pasamos “auténtico tiempo” con ellos: hablando con ellos, haciendo cosas con ellos, discutiendo también con ellos (alucino con sus contestaciones, sus puntos de vista, sus personalidades) conociéndolos DE VERDAD COMO PERSONAS (y no sólo viendo tele, callados, cada uno con un móvil o Tablet, en fin….), no nos damos cuenta de que los niños no son LOS NIÑOS: un rebaño de personitas pequeñas con camisetas de colores y pelos diferentes…

    Son personas, muy diferentes entre ellos. Igual que nuestros primos son distintos, nuestros cuñados, nuestros compañeros de trabajo, nuestros abuelos…con cada uno compartimos una cosa distinta. Hay grupos de tu vida que no puedes mezclar entre ellos, porque son agua y aceite.

    Con los juegos es igual: con algunos conocidos nunca podremos jugar a nada, hay que aceptarlo. Con alguno podremos echar un Pictionary algún día puntual. A lo mejor descubres que a un abuelo le encanta el ajedrez. A lo mejor con tu pareja, que la quieres muchísimo, no podrás jugar más que cositas pequeñas, y sin embargo un compañero del club es tu alma gemela de juegos de mesa….

    Los niños son cada uno de una manera, vaya. (menudo rollazoooooo).

    Un abrazo, chicos.

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s