Jugando en la biblioteca (XXIV)

¡Hola parejitas jugonas!

Llegamos para la antepenúltima biblioteca, con una nueva bibliotecaria (vaya, sorpresa!) y muchas ganas como siempre.

Cartel-biblioteca-lunes

JUEGOS NUEVOS

DIXIT

Dixit biblioteca

Era uno de los que no podían faltar, pero hemos tenido que esperar hasta casi el final para traerlo. Un juego que a mi me encanta y Fayzah… lo acepta. Y bueno, creo que casi todo el mundo ha oído hablar de este juego y de cómo se juega, así que no me entretendré mucho de explicar las reglas. Vamos a disfrutar mejor con las impresiones.

Este juego ha venido después de una partida de Water Lily bastante… digamos que no les ha gustado nada de nada a este grupo. Se aburrían muchísimo. Una lástima, pero vamos al tema. Tras ese fracaso de partida, como eran cuatro jugadores, se nos ha ocurrido que sería bueno sacarles el juego… por cambiar algo. TRIUNFAZO.

Es más, como ahora vienen bastantes menos (y muchos se cuidan sólos) he podido sentarme con ellos (mientras Fayzah llevaba otras partidas) y probar el juego con la imaginación infantil. No ha salido tan, tan bien como esperaba (uno de los jugadores era demasiado pequeño y decía lo que veía en la carta literalmente) pero me he divertido muchísimo, junto con ellos que estaban deseando repetir (por desgracia, se tenían que ir pronto). Un juego que necesita su grupo, su edad y sus ganas, pero que si se unen, es uno de los mejores juegos que puedes jugar. Los niños tenían entre 10 y 11 años (menos el chiquito que tenía 6, pero era el hermano pequeño y no podíamos dejarlo tirado).

JUEGOS QUE REPITEN

Como ya he dicho antes, el Water Lily ha repetido dos veces. La primera fatal, de verdad, se han aburrido muchísimo. La segunda con otro grupo bastante mejor. Sólo dos jugadores la segunda vez, eso sí.

Ha habido un momento en el que sólo ha habido un grupito de 5 niñas, por lo que nos hemos podido sentar ambos para jugar todos juntos. En ese grupo hemos probado el Gobbit (un poco lioso para algunos), el Tweegle (menuda rapidez de algunos niños) y el Ugah Bugah (difícil, difícil incluso con niños, pero entre adultos cachondos tiene que ser un disparate).

Por otro lado, el grupo de pequeñines como siempre han probado todos los juegos infantiles que tenemos hasta que ha perdido una partida una de ellas, se ha enfadado y se ha desecho el grupo. Por cierto, mirad que altura han conseguido en el Animal sobre Animal:

Animal sobre animal

 

REFLEXIÓN FINAL

Es una lástima el perder a gente, el ver que algunos niños ya no vienen, no quieren jugar o no pueden venir (no sabemos las razones, pero algunos ya se han cansado de los juegos). Pero nunca hay que mirar sólo lo malo, sino que tenemos que intentar centrarnos en lo positivo. Y siempre hay algo positivo. El poder sentarte con ellos, montar grupos y jugar todos juntos es un gustazo, la verdad.

Muchísimas gracias por las ideas de la semana pasada que nos comentasteis. Seguimos pensando cómo hacerlo, porque algunos vienen más tarde, otros más temprano, van y vienen. Como es una actividad abierta sin obligación, nos cuesta montar un grupo fijo que se quede o venga a una hora fija.

Y aunque algunos se vayan, muchos siguen con nosotros disfrutando cada semana y obligando a sus madres a jugar.

La semana que viene será la penúltima. Nos va dando pena ver el final, pero así son las cosas.

¡Hasta la próxima entrada!

4 thoughts on “Jugando en la biblioteca (XXIV)

  1. A esas edades normal que algunos se cansen. Muchas veces pienso que quizá disfruto tanto los juegos precisamente porque he pasado etapas en las que estaba en otra cosa, como por ejemplo videojuegos.
    Competir contra el fifa y los modos de juego online es mu duro (por seguir con el ejemplo). Muchos se hartarán de eso, tendrán “su ración”, y recordarán aquellos juegos que una vez jugaron y pensarán en retomarlos. Quizás.
    Lo importante es que la semillita jugona ya esté plantada.

    Saludos y ánimo😉

    Me gusta

    1. Lo que también creo que pasa, es que llega el buen tiempo. En invierno a las 18 es casi casi de noche, y pasar un rato jugando en la biblioteca es una buena alternativa a quedarse encerrado en casa. Pero ahora, con el solecito , los niños ( o las madres..) prefieren irse al parque.

      Me gusta

      1. Es un buen motivo. No se nos había ocurrido, pero es cierto, ahora apetece más la calle que encerrarse… bueno, al menos para los niños :p

        Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s