6 Diferencias entre jugar en lo público y en lo privado

¡Hola parejitas jugonas!

Los que nos seguís por twitter habréis visto que hace poco montamos en la Casa del Libro una actividad que resultó… bueno, digamos que no salió como queríamos.

Los que nos sigáis por la calle sabréis además que llevamos unas cuantas semanas (unas 15 ya) trabajando en la misma librería mostrando los juegos que tienen en el local a la gente que se pasa a ojear y tiene tiempo en sus manos que perder.

Cartel-Libreria

Pues sí, hemos estado varios meses montando dos actividades de juegos a la semana. La de la Casa del Libro no la comentábamos en el blog porque es bastante repetitiva, y muy similar a la otra.

Y a su vez es bastante distinta. Aquí os dejamos una lista de cosas que la hacen tan distinta.

1-      Vas a repetir el mismo juego, muchas, muchas veces

¿Cuántas veces hemos explicado el Dobble? Si dijera que lo hemos enseñado 2000 veces, nos quedaríamos bastante largos, porque es una exageración. Pero que lo hayamos explicado 50 veces no es ninguna absurdez.

Dobble para nosotros es EL JUEGO de iniciación. Es un juego que se explica en un minuto, y en dos minutos estarán probándolo. Es sencillo, llamativo (¿cartas redondas? MAGIA), tiene una lata para hacer ruido y ocupa poca mesa. Eso sumado al rango de jugadores lo hacen perfecto.

Normalmente nos ponemos a dar vueltas alrededor de las mesas, buscando posibles jugadores, moviendo la lata en la mano y diciendo: ¿Quieres jugar? ¿Quieres jugar?

Y lo juegan, y lo juegan y lo juegan… y a todo el mundo le encanta. Se quedan SIEMPRE encantados con el juego.

 

2-       Tienes un catálogo limitado a lo que traigan los otros

¡Vaya! ¡Han traido un Laberinto Mágico! Pues a jugar con la copia nuestra.

¡Vaya! ¡Han comprado el juego! Fantástico.

¡Vaya! No han vuelto a traer el juego… vaya…

Aquí había antes una torre de Dobble’s….

 

3-      Ni se te ocurra querer jugar a algo largo

En la tienda tienen un buen puñado de juegos, pero claro, la actividad es de dos horas, por lo que tienes que excluir en Agrícola, Juego de Tronos 2ª Edición, Señor de los Anillos Lcg y demás juegos o muy largos o que requieran preparación previa.

Y es que la gente que va por la tienda no viene a jugar (no todos, al menos), sino que viene a mirar libros y comics. Luego por casualidad, dos chicos están en unas mesas al fondo junto a las cajas de Lego, cajas de manualidades y algo que parecen “juegos de mesa” esperando expectantes que los mires a los ojos para engancharte a una partida. Y si ves que tienen tiempo, se sientan contigo un rato. Pero claro, su objetivo no es estar aquí dos horas (como era la actividad de la biblioteca), sino que es mirar e interesarse un poco por lo que tienes entre mano. Es por ello que los fillers son lo que más vende en la tienda. Eso y los familiares. Pero con las familias que vienen a jugar hay un nuevo problema.

 

4-      Nunca tienes suficiente para todas las edades

Si un día traes 15 juegos, seguramente no lleves más de 1 o 2 para niños menores de 5 años, quizá 3 para niños de 6 o 7, luego unos pocos para los niños, pero no tan niños, y luego alguno para adultos. Pero como alguien se siente un rato más largo, te quedas repitiendo juegos varias veces, como es normal, intentado explicar a los pequeños que X juego o Y otro no están adaptados a su rango de edad.

La de veces que hemos jugado al “Escalera de Fantasmas” porque era el único que podía jugar una niña peque de 4 años, un niño de 6 y los dos papás. Es que es complicado que toda la familia juegue sabiendo a lo que juega y puedan competir.

 

6-      Lo que importa al final del día es vender

Y aunque no es nuestra prioridad, sí que lo que se busca es que la gente venga, pruebe y se lleva material, porque con eso mostramos lo que gusta la afición y la de gente que comienza a probar cosas nuevas y así animas a la tienda a traer más juegos.

Por si tenéis curiosidad, los juegos que más hemos vendido allí han sido Rory Story Cubes y Dobble.

 

Y mola mucho cuando un niño venía de la tienda a la biblio a probar aún más juegos y seguir divirtiéndose por las tardes.

Así que ya sabéis, si os apetece echaros alguna partida  y vivís en Cartagena o cerquita, pasáos los sábados por la tarde de 6:30 a 8:30 por la Casa del Libro del Parque Mediterraneo a jugar con nosotros. Nos encanta conocer a mucha gente nueva y jugar tanto con niños como adultos. Y es gratis, totalmente gratis.

Nosotros seguimos pasándolo pipa jugando donde sea.

¡Hasta la próxima entrada!

5 thoughts on “6 Diferencias entre jugar en lo público y en lo privado

  1. Vaya, algo así se me ocurrió montar a mí en la única tienda un poco especializada que hay en la ciudad, le propuse al tio montar algo de esta índole y muy amablemente me dijo que solamente se podía hacer un determinado día a una determinada hora, tampoco mostro mucho más interés así que me retire del proyecto y ahí está el con sus juegos sin tener ni idea de lo que vende…

    Un artículo muy chulo.

    Me gusta

  2. Nos identificamos con lo que habéis escrito🙂 Llevamos tres años haciendo este tipo de eventos en todo tipo de escenarios, nos lo pasamos muy bien y la mayor parte de la gente se comporta de forma estupenda…pero hay anécdotas de todo tipo. Todavía recuerdo con horror la escena de la cerveza derramándose encima del SET, de unos niños cogiendo las fichas del Viva Topo con las manos llenas de mermelada, lo pegajoso que puede llegar a ser el algodón de azúcar o las babitas de un bebé que decidió usar una pieza como mordedor… Ahora siempre llevamos un paquete de toallitas húmedas cuando salimos por ahí.

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s