Jugando en la biblioteca (XXXV)

¡Hola parejitas jugonas!

Esta semana la verdad es que lo hemos pasado muy, muy bien, aunque ha sido agotadoramente divertido.

Logo-biblioteca

b1f4d-banner-dimento-games-interblogs

Muchas gracias a Dimento Games por echarnos una gran mano en la actividad de esta semana. Echadle un ojo al Outlet de juegos que tienen ahora mismo. ¡Corred antes de que se acaben!

JUEGOS NUEVOS

SOPA DE BICHOS

Biblioteca Peral: Habiendo jugado al anterior, entienden bien el juego. Pero habiendo jugado al anterior, se equivocan con verduras del otro juego. No acaban de pillar bien la variante del sorbo.

Biblioteca los Dolores: Más o menos lo mismo que en la anterior biblioteca.

Biblioteca Ramon Alonso: Lo pillan bien y les gusta poder probar un juego similar pero distinto. Quieren mezclarlo todo, pero les decimos que le quita la gracia porque se repetirían menos. Al menos buscan ideas para mejorar sus juegos, como hemos hecho todos.

Biblioteca La Palma: No les gusta más que el otro. Prefieren el otro porque ya lo conocen. Son escépticos de las nuevas cosas.

OPINIÓN PERSONAL: Es exactamente igual que la ensalada… pero si tuviéramos que elegir, nos quedamos con la ensalada. La variante de sorber no se queda tan fija en el cerebro y es un poco más… ¿aburrida? No nos gusta esa forma. Pero vamos, es el mismo juego… pero no.

DIEGO DRAGO – MINI

Biblioteca Peral: Vinieron niños pequeños, así que pudimos sacarlo. No creo que terminaran la partida cuando nos pidieron un juego nuevo.

Biblioteca los Dolores: Probando con niñas de un año más (ya 5 años). Cuesta mucho poner las canicas, se frustran y lo abandonan.

Biblioteca Ramon Alonso: Las canicas cada vez se caen más, no entienden lo de “apostar” a ver si son capaces de “adivinar” cual quería el jugador sacar. Prefieren intentar (por alguna razón) adivinarlo ANTES de que intente meter la bola.

Biblioteca La Palma: Las canicas se van colando cada vez más rápido. Son dos con dos mamás. A un niño le gusta, pero al otro no (aunque llevaba un día algo negativo), así que lo deja a un lado. Se juega un rato, pero vamos, se acaba abandonando por otros juegos conocimos.

OPINIÓN PERSONAL: No hemos jugado a su versión grande, y tiene muy buena pinta, pero esta versión… no. No mola porque el apostar lo de meter la bolita en un espacio tan pequeño, el tener que equilibrar las bolas (que creemos que se va combando la caja cada vez, porque cada vez cuesta más hacerlo). Vamos, es sobretodo el tener que preparar todo antes de jugar. Para los pequeños (que es para quien va este juego) no va bien. Se aburren. Los adultos se aburren también. No nos ha gustado mucho, la verdad.

COMENTARIO FINAL:

En la biblioteca del Peral tuvimos nuevos niños, con muchas ganas de jugar. Pero muchas prisas y corriendo sin parar. De un grupo que vino cada vez vienen más, lo cual ramifica nuestras conexiones y atraen a nuevos jugadores. Un gustazo. Como anécdota, ha llegado un grupo de niñas (aunque se traen a algún niño) que son un poco… mean girls, pero de 8 años,  son granujillas. Una de ellas (cuando al final me pude sentar) me dijo:

-Pues… casi me gusta más jugar contigo que con ella.

– Pues díselo a ella.

– No… mejor no…

Y mira que Fayzah es un amor enseñando juegos, y ha conseguido llevarse tremendamente bien con el grupo de “las grandes” del Peral. Tanto que ellas prefieren a Fayzah que a un servidor. Ains… si será que no somos majos ni ná.

La biblioteca de Los Dolores se está convirtiendo (aunque casi desde el principio lo es) en la que más jóvenes reúne en total. Casi todos los integrantes rondan los 5 y 6 años, por lo que los grupos está muy definidos para esa edad. Cuando uno de los chicos de 8 años se ve sólo, el pobre se tiene que aguantar jugando con uno de nosotros, pero claro, no hay tiempo para sentarse todo el rato sólo con un jugador, así que mucho tiempo se lo pasa esperando entre explicación y explicación. Lo sentimos, pero si faltan niños de tu edad, no hay mucho más que podamos hacer. También digamos… que el niño no se ha hecho de querer entre la gente de su edad que ha venido, pero ese es otro tema.

Como siempre en Ramon Alonso Luzzy tuvimos un lleno total, con muchos pequeños, medianos y grandes. Los papás se quedan allí ayudándonos a controlar a sus criaturas (e incluso a las criaturas de otros) y resultan un alivio para que podamos explicar más juegos a más gente. Por lo único que nos sentimos mal es por robarle las mesas de estudio a esos niños responsables que no quieren jugar y que tienen que hacer deberes. Lo sentimos… pero no mucho.

Este día en la Palma vinieron (se ve que por recomendación de uno de sus amigos) cinco niños nuevos. TODOS con ansias de probar este místico juego llamado “Ritmo y Bola”. Os lo comentamos en semanas pasadas, pero quizás no dejamos una cosa clara: el juego precisa de la supervisión de un adulto. Los niños hacen trampas y se pelean a la más mínima. Además, el grupo tiene que estar dispuesto, nivelado y ser capaz de seguir el ritmo.

Hasta este día no había visto JAMÁS a un niño llevar el ritmo tan mal, y menos a un montón. No sabía que niños de 8 y 9 años no fueran capaces de seguir el ritmo de “golpe, golpe, palmada” de manera consecutiva y uniforme. Y mira que no creíamos que fuera difícil, pero madre mía, sí que lo fue. Así que imaginaos la situación: llegamos, tres grupos esperando juegos, nos vamos a explicar, y cuando intentamos explicar este juego hay UN PARÓN enooooooooorme para poder hacer que repitan el ritmo. Si no puedes llevar el ritmo, el juego este no tiene sentido. Así que los niños diciendo: ¡PERO VAMOS A JUGAR YA!, y nosotros en plan: Esperaaaaaaaaaaos, que hay que dejar claro los conceptos básicos…

Os podéis imaginar la partida. Un desastre total. Y un cansancio con los niños de la actividad. Los nuevos que vinieron eran mandones, pidones y gruían ante la más mínima cosa que no les sentaba bien. Cuando sacamos el “Dungeon Raiders” (que nos ha resultado sencillo y jugar mientras que los jugadores estén dispuestos), tuve uno de los pocos enfados que he tenido en la actividad. Un jugador primero de todo, nada más empezar diciendo: no me entero, me aburro, cómo se juega, no me entero… Eso ya te pone de los nervios, sobretodo cuando te acabas de pasar 10 minutos explicando las mecánicas iniciales, para comenzar bien pero rápido, y ya irás explicando detalles durante el juego. Después de acabar el primer pasillo comenta: me aburro, vamos a coger otro… Y SE LEVANTA. No puedo, le dije que por favor, buscara otra mesa, porque en esta íbamos a terminar esta partida.

Pero es que la situación seguía con otro de los jugadores, que no paraba de mover las cartas de los compañeros, quitarles fichas, tirar cartas al suelo, gritar aburrido, no prestar atención… cuando en una de estas tiró (espero que sin querer) un cubo al suelo, y desde el suelo empezó a pegarles en las piernas a sus compañeros, se acabó. No aguantaba más con este niño. Le quité las cartas y le dije muy claramente: No acepto este comportamiento en la mesa de juego. No juegas más esta partida. Puedes hacer otras cosas, pero si sigues así, no seguirás jugando en las actividades.

Se quedó mucho más tranquilo el resto de la partida, y tras ver que parecía haberse calmado, se le invitó a seguir jugando, siempre que se comportara como era debido. No dio más problemas durante el resto de la tarde. Un poco de mano dura de vez en cuando obra milagros. Esperemos que no se repita, pero si ocurriera, quizás el castigo no se le impugne tan fácilmente.

Como toque alegre, uno de los niños del grupo de los pequeños venía tosiendo de vez en cuando. Cuando le pregunté si estaba malito me contestó la madre:

Esta mañana no ha ido al cole, pero me ha dicho: mamá… al cole no, ¿pero podemos ir a la biblioteca si me pongo mejor a jugar?

No tienen jeta ni ná los chavales.

¡Hasta la próxima entrada!

3 thoughts on “Jugando en la biblioteca (XXXV)

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s