Juego de hoy: Póquer de bichos

¡Hola parejitas jugonas!

Hoy vamos a hacer una de esas reseñas tan extrañas en las que metemos una forma de poder jugar a dos jugadores a uno de esos juegos que en un principio no lo permiten. Sí, lo sabemos, no hacemos casi ninguna de esas, pero la verdad es que la variante de este juego nos ha conquistado, tanto que ahora lo sacamos a la más mínima oportunidad. Hoy jugamos a Poker de Bichos.

Nº Jugadores: 2 a 5

Creador: Jacques Zeimet

Tiempo de juego: 10 minutos

Editorial: Devir

Empaquetado: Las cajitas de bichos vienen siempre bien. Hueco, un inserto y una baraja. Ni más ni menos, y encaja perfectamente con el resto de la serie.

Vale, a ver cómo lo ponemos. Las reglas originales de este juego son… aburridas. Sin más. Para nosotros, jugar a este juego con las reglas que viene en la caja no tiene sentido, ni con tres ni con ocho personas.

Las reglas originales son muy sencillas. Coges una carta de tu mano, la pones bocabajo en la mesa y dices qué es (puede ser verdad o mentira). La pasas a un jugador. Este jugador debe decidir si es verdad o mentira. Si cree que es mentira, la levanta y dice si es verdad o mentira. Si acierta se la lleva el jugador que la lanzó, si falla, el que ha levantado. También puede levantar la carta, mirarla, volverla a colocar en la mesa y repetir la acción con otro jugador que aún no haya visto la carta. Así hasta que alguien se la lleve o queden sólo dos jugadores. Cuando un jugador tenga uno de cada bicho de la baraja (hay 8 bichos en la baraja y 8 de cada) o cuatro iguales, se va. También te vas si se te agota la mano.

Es un pestiño, la verdad. Lo hemos jugado bastante y con nadie lo hemos podido disfrutar. O bien les da miedo mentir, o bien ponen mala cara, o bien no lo entienden (los niños, principalmente).

Hartos de ver la baraja sin usar, limpia e inmaculada (el peor signo para un juego de una biblioteca, ¡significa que no gusta a nadie!) se nos ocurrió “inventar” una variante. Y no es inventar, porque estaba ya todo inventado. Ha sido más bien, aprovechar los componentes para jugar a otro juego, pero la combinación ha dado un estupendísimo resultado con todos los que hemos jugado.

Son preciosas las cartas… (Foto de la BGG)

Cogimos la baraja, y comenzamos a jugar al mentiroso con ella. El mentiroso es ese juego de cartas de toda la vida en el que vas aumentando la pila central de cartas con más cartas, hasta que un incauto cae en la trampa y se lleva el montón. Con las partidas hemos ido perfilando un poco el sistema para el juego:

Se entregan cinco cartas a cada jugador. El primer jugador (elegido al azar) saca de 1 a 3 animales iguales (puede ser mentira) bocabajo sobre la mesa. El jugador a su izquierda puede levantar las cartas si cree que es mentira (siguiendo las mismas reglas que el juego de cartas de toda la vida), o continuar la cadena si cree que es verdad o quiere quitarse cartas. Para ello, coloca de 1 a 3 cartas del mismo animal que dijo el anterior jugador (puede ser mentira) sobre el montón. Se sigue la cadena hasta que alguien levanta las cartas o hasta que alguien no puede poner más cartas, en cuyo momento DEBE levantar las cartas del centro. Al finalizar la ronda, se recupera hasta tener cinco cartas en la mano.

Esas cartas que se lleva el jugador se quedan acumuladas frente al él. En el momento en el que tenga CINCO animales iguales o uno de cada, se va de la partida. El jugador que quede en pie gana.

El tener a un jugador bajo las cuerdas con cuatro arañas y colarle entre las mentiras una araña para exterminarlo por completo es divertidísimo. Los faroles se van acumulando y cada vez cuesta más tomar el riesgo de levantar una carta. Se sufre y ríe con cada mano. ¡Y SE PUEDE JUGAR A DOS! (Obviamente, no hemos inventado nada nuevo). Además, como es un juego que medio conocen casi todo el mundo, la adaptación es sencilla, y les gusta ese “plus” que lleva.

Y sí, es un juego de toda la vida con otra baraja y alguna mínima regla más, pero oye, ahora nos ha hecho disfrutar de estas cartas que padecían frío sin el sobeteo de manos ajenas.

Esperemos que os guste y si tenéis alguna duda sobre cómo se juega, no dudéis en preguntar por los comentarios.

Opinión de Fayzah: Con las simples modificaciones para convertirlo en un simple mentiroso donde coleccionar cartas es malo ha mejorado mucho. Por su sencillez, es fácil de explicar, se entiende rápido y ahora es DIVERTIDO.

Opinión de Farko: A mi ahora me encanta, y el otro me dejaba frío. Lo paso muy bien poniendo cara de póquer delante de los demás, o intentando averiguar las mezquinidades de mis compañeros de juego. Nada más que para esta variante, yo pillaba una baraja (ya lo ha hecho alguno de los que se la hemos enseñado).

Enlace del juego original en la BGG

¡Hasta la próxima entrada!

3 thoughts on “Juego de hoy: Póquer de bichos

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s