Juego de hoy: ONUS!

¡Hola parejitas jugonas!

Todos aquellos que seguís el blog con asiduidad sabréis que estuvimos un buen año y medio viviendo en la magnífica y preciosa ciudad de Cartagena. En su casco antiguo podemos apreciar montones de ejemplos exuberantes de la cultura romana, dominante en la zona por causa del puerto de marras, que atraía a cada maldita civilización que conocía los barcos.

Y si bien la mayoría de lo que se encuentra es romano, no olvidan su comienzo como Qart Hadasht, nombre otorgado por Asdrúbal, el padre de Aníbal. Desde la llegada de los Cartagineses hasta la conquista romana no pasaron más de 23 míseros años, que tuvieron que aguantar defendiendo sus murallas (de las cuales se conserva una parte) hasta que un día de marea baja y un chivatazo oportuno (unido a un buen montón más de cosas, como que Aníbal había tomado la ruta más larga y había dejado desprotegida su ciudad) hicieron de la antigua Qart Hadasht la Cartago Nova que un día daría lugar a Cartagena.

Las guerras púnicas son un motivo que nos fascinó durante nuestra estancia allí. Las fiestas y celebraciones varias que se realizan en Cartagena, con ejércitos marchando por las calles, representaciones para conocer la historia, y una épica batalla en vivo para dar final a la guerra, son sin duda un aliciente maravilloso para querer conocer todo lo que tenga que ver con ambas culturas y su estancia allí. Y si encima, a esto le añadimos que Anibal fue a dar con Himilce, reina de Cástulo (que está a poquito de Linares, y que guarda gran cariño para nosotros), pues apaga y vámonos. Ya nos tenían enganchados.

Cuando conocimos el juego ONUS! Y vimos la temática, sabíamos que tarde o temprano acabaríamos jugándolo. Y es un wargame de cartas (pero que hacen las veces de miniaturas), que iremos moviendo por el tablero para dar estopa y pana a todo el que se cruce por nuestro camino.

Así que sin más dilación, hoy jugamos a ONUS! Roma VS Carthago

Nº Jugadores: 1 a 4 (siendo 1 una variante muy completa y 3 un apaño).

Creadores: Alvar Sanz y Luis Álvaro Hernández.

Ilustrador: Ramsés Bosque.

Tiempo de juego: 1 hora, hora y media, depende mucho de los jugadores, los puntos del ejército o la campaña.

Empaquetado: Una caja que no ocupa mucho para un juego muy grande. Los componentes caben bien en el juego, sin dejar demasiado aire. Todo chachi.

En el juego, cada jugador (o par de jugadores) representará un ejército de cartagineses o Romanos, en una de sus épicas batallas por la conquista de diversos territorios.

Componentes del juego. Foto cortesía de BGG

En el juego, en lugar de traer bloques de miniaturas, que digamos que encarecerían bastante el juego, nos trae cartas con unos dibujitos en vista cenital, para hacernos a la idea. Además de esto, tenemos las cartas de EVENTO/ORDEN (cartas partidas por la mitad, que sirven para ambas funciones) un buen puñado de contadores, cuatro dados normalitos, un saco y dos reglas de cartón que nos vienen de lujo. Las reglas son de 15 centímetros (siendo en el juego 5 centímetros una Unidad de Distancia (UD), así que vienen divididas en tres partes, para representar tres UD. Muy buen detalle.

Una vez conseguimos una mesa de salón o tabla que cumpla las medidas exigidas (idealmente, 100×90 cm, dejando 10 centímetros de margen por todos lados, y separando los dos ejército 45 centímetros), colocamos nuestros ejércitos (que miden 5 centímetros de ancho) en una fila doble (como máximo) a lo largo del ancho de la mesa, dejando una ligera separación entre ellos (2 o 3 centímetros, pero va un poco a ojímetro). El ejército se coloca bocabajo, y luego se levanta simultáneamente. Se coloca el general que hayamos elegido (o que venga elegido por la campaña) en una de las unidades, se nos entregan tantas cartas de EVENTO/ORDEN como ese general indique, y andando. A darnos de mamporros.

La mejor parte sin duda, es la gestión de la mano. Las cartas tienen un doble valor, como carta de orden y como carta de evento.

Al comienzo de la ronda, sacaremos una o más cartas de orden para activar nuestras unidades, siempre que estas cartas de orden no sean redundantes, es decir, no se apliquen dos veces sobre la misma unidad. Esto comienza a desgastar nuestra mano de cartas, que solo se repondrá con 1 al final de la ronda, o 3 si no hemos jugando ninguna carta, ni como orden ni como evento.

Luego, en cada combate (que es básicamente, cada vez que una formación pega una tollina a otra) se sacará al azar una carta de evento de la baraja (para comprobar las condiciones específicas de esa batalla) y luego los jugadores pueden jugar cartas de evento adicionales (1 por jugador) para añadir más elementos que tener en cuenta.

Esto hace que nuestra mano se va reduciendo paulatinamente, y que una gestión correcta es la clave de nuestra victoria o nuestra derrota. Las estrategias tácticas que nos da la mano son innumerables, y hacen de cada partida algo diferente, incluso jugando el mismo escenario o escogiendo los mismos ejércitos.

Con respecto a la creación de los ejércitos. Antes de empezar, escogeremos un bando y una condición de victoria (reventar el otro equipo, reventar el 50% o eliminar el general). Con las cartas de ese bando y los mercenarios (que pueden llevar ambos) crearemos un ejército, sin pasarnos del límite de puntos. Esta idea que para aquellos jugadores muy concienzudos con sus juegos les parecerá fantástica, a nosotros nos da pereza. Somos jugadores que repetimos algunas veces un juego, pero no demasiado, y mucho menos lo suficiente para ser conscientes de nuestras elecciones. Pero para ello, los majísimos colegas de Dracoideas incluyen dos cosas fantásticas:

1 – Una lista de un ejército para jugar nada más sacarlo de la caja. GRACIAS. MUCHAS GRACIAS. Así se hace. Ponlo fácil para que el jugador comience a ver las mecánicas divertidas pronto y fácil.

2- Una campaña muy chula (aunque sólo hemos jugado un capítulo, eso sí) en la que se te indica qué tipo de cartas podrás coger para cada batalla (limitando el tipo, pero dejándote hueco para elegir), dando condiciones de victoria y localizaciones específicas para imitar ciertas batallas importantes en la historia (aunque no la de Cartagena L). El añadido temático lo han convertido en nuestra versión favorita de las reglas. Jugar una campaña siempre mola más que jugar partidas sueltas, así tienes un motivo añadido para volver una y otra vez a jugar.

Ahora hablamos del combate. En el combate, tenemos dos fases divididas: combate a distancia y combate cuerpo a cuerpo.

En el combate a distancia, comprobamos que tenemos distancia suficiente para acertar a nuestro objetivo. Ponemos la regla en el centro de la carta (en el borde) y miramos si llega a tocar otra carta. Si usas la mitad de puntos de distancia, haces un ataque con cuatro dados. Si usas más de la mitad, un ataque con dos dados. Primero superas la defensa, y luego vuelves a tirar para comprobar cuántas heridas llegas a infringir.

Es muy similar el combate cuerpo a cuerpo, solo que el otro ejército también te da estopa a ti, y puedes salir perdiendo. Para atacar, lanzas tantos dados como zonas de combate ocupes (unas rayas que debes hacer coincidir en las cartas). El máximo será seis, y eso solo si lo hemos conseguido asfixiar por los lados. Lanzamos dados, comparamos defensas, blablablá, pones heridas y cierra.

Luego, cada vez que finalice un combate, el jugador que lo ha perdido lanza moral. Si no consigues sacar igual o menos moral que la que tiene tu carta (menos las heridas infringidas), hieres el batallón. Si vuelve a pasar, rompes la formación, le das la vuelta a la carta y comienzas a correr en dirección a tu base (donde comienzan tus cartas). Básicamente, que te ha dado un pequeño susto y corres a casa. Es divertido golpear por la espalda, eso ya lo avisamos.

Y poco más. Hay algunas reglas más, pero os dejamos que las descubráis vosotros.

Es la primera vez que jugamos un wargame de “miniaturas” con distancias reales, y el resultado ha sido más que agradable. Lo hemos disfrutado muchísimo, sobretodo una vez te acostumbras a realizar todas las fases del combate por orden. Las carta de ayuda y los tutoriales que hay por internet nos ayudaron a meternos rápido en faena, y el juego no es demasiado largo y nunca pierdes interés.

¡A mí los arqueros púnicos!

Si hay algo que no nos gustó al principio es la inestabilidad de las cartas. Se movían un poco al realizar el movimiento y era una faena. Esto se solucionó con un mantel de juego. Las cartas se quedan quietecitas y sin problemas.

Los materiales son correctos, aunque las fundas son necesarias. Los contadores están bien centrados por uno de los lados, y un poco menos por el otro, pero nada horrendo.

No mucho más que decir. Ha sido una agradabilísima sorpresa. Un juego que esperamos que llegue a crecer y a crear expansiones y más misiones (algunas ya subidas a internet por el autor).

Opinión de Fayzah: Ya con el tema me habían ganado, los de turismo ya nos conocían pero no tiene nada que ver que fuéramos 3 veces a ver los monumentos en el mismo mes😀. Aunque al principio asusta un poco tanta regla, la verdad es que están muy bien explicadas y los vídeos que circulan por la red explicando como se juega se agradecen una barbaridad.

Opinión de Farko: Un muy divertido juego de batallas. Se pueden modificar y alterar muchas cosas para hacerlo a tu gusto. Las opciones que ofrece el juego son muy grandes, y para su precio, es una gran compra. No hay mucho negativo que decir del juego, la verdad.

Enlaces de interés:

Página del juego ONUS

Tutorial del autor sobre el prototipo (aunque sirve con el juego final)

Reseña de La tropa Friki

Reseña en LBSK por David Lago

Prerreseña de el Dado de Jack

VideoReseña de Viciados de mesa

Open the Box de 5MPJ

Además de todo esto, DracoIdeas está ahora mismo en un proyecto de crowdfunding nuevo, con un juego similar de batallas, pero ambientado en la segunda guerra mundial, y con otras mecánicas. Echadle un ojo, que quedan pocos días, y ya está en fase de desbloquear stretch goals: 2GM Tactics el juego de la Segunda Guerra Mundial.

¡Hasta la próxima entrada!

2 thoughts on “Juego de hoy: ONUS!

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s