Juego de hoy: ¡Abordaje!

¡Hola parejitas jugonas!

Hoy nos enfrentamos piratas y españoles en una batalla de barcos, donde el saber cuándo y dónde atacar es la única manera de acabar con tu enemigo. Hoy jugamos a “¡Abordaje!”

Nº Jugadores: 2

Creador: César Gómez Bernardino

Editorial: GDM

Tiempo de juego: 20 minutos.

Empaquetado: una cajita chiquitita y muy sólida, eso sí, con una barajita, unos cubitos y las instrucciones. Viene muy bien para nuestras abarrotadas estanterías.

Cabe en la palma de la mano.
Cabe en la palma de la mano.

¡Empezamos!

Bueno, imagino que eso ya lo sabías, porque estás leyendo esto… lo oyes en tu cabeza… me meto dentro de tu cabeza y hablo con una voz que puede ser la mía, o ser la tuya pero la usas para el texto… wajajajajaja… ¡ABORDAJE! Has gritado en tu cabeza, ¿verdad?

Bueno, pues ya que estoy dentro de tu cabeza, podemos empezar. En este juego meterte en la mente del oponente es vital, y no está mal ir calentando antes de jugar.

Puedes jugar de dos maneras: “fácil” y “como el rey pirata manda”, que es con todos los componentes y con un modo asimétrico, como debe ser. Los piratas no se parecían a los españoles… antes.

Es un “card drafting” de esos, lo que significa que se cogen dos juegos simétricos de cartas y se van pasando entre los jugadores, quedándose una cada vez, colocándola de izquierda a derecha, o de derecha a izquierda, según el turno, y luego pudiendo cambiar dos.

Para evitar conocer absolutamente toda la mano del jugador, meten una regla muy inteligente, que en la última vuelta de las cartas, coges dos que se habían apartado previamente, se da una a cada jugador, y se escoge de ahí.

Otra regla interesante para ahorrar en azar y ganar en control, es el poder intercambiar dos cartas entre dos cubiertas (aunque en la versión avanzada solo lo hace el pirata).

Los dibujos de las cartas están bastante chulos. Este parece decir: -Ajá! ¡Te quité la espada con mi ombligo!
Los dibujos de las cartas están bastante chulos.
Este parece decir:
-Ajá! ¡Te quité la espada con mi ombligo!

Las cartas son fáciles de recordar… esto… esto… donde he dejado las reglas… ah, vale, aquí están. Ah, hablando de reglas, está bien que las hayan metido en una cuartilla por las dos caras para ahorrar, pero la verdad es que van apurados de espacio, y se nota. Están bien escritas, pero se las nota apretadas. Bueno, que me voy del tema.

Las acciones a gritos que tienes son:

¡Luchad!: Se hace simultaneo, así que los dos van quitando los cubitos marineros del otro.

¡Al abordaje!: Para embarcar en la cubierta enemiga y quitar a algún indeseable de paso.

¡Fuego!: Lanza un cañonazo y aparta a esos idiotas de en medio.

¡Rechazadlos!: Para evitar que te aborden. Cancela ¡al abordaje!

¡A cubierto!: Evita el fuego del cañón escondiéndote con presteza.

¡Arriba!: Saca más gente de la reserva.

Luego cada carta puede verse potenciada si tu capitán (un meeple de tu color) está en la cubierta donde se produce la carta.

-¡Largo de aquí, truhán! -¡Justo en los cascabeles!
-¡Largo de aquí, truhán!
-¡Justo en los cascabeles!

Con todo esto que os cuento, parece que no, pero tenemos mucho, mucho, mucho juego en esta caja. No me refiero a cantidad, que de eso no, tienes lo que pagas, sino al rato de pensar y calcular, de tener que ver las intenciones del enemigo para contrarrestarlas, viendo a la vez si él no está intentando hacer lo mismo, mientras luego aprovechas para intentar localizar correctamente a tu pirata y ganar las distintas cubiertas. Si te quedas solo en la cubierta enemiga, te la llevas. Ganas si te llevas la mayoría de las cubiertas o, lo que nos suele pasar mucho más a menudo, acabemos matando a la mayoría de los marineros del contrincante.

Los cubitos que pones van importando, y notas mucho cuando pierdes la fuerza en una cubierta. Cuando se te acaban los refuerzos y te encuentras asolados por los otros marineros, es duro darle la vuelta a la partida, o al menos, a nosotros nos ha pasado. Eso no está mal, porque una vez vas para abajo, el juego termina pronto.

Hay cosillas que no nos han gustado, pero principalmente son las cartas de capitanes. Bueno, mejor dicho la ilustración. Las cartas están chulas, pero las de capitán…

wpid-wp-1446610271663.jpeg
Esas caras solo las querría una madre…

El juego tiene una dificultad que al principio no parece que un juego de este tamaño vaya a tener, pero acabas oliendo a flequillo quemado si intentas hacer todo correctamente para aprovechar cada acción. Mola mucho bloquear la jugada del jugador contrario, a la vez de que fastidia mucho cuando te lo hacen a ti.

Opinión de Fayzah: Un juego complejo por todas las posibilidades que tienes, al intentar usar una carta y combarla con las otras cartas que has colocado, intentando ordenarlas correctamente.

Opinión de Farko: Un juego fácil de sacar, pero que va a exprimirte la neurona (siempre que quieras ganar, puedes pasar de eso y jugar al azar y perder).

Bueno, yo me quedo en tu mente mientras sigues leyendo esto en tu cabeza. Se está cómodo aquí. Me alegra que hayas encendido la calefacción mientras leías la reseña.

¡Hasta la próxima entrada!

2 thoughts on “Juego de hoy: ¡Abordaje!

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s