Juego de hoy: Kumo Hogosha

¡Hola parejitas jugonas!

Kumo Hogosha, guardianes del templo de las nubes, son grandes luchadores, vencedores del torneo de la arena rotatoria. Los kumotori vencedores ascenderán como guardianes, los perdedores permanecerán un año más en la tierra. Hoy jugamos a Kumo Hogosha.

pic2606432_md

Nº Jugadores: 2-4 (4 por equipos, hasta que salgan expansiones)

Creadores: Patrick Gere, Nico Pirard

Editorial: Morning Players

Tiempo de juego: 15 – 20 minutejos

Empaquetado: Alucinante, hasta un poco demasiado. Es decir, el empaquetado viene con una funda rígida tremendamente colorida y llamativa (que imaginamos que es para poder cambiar la funda sin tener que imprimir la caja). La caja es grande, tipo Catán, pero viene imantada con un cierre que suena a CLIP. Luego vienen dentro dos bolsillos para las reglas (una calidad de reglas brutal, de calidad de material), unas espumas para proteger el tablero, las piezas, un inserto con hueco para todos más las posibles expansiones de luchadores, todo por dentro colorido y maravilloso. De verdad, se hace hasta demasiado, de lo bonito y la calidad que tiene. Un inserto sobreproducido, si queréis llamarlo así. Para que luego nos quejemos cuando viene un inserto blanco de cartulina.

wp-1465856981517.jpg

wp-1465856996112.jpg

En Kumo Hogosha nos metemos en la piel del entrenador de los sumos aspirantes a la gloria. Cada jugador escoge un equipo (si sois 4, formáis 2 equipos de 2 jugadores) y coge el tablero y los dados correspondientes de su equipo. En el centro de la superficie de juego colocamos el tablero de juego grandote, le colocamos la arena rotatoria y en el sitio indicado, la piedra de balance.

Los equipos de sumos irán jugando sus turnos alternativamente (si jugáis por equipos os dividís las acciones a realizar). Las acciones que se pueden realizar serán:

  • Mover la arena 90º en cualquier dirección
  • Colocar un sumo en la arena, para ello entrará en la fila más cercana a tu área de juego.
  • Mover un kumotori. El movimiento que se realizará será el que está visible en el dado del sumo.
  • Cambiar la cara visible del dado.
  • Liberar un sumo que tuvieras secuestrado.

De estas acciones podrás realizar X, en función de si jugáis 2 o 4, si tienes algún sumo secuestrado, etc.

Además, obligatoriamente deberéis rotar el tablero 90º en cualquier dirección, independientemente de que esto se puede realizar también como acción para girar más el tablero si te hace falta.

El objetivo será derrotar al equipo kumotori rival mediante una gran demostración del dominio que tenemos de las artes komotoristicas, para ello tendremos que sacar la piedra de equilibrio por el lado opuesto a donde se encuentre nuestro tablero personal, empujándola con nuestros sumos. El jugador o equipo que lo consiga será el ganador.

wp-1465857049598.jpg
Acciones

Este juego intenta con demasiadas ganas meter el tema en un juego abstracto. De verdad, os contamos la historia: en un momento de la historia, unos dioses crean una zona excelente para toda la gente que sea dios, principalmente, y luego… bueno… luego ponen un pedrusco en medio de una zona de batalla, y tienen que pelear para convertirse en los guardianes de la gran zona megachachi… buff… mirad, es un juego abstracto, es divertido, pero no, el tema no sobresale para nada.

wp-1465857011896.jpg
Pensar que han ilustrado un engranaje precioso… para que luego lo tape el tablero.

En cuanto a las mecánicas, son sencillas de aprender (X acciones y a ver cómo consigues que la piedra caiga en el lado contrario). El juego es interesante y entretenido, y hay que tener mucho cuidado con tus acciones, no vayas a dejar la oportunidad de una derrota por parte de tu atacante a su alcance. La mecánica de darle la vuelta a los dados para cambiar la acción es buena, aunque se hace un poco molesto buscar la cara que necesitas. No se hace tanto como para que nos de rabia, pero sí es algo que (aunque es una solución a un problema) no nos acaba de enamorar.

wp-1465857035385.jpg

Los componentes son de una calidad excepcional. La piedra central es pesada y preciosa, y los dados coloridos, enormes y de madera (aunque un poco indentados hubiera estado bien, no creemos que se borre, pero hubiera estado bien). El tablero es grueso y el sistema de giro funciona como la seda. Es un juego BONITO, con todas las letras, y de los que alegran  y embellecen la mesa que pueblan.

Por último, las reglas para cuatro jugadores… bueno, mejor no. Es un juego para dos jugadores, y cuando saquen más dados y equipos distintos, ya hablamos de jugar a cuatro.

wp-1465857027283.jpgwp-1465857019694.jpg

Opinión de Farko: Un juego abstracto interesante, de los de pensar con cuidado y no dejar nada al contrincante. Buen juego para dos, pero no para cuatro (al menos, no tiene pinta). Su precio se ajusta a la calidad de los componentes de sobra. Bonito para reventar.

Opinión de Fayzah: Un juego que parece más tontorrón por el tema de lo que realmente es. En realidad tienes que estar concentrado pensando como optimizar tus acciones para conseguir echar la piedra antes que el otro, hacia donde girar el tablero que te beneficie sabiendo que luego el otro también lo va a mover mínimo una vez,…

Enlaces de interés:

Página del juego en la BGG: KUMO Hogosha

Reseña en “La gaceta de los tableros” KUMO Hogosha

¡Hasta la próxima entrada!