Juego de hoy: Tranvía

¡Hola parejitas jugonas!

¡Ah! Nada como un bello día en la gran ciudad. Los transeúntes transeuntan, los caballos corren desbocados por las calles, y el medio de transporte más seguro y económico del mundo sigue adelante en su funcionamiento diario. Hoy nos dedicamos a organizar, llevar y transportar gente, a ganar puntos por distintas empresas y competir por conseguir beneficiarnos de los mejores billetes.

Hoy jugamos a Tranvía.

pic2524793_md

Nº de jugadores: 2

Autor: Helmut Ohley

Tiempo de juego: Una media horilla

Editorial: SD Games

Empaquetado:  ¿Hemos dicho ya lo que nos gustan estas cajitas? Preciosas, cuadraditas, con un gran juego en su interior y que no colapsan tu estantería. Mejor formato para dos jugadores desde que el mundo es mundo (o desde que lo dijera Kosmos).

Nuestro objetivo en Tranvía será construir y expandir las distintas rutas del tranvía. Para ello deberemos asignar los viajeros a las distintas líneas (preferiblemente las nuestras) y puntuar los distintos viajes. Tras puntuar el decimo viaje, se termina el juego. El jugador que más puntos tenga será el ganador.

Barajaremos las cartas de estación y las de conductor todas juntas y las colocamos bocabajo con la cara del dinero hacia arriba. Clasificamos las cartas de tranvía por si precio y las colocamos en orden (primero las x2, luego las x3 y al final x4) al alcance de todos los jugadores. Colocaremos también las 4 estaciones centrales en medio de la mesa, dejando espacio para colocar 4 cartas al lado de cada estación.

El jugador inicial, que será el que más recientemente haya viajado en tren (o al azar en nuestro caso) recibe 12 cartas que empleará como dinero. El otro jugador recibirá 15 cartas. Cada jugador roba además 6 cartas que será su mano inicial.

cqu_9shwcaawglz

Las cartas de la mano se podrán emplear como:

  • Pasajeros: Debes jugar obligatoriamente una carta en una de las estaciones centrales. Se podrá jugar otra carta adicional.

En el instante que se junten 4 pasajeros de un mismo color, se puntúa la línea de ese color. Se descartaran las 4 cartas de pasajero.

  • Estaciones: Podremos jugar tantas cartas como queramos frente a nosotros. Con estas deberemos formar una columna por color que vayan del 1 al 10 sin repetir número y en orden, es decir, si hemos colocado un 3 no podremos colocar posteriormente un 1 o un 2.

Formaremos una columna por color. Si decidiéramos crear dos líneas de un mismo color serán columnas distintas.

Los conductores se podrán colocar como un comodín en la columna que queramos.

wp-1474539535742.jpg

En el momento que se añada la octava carta a una columna, da igual que sea una estación o un conductor, se desencadenará un viaje extra.

  • Dinero: Podrás colocar tantas como quieras de tu mano a la mesa como dinero. Este dinero se puede emplear para comprar tranvías.

En su turno, el jugador realizará las siguientes acciones en el orden descrito:

  • Situar pasajeros en una estación central. Esta acción es obligatoria
  • Colocar estaciones
  • Situar ingresos de tu mano a la pila de dinero
  • Comprar tranvías
  • Robar nuevas cartas: Se robarán cartas hasta tener de nuevo 6 en la mano.

Cuando se añade un cuarto pasajero a una estación central se puntuará un viaje del color correspondiente, cada viaje se apuntará en la hoja de puntuación. Si se añade la octava carta a una columna de estaciones se realizará un viaje extra, que se apuntaran en la sección viajes extra de la hoja de puntuación. Tras puntuar el decimo viaje, se suman todos los puntos conseguidos en los diez viajes más los viajes extra. El jugador que tenga más puntos será el ganador.

wp-1474539526381.jpg

Y una vez leídas las reglas, ¿de verdad se parece a “Exploradores”? Porque la cantinela de su parecido proverbial se repetía y repetía desde que llegó el juego a costas españolas (y antes, claro está). Sí, haces columnas como en el otro juego… pero más allá de ahí, las sensaciones y mecánicas son completamente distintas.

En “Exploradores” tenemos un juego de arriesgar. Un número muy limitado de cartas, y un tira y afloja continuo con el oponente, por ver quién es el primero en rajarse y soltar ese 3 rojo que lleva acaparando un rato.

En “Tranvía” no hay nada de eso. Tantas cartas y se ciclan tanto, que no hay manera de aguantar con un mismo color. Y si lo haces, peor para ti, porque no tendrás la velocidad del otro jugador para conseguir puntuar rápidamente.

Este juego ha entrado directo a la ludoteca, donde se ha ganado un lugar de honor, y mira que las críticas tienen razón. Hay azar, pues sí señores, lo hay, porque hay manos que te tocan con escalera de color, que te suben la alegría y te ponen una sonrisa pícara. También es cierto que lo de que pierdas la mitad del dinero cada vez que se acaba el mazo no tiene sentido temático,  y puede romperte todos los esquemas.

Pero siendo sinceros, eso para nosotros no ha sido ningún problema. El juego no va de hacer la escalera perfecta, que viene muy bien, claro está, sino de aceptar el destino e invertir en consecuencia. Cada mano es única, y cada carta cuenta con varias utilidades. Según como decidas utilizar cada una, así verás tu recompensa mayor o menor. Ofrece además un duelo con otro jugador, porque el sentimiento solitario está (es decir, interactuar con otro jugador no lo vas a hacer), pero sí que tienes que estar todo el tiempo pendiente, viendo qué tranvía quiere sacar, con cuales va a apostar, por qué color va a seguir, si compra vagones, si baja dinero.

wp-1474539463366.jpg

El juego nos ofrece una carrera de un modo muy distinto, con acelerones, con apuestas arriesgadas, con conteo de puntos milimétrico y errores que se pueden llegar a pagar muy caro, si no los solucionas a tiempo.

Es un juego también breve, que aunque el amargo de la derrota continúe en tu garganta, pronto un sorbo de nueva partida puede eliminar eso y ofrecerte el dulce néctar de la victoria.

Sin duda, un juego con el que teníamos nuestras reservas, pero que está aquí para jugarse, y que esperemos no tener que pedir un recambio de hojas de puntuación… aunque la editorial ya ha tomado en consecuencia esto, y trae un libreto que ocupa media caja.

Opinión de Farko: No sustituye a Exploradores, porque ya lo sustituyó hace tiempo muchos juegos. Este juego viene a complicarnos la vida a la hora de elegir, metiéndose con otros juegos de cajita pequeña y cuadrada entre los que debatirnos a la hora de jugar. Divertido, rápido y sencillo de aprender. A mí me ha encandilado.

Opinión de Fayzah: Parece más complicado a primera vista de lo que es en realidad. En 30 minutillos te has ventilado una partida, así que es ideal mientras esperas que la comida se termine de hacer😛. Se parece al exploradores únicamente es que hay que ordenar los números y no vale echar para atrás. Muy recomendable para jugar a dos.

Enlaces de interés:

Página del juego en BGG: Tranvía

Reseña del juego en el blog Juegos y Dados: Tranvía

Reseña del juego en El dado de Jack: Tranvía

Na Svidenje!

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s