Roleando en clase: Wizards all the way

¡Hola, profes roleros!

roleando-en-clase

Continuamos la aventura. Hoy los niños descubren el poder de las palabras, la diferencia entre mago bueno y mago malo, y que la magia existe… y vaya si existe.

La parte de la aventura

Tras acabar con algún lobo impuesto en su camino (aprendiendo “Flay” para poder vender la piel y ganarse unas perrilas), se encuentran una columna de humo. Como buenos aventureros, deciden seguirla y descubren una casita en llamas, y alguien gritando desde dentro. Deciden, obviamente, entrar, y consiguen sacar tanto al mago (que era el que estaba dentro) como a su mascota, un halcón. El mago les está altamente agradecido, y les pregunta si puede recompensarles. Los niños preguntan por el libro, y el mago se disculpa, pero les dice que los mismos que provocaron este incendio, han sido aquellos que le han robado todos sus libros más valiosos, incluído el de “Chivalry and Manners”. Deciden recuperar el libro de las manos de los ladrones, y el gran mago les ofrece la ayuda de su halcón, quién se convierte en su nuevo compañero de viaje (que tiene habilidades especiales, como rastrear, cazar e inspeccionar, pero que necesita agua y comida). El mago les ofrece también unos libros de “Spells” en blanco, que se encarga de escribir el primero de los hechizos. Para Ric, puños de fuego. Para Santi, flechas de luz.

Una vez el halcón los lleva a la guarida de los ladrones, registra la zona y les dibuja un mapa, estos comienzan a pensar un plan para entrar:

Twit mago.PNG

– Podemos intentar entrar a través de las paredes… o por la puerta.

– Sí, pero está lleno de arqueros.

– Pero no pueden hacernos nada si corremos mucho.

– Perfecto.

Ante todas las probabilidades, consiguen escapar de las flechas (incluso cuando se les da la posibilidad de retroceder, dicen: si hemos llegado hasta aquí…). Al final, se encuentran a diez ladrones preparados para atacar. Como buenos munchkins, se los dividen en cinco para cada uno, y se lían a combatir.

Las tiradas parecían de risa. No paraban de esquivar todo (algún tajo se llevaron, eso esí) y era imposible capturarlos. Acabaron (también porque no quería que se volviera aburrido) con los ladrones, pero, cuando creían que podrían comenzar a registrar para encontrar los libros, la piel y carne de los ladrones se derritió como gelatina, dejando expuestos unos flacos esqueletos, que cobraron vida e hicieron barricada frente a una de las tres puertas de la guarida.

Los niños deciden, al ver que los esqueletos no se mueven de su sitio, registrar el resto de habitaciones. Encuentran camas y una bodega de cerveza llena de barriles. Ante la imposibilidad (y poca utilidad) que encuentran a ambas, se deciden a empujar a los esqueletos. Estos se mantienen imperturbables ante sus empujones, y los tajos de espada son bloqueados con maestría sobre humana, o, si aciertan, no crean el más mínimo deterioro en la barricada de huesos.

wp-1475851336404.jpg
Esto es el mapa, tras el combate. El primer día dibujé dos estáncias, pero como dejamos el combate a la mitad, el segundo recordé dibujar la tercera. Ellos no se percataron demasiado.

Es cuando les toca pensar. Deciden, tras mucho meditarlo, dos opciones:

1- Lanzar al halcón para que les dibuje un mapa de la zona. Lo malo es que el halcón se quedó dentro de la habitación.

2- Lanzar una flecha de luz directamente a la estancia, por encima de los esqueletos. Esta impacta perfectamente, haciendo que los esqueletos se desmonten y queden solo una pila de huesos en el suelo.

Entran corriendo en ese momento y se encuentran una estancia repleta hasta el techo de libros, un púlpito con un libro abierto, y un señor mayor frotándose los ojos y gritando: ¡¿qué queréis, qué queréis?!

Los niños le piden el libro de modales y caballerosidad, el mago se lo da sin rechistar, si estos acceden a marcharse de inmediato. Los niños toman el tomo, sin molestarse en pensar que ese señor mayor estaba utilizando esqueletos humanos como parte de su defensa personal, y se marchan. Según ellos “él aún no nos había hecho nada malo, cuando lo haga, ya vendremos”.

De vuelta, a Ric se le ocurre ir a un pueblo antes de volver a ver al mago y devolver el libro. Quiere hacerse con provisiones y pagar algunas deudas. Es entonces cuando un nuevo alumno entra en clase… y toca improvisar.

Un aventurero se une a ellos para conseguir entrar en Riverhast, una ciudad fortificada, dirigida por un rey benévolo, pero temeroso del poder de quién lo rodea. Consiguen entrar echando una partida de preguntas y respuestas absurdas con el guardia (quién, al final, confía en que unos niños no pueden hacer mucho daño… que se lo digan a los ladrones). Los niños se unen a su nuevo compañero Dav, y se dedican a comprar y vender. Un vendedor de pócimas cercano se queda algo anonadado, dándose cuénta que, tras la compra de estos muchachos, ha agotado su stock de “Love Potions” (las cuales ayudan a que los enemigos y amigos se enamoren momentáneamente de ti, así como ayuda a domesticar animales salvajes como mascotas).

Como último punto del día, deciden ir a mirar a la taberna a por carteles (uno de los alumnos no tiene nada de dinero, y no puede o quiere vender nada más). Allí se encuentran un cartel enorme que pide que traigan de vuelta el “Necronomicón”, el libro de los muertos, que permite controlar a los caídos y se alimenta de sus almas. El libro está en pertenencia de “The Evil Wizard”, que se encuentra actualmente en paradero desconocido. El viejo de la cueva de antes comienza a ser muy sospechoso. Los niños preguntan: “¿A QUE ES EL VIEJO DE ANTES?” La respuesta es afirmativa, así que, por 100c de oro para compartir entre los tres, deciden ir a por otro libro. Esta vez, no les va a resultar tan fácil.

La parte del profesor

Qué mal ha quedado introducido el nuevo jugador. Pero es que me avisaron de su llegada a mitad de la clase que estaba haciendo, por lo que no pude incluirlo de ninguna manera natural, y tampoco podía dejar que el alumno se aburriera.

Pero bueno, ya iré montando alguna aventura por ahí. Quizá sea otro niño perdido con falta de memoria, que QUIZÁ sea mordido por un “lobo” que se transforma en hombre… y quizá haya que buscar un sanador, o una pócima, o plata.

El niño que ha llegado dice que juega a WOW, así que muchos conceptos los tiene entendidos bastante bien.

He visto además, que ofrecerles un mapa les abre muchísimo la imaginación. No paran de investigar donde hay ciudades grandes (donde hay sitios para hacer grandes compras), si es mejor ir por bosque, camino o desierto, si las montañas son más o menos empinadas… Les ofrece una herramienta genial. Es por eso mismo que también les voy dibujando los mapas de las guaridas y localizaciones en la pizarra.

El nuevo alumno entrara el lunes del todo, y ya le explicaremos las mecánicas de combate. Aún queda mucho para llegar a ver a la reina, y puede pasar de todo.

La frase de la semana: ¿Con cuántas heridas se muere un esqueleto?

¡Hasta la próxima entrada!

One thought on “Roleando en clase: Wizards all the way

  1. Y si…
    1. Resulta que el nuevo jugador está amnésico y maldito por un brujo (random) y necesitan ir en busca de un amuleto que ENCIMA es muy valioso? (Con lo que les planteas compañerismo al tener que elegir si lo venden o si le salvan xD)
    2. Resulta que el brujo malvado suelta una varita que puede ser arreglada por el mago bueno pero que para ello, nuestros aventureros deben ir a recoger una serie de componentes? (estilo la espada de zelda, que para arreglarla le hacia falta recoger 4 gemas mágicas)
    3. Resulta que el brujo cuando va a morir, se escapa por un portal dimensional y deja la varita (lo anterior) y un manuscrito que permite conocer más mundos? (Abriendo portales, nuevos mundos, nuevos entornos, nuevo vocabulario, nuevas razas…)
    Los vestigios de un Gamemaster de D&D y pathfinder xD
    PD: Ya va siendo hora de una mazmorrilla tipo pirámide con arañas y momias no? XDD (En mi grupo habitual siempre cae, nos gusta el hecho de que los jeroglificos supongan acertijos, puzles y demás xD)

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s