Juego de hoy: Mondrian, the dice game

¡Hola, parejitas jugonas!

Hoy jugamos a un juego algo cubista, pero sin cubitos, pero con dados, pero sin azar… bueno, sin mucho azar, pero de habilidad y con cartas… que en realidad son un tablero. Madre mía, si os vamos a hacer un lío. Bueno, echad un ojo y a ver si os gusta lo que veis. ¡Los cuadros no se tocan, señora!

Hoy jugamos a Mondrian.

pic2991426_md

Nº Jugadores: 2 a 4

Creadores: Isra Cendrero y Shei Santos.

Editorial: Tranjis Games

Tiempo de juego: 20 minutejos, a dos jugadores incluso un pelín menos.

Empaquetado: Perfecto para el juego, excepto por cierta bolsita de dados que apesta un poco, pero que dejándola al aire se le va.

Ilustrador: El grandisimo Pedro Soto

En Mondrian intentamos conseguir muchos puntos, cosa que conseguimos con cartas que se consiguen lanzando dados. Pero no, el juego no es “de dados”. En Mondrian jugamos a pegarle topetazos a los dados, intentando que caigan en la carta que necesitamos. Poco a poco iremos acumulando cartas que nos darán puntos, tanto por el número que aparece en la carta como por mayorías de colores.

pic3160541_md

Las reglas son sencillas.

Haces un tablero con las cartas en forma de cuadrícula (diferente número de cartas según el número de jugadores), y luego coge cada uno una paleta (preciosa forma de implementar una hoja de ayuda), un pincel (que va con la paleta, y ayuda a saber lo que son 10 centímetros) y dos dados. En cada turno irás cogiendo otro más hasta tener cinco. Eso y tres cartas (1 de valor 1, otra de valor 2 y una última de valor 3) hacen el pack inicial de pintor mondrianístico.

Al principio de cada ronda, eliges de qué manera vas a lanzar cada dado. Hay cinco maneras, así que puedes ir probando hasta la última ronda, en la que vas a probar todas las formas de lanzar los dados.

Lanzas un dado hacia el tablero, de la forma programada, y miras donde cae, y el valor que enseña. Si el valor es mayor o igual al de la carta, te la llevas. Si el valor es menor, puedes pagar con una de las cartas tu mano. Las cartas de tu mano son de menor valor, pero también dan puntos.

Al final de cuatro rondas, se mira el jugador con el menor número de cartas. Se redondea hacia el número par más próximo (por lo bajo), y todos los jugadores se descartan hasta tener el mismo número de cartas que el que tenga menos cartas. Este sistema está genial para evitar que el torpón se aburra, o que el juego consista en coger cartas al tun-tun. Es importante escoger.

img-20161016-wa0003.jpg

El juego nos gusta. Nos gusta además porque el juego se hizo con nuestro concurso en mente, y se nota, porque tiene un montón de cosas que nos encantan en los juegos. Nos encanta el “flicking”, nos encanta el tema, el estilo de todo, nos encanta que se ayuda al que pierde, que tiene decisiones sencillas pero interesantes, nos encantan muchas cosas, pero no todo.

Nos gusta la mecánica de que el peor jugador decida el número de cartas, pero escoger cartas es difícil. No tenemos la habilidad ni la precisión para coger una carta específica, así que para nosotros es más bien intentar coger el mayor número de cartas que podamos y luego al final ya elegir con lo que queremos quedarnos.

Nos gusta lo de hacer un tablero con las cartas, pero es difícil no remover el tablero en las últimas rondas, cuando ya quedan pocas cartas. Hay veces que el dado empuja la carta en lugar de subirse en ella. No nos ha pasado mucho, pero nos ha pasado. Y te ríes, pero por dentro lloras un poco.

Nos mola muchísimo las ilustraciones. Pedro Soto ha hecho otra vez una maravilla lúdica, en detalles preciosos con un estilo muy distinto. Con muchísima personalidad.

Ahora, ¿para quién es este juego? ¿Es para mí? Pues ni idea, ¿quién eres? ¿qué haces en mi mente? ¡SAL DE MI CEREBRO! Y sí, este juego es para ti si buscas un filler sencillo (de explicar y jugar) de darle toquecitos a los dados para conseguir mayorías de colores y puntos, si quieres un juego MUY bonito en tu ludoteca (¡Pedro Soto como mola, se merece una ola!), si buscas un juego ideal para reírte sin importarte del azar de los dados, si quieres un juego diferente sin ser raro para explicar ni que se entienda.

A nosotros nos gustó (como proto), nos ha gustado como juego editado, y nos gustará como para quedarse para siempre en nuestra ludoteca.

Página del juego en BGG: Mondrian

Reseña del juego en El dado de Jack: Mondrian: the dice game

¡Hasta la próxima entrada!

 

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s