Protonoche de juegos en Córdoba 2017

¡Hola, parejitas jugonas!

Este sábado tuvimos la suerte de permitirnos pasarnos por la quedada prototipera cordobesa, acompañando al autor del juego “El Soneto” Carlos Romero, tras una cervecita nos pusimos a probar cositas nuevas.

protonoche20-20201720mayo

Pudimos ver muchos juegos sacados a mesa, desde juegos abstractos de canicas en tres posiciones, juegos de rol con un mundo perfectamente creado y enormes, juegos de naves que se mueven de manera libre (un wargame de cartas de naves, básicamente), juegos de piratas contra armada española, intentando que no te roben los tesoros, hasta juegos de bestias demoníacas que calman su sed de sangre alimentándose de almas.

Nosotros tuvimos la oportunidad de probar tres juegos nada más, pero por suerte, fueron tres grandes apuestas que os contamos hoy:

Los discípulos de Cervantes

wp-1494778977735.jpg

El primer juego de la noche es un cooperativo de creación de palabras, donde somos jóvenes discípulos que buscan corregir y acabar las copias del Quijote antes de que Cervantes lo lleve a imprenta.

La idea es que cada jugador, o en equipo, tenemos que utilizar las letras del centro de la mesa, así como una letra personal, para crear una palabra que se ajuste a uno de los cuatro requisitos que se han robado ese turno (sustantivo, verbo, palabra de más de 9 letras, palabras compuestas…). Si consigues utilizar cuantas más letras del centro como puedas (no hace falta usarlas todas, ni que la palabra contenga solo esas letras), consigues avanzar en el marcador. Si llegamos en equipo a 100 puntos, habremos acabado la tarea. El problema viene cuando vemos que Cervantes se va moviendo por su camino, y la única forma de pararlo es creando palabras complejas que incluyan cuantas más letras del centro, ya que estas nos ofrecen sellos que lo hacen retroceder.

Si habéis jugado a “El Soneto” os puede sonar alguna de las mecánicas, y es que ambos comparten detalles, mismo autor, por ejemplo, pero la verdad es que este juego es más sencillo, algo así como una versión cooperativa junior del juego, para un público familiar con niños jóvenes, donde todos nos ayudamos y echamos una mano.

Aún quedan por calibrar un par de cosas, pero la verdad es que el prototipo promete, y nos lo pasamos bastante bien.

Los patios de Córdoba

wp-1494778919394.jpg

Un juego sencillo de cartas, donde cada jugador intentará crear el patio cordobés más turístico. De Jesús Torres (co-autor de Pandemic Iberia o autor de Templar o Watson & Holmes), en el turno el jugador selecciona una acción del centro (que pasa al final de la fila de acciones, bocabajo), y él realiza esa acción, así como el resto de jugadores, si pueden. Cuando los turistas, parte de la fila de acciones, llegan al final de la fila, se puntua. Eso se hace tres veces, el jugador con más puntos gana.

En el juego puntuaremos tríos de macetas de un color y balcones. El juego incluye cosas tan típicas como la caña con lata del regadío, que se nos secan las macetas, la cantaora y el guitarrista, y el precioso sol de primavera de Córdoba, que nos secará las plantas a la más mínima.

Sin duda un juego de una temática muy local, con una mecánica muy simple y limpia y un sistema de avance de partida magnífico. Un juego también ya muy testeado y probado, que pocos cambios veremos en el futuro, y que ojalá acabemos disfrutándolo en vivo.

Isabel II

wp-1494778926894.jpg

Otro juego de Carlos Romero donde aprenderemos a través del juego las fases del reinado de Isabel II. En el juego representamos diputados personajes de la época que buscamos obtener mayorías en los poderes políticos, monetarios, militares y del pueblo.

En nuestro turno jugamos una de las seis cartas de nuestra mano sobre uno de los poderes, afectando a los demás jugadores de manera distinta (o haciéndoles conseguir fichas, intercambiarlas, enviarlas a la anarquía o devolverlas al gobierno central). Es interesantísimo como una misma carta puede cambiar tanto la partida dependiendo de en qué lugar la usemos y de cuándo la usemos. Ese manejo de las cartas así como todos los detalles historicos lo hacen un juego muy atractivo para los “euroblandengues”.

Le falta un poco de pulido para el final de partida, pero sin duda aquí Carlos Romero ha picado veta, y seguro que no tardaremos mucho en verlo en pre-producción en alguna editorial.

 

Por desgracia esto fue todo lo que pudimos probar antes de irnos. Disfrutamos mucho de nuestra estancia, como cada sábado que podemos pasarnos a jugar con Jugamos Tod@s, y esperemos que podamos repetir la experiencia.

¡Hasta la próxima entrada!

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s