Juego de hoy: Augustus

¡Hola parejitas jugonas!

¡Ave, Cesar! Binguturi te salutam!

Hoy jugamos a Augustus o como nosotros lo llamamos Bingus!

pic3532649_md

Nº de jugadores: De 2 a 6

Autor: Paolo Mori

Duración: Una media horilla

Empaquetado: Una caja grandota de juego más grande de lo que viene, con aire y sin mucho para sujetar nada. Meh, está bien, pero molaría en una caja un poquito más pequeña.

En Augustus buscaremos ser el jugador merecedor de ocupar el puesto del cesar, y para ello deberemos conseguir muchos puntos, cuantos más, mejor.

Antes de comenzar meteremos todos los tokens en la bolsa para sacarlos al azar, colocaremos las recompensas ordenadas y al alcance de los jugadores. Colocaremos 5 cartas de objetivo en el centro de la mesa y le repartiremos a cada jugador 6, de las que se quedará con 3. También le daremos a cada uno de los jugadores 7 meeples de tropa.

La mecánica del juego es extremadamente sencilla: el jugador activo sacará un tokens de la bolsa y anunciará que es, tanto él como los demás jugadores podrán colocar un meeple de tropa en el símbolo correspondiente si lo tuviera. En el caso de que no queden más meeples, podrá cambiar uno de sitio. El jugador seguirá sacando tokens de la bolsa hasta que saque el tokens de comodines, en este momento se devuelven todos los tokens a la bolsa de nuevo y se pasa al siguiente jugador.

En el momento que un jugador complete todos los símbolos de una de sus cartas de objetivo lo anunciará, realizara la acción de la carta si quiere: mover tropas, ganar un meeple de tropa, destruir una tropa de otro jugador, etc.

Si varios jugadores completan una carta de objetivo a la vez, el que haya completado la carta con el número más bajo será el que comience.

IMG_20170714_002404

Si se cumple alguna condición de una carta de recompensa y la quieres reclamar, puedes hacerlo, el primero en reclamarla se la lleva. Las cartas de oro y trigo, que se las llevará el primero que consiga un trigo o un oro y otro jugador podrá quitársela en el momento en el que lo supere.

Mención aparte son las cartas de número de objetivo, estas cartas podrán ser reclamadas solo en el momento en el que se consiga un objetivo y tengamos el número exacto de objetivos. Un jugador únicamente podrá reclamar una carta de número de objetivo, por lo que es muy importante pensarse bien cuando merece la pena cogerlo.

El juego termina cuando un jugador consiga 7 objetivos. En ese momento se cuenta puntos y el jugador que tenga más, será el ganador.

Como opinión, hay mucho donde opinar.

Un juego que combina el pasatiempo favorito de tu abuela, junto con los documentales de por la tarde, y que ante todo pronóstico, da como resultado un juego magnífico. Sin duda, es un juego sencillo, y si lo que buscas es un juego de gestión, pues te has equivocado de gordo.

Las ilustraciones y el tema no hacen nada, pero al menos son bonitas de ver, los iconos gordos y simples, y es fácil de explicar. Quizá en las primeras partidas no puedes hacer un “drafting” (hacer que cada uno elija una carta e ir pasando el resto para crear nuestros primeros cartones del bingo), pero según vas jugando partidas, es divertido elegir al principio, para no tener demasiadas cartas complicadas, que no te permitan avanzar en el juego.

Si de algo peca el juego es de “coitus interruptus” (seguimos aprovechando ese bachillerato de letras). Justo cuando ya tienes algo montado y todo empieza a combinar, ya tienes habilidades interesantes… se acabó. El juego acaba con la construcción de la séptima carta, da igual quién la haga, y luego pasamos a contar puntos.

El juego compensa las cartas rápidas con pocas habilidades con las grandes cartas que permiten hacer cosas muy chulas, pero que puede que el azar no permita que se terminen nunca.

El sistema de “bingo” del que tanto nos mofamos, pero con cariño, es en realidad muy inteligente, contando con distintas proporciones de símbolos, así como un icono de comodín para evitar que tu símbolo no aparezca nunca.

Es de estos buenos, buenos juegos, perfectos para toda la familia, perfectos para amigos no jugones, para descansar de comerte la cabeza, para conversar con café, para echarte unas risas gritando “BINGUS!” cuando acabas la carta, y le robas en las narices el premio que buscaba el otro jugador.

A dos jugadores se hace breve, casi se tarda más en montar que en jugar, y no se tarda tanto en montar. Es para sacarlo y jugarlo dos veces, aunque sea para compensarlo.

Opinión de Farko: Sin duda, si necesitas un filler de caja gorda, pocos encuentras tan “bonus”.

Opinión de Fayzah: Si, esto os recordara un poco al bingo: salen símbolos (números), se marcan en uno de los cartones (carta de objetivo) y gritas cuando completas una línea. Es similar, pero muy divertido, ahora no esperéis un juego super sesudo en el que tendréis el control absoluto. No, los tokens salen al azar, no te saldrá ese tokens que tanta falta te hace y otro jugador ganará cuando a ti te falta un mísero símbolo de&%·%, pero si asumes esto no habrá problemas.

Podéis encontrar más información del juego en su página web en la BGG: Rise of Augustus Rise of Augustus 

Si el juego os ha llamado la atención y nos queréis echar una manilla lo podeis comprar en Dracotienda – Augustus 

Na svidenje!

Anuncios

2 thoughts on “Juego de hoy: Augustus

  1. Un juegazo con todas las de la ley. Ofrece mucha, mucha diversión, es apto para cualquier público, y francamente, no creo que engañe a nadie: da exactamente lo que parece que va a dar, un juego sencillo, rápido y divertido. A mi me enamoró al momento, y me contuve de comprarlo precisamente por la caja…

    Y es que habéis sido muy condescendientes con el empaquetado. En mi opinión, Augustus es de esos juegos que deberían estar en el trono de la vergüenza, junto a otros como Splendor, por robarnos espacio de una manera tan descarada. El juego ocupa como un 15-20% de la caja, y eso no tiene perdón.

    Y ya puestos, yo diría que a dos es donde menos brilla, porque la lucha por las losetas de bonus queda muy descafeinada (especialmente la del bonus por contratos cumplidos).

    Un saludo,
    Javi

    Me gusta

    1. Sin duda la caja es grande de más, pero quizá se le perdona por la bolsa y eso, aunque jugando a cosas japonesas, te encuentras las cositas tan apretadas dentro que da un poco de vergüenza. Imagino que es para justificar el precio. Con dos las pujas son menos, pero sobretodo para nosotros es porque dura muy poco.

      Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s