Convenciones que nos convencen: TDN XV (’17)

¡Hola, parejitas jugonas!

Este año en TDN hemos podido probar multitud de novedades, compartir mesa con muchísima gente, disfrutar de cenas con celebridades lúdicas. Vamos a ir desglosando poquito a poco.

tierra-nadie-02-735x1024

Viernes:

Llegando por la tarde el viernes, nos fuimos directamente a la ludoteca, ya que los amigos tenían partidas comenzadas, a jugar a lo que pudiéramos.

Onitama

Un juego abstracto para dos jugadores, en el que nuestro objetivo es capturar a la pieza maestra del contrincante, o llegar al centro de su zona inicial. En el juego se comienza eligiendo cinco movimientos que serán los únicos disponibles en cada partida, y todas las piezas pueden ejecutarlos, solo que cuando lo ejecutas, dejas el movimiento a disposición del contrincante.


Una magnífica vuelta de tuerca a este tipo de juegos, divertido a más no poder y con unos componentes absurdamente buenos (un tablero de neopreno, la caja imantada, las fichas gordas y robustas de plastiquete). Entre una edición muy cuidada y un juego magnífico, entra directo a la lista de deseos.

Tikal

Un clásico que ahora se ha recurado con un lavado de cara, un juego de reglas muy sencillas y mucho puteo. Nosotros que carecemos de AP lo jugamos en media horita, y la verdad es que lo pasamos bien, si bien el juego para dos jugadores se queda algo soso, ya que no tienes suficientes muñequitos para dar todo el por culo que quisieras. Mejora seguro con cuatro jugadores, a dos se queda algo descafeinado. Pero el juego es muy divertido, eso sí, si nadie padece del mal del AP.

Ya encontramos al amigo Diego de “Rincón de Jugones” y nos sentamos con él y Estefanía a jugar a alguna cosilla.

Alex Colt

Un juego de roles ocultos simple con unas ilustraciones cuquis, donde tenemos que intentar completar las misiones antes de que se acabe el mazo de cartas.

Es simple, pero también parece que es para niños, pero no teníamos un niño a mano para probarlo, así que se nos quedó un poco pequeño.

La liga de la Justicia

El prototipo del nuevo juego de Abba Games, un juego con licencia oficial de tus superhéroes favoritos. Pudimos probar el juego con una fase Demo que tenían preparada.
Cosas muy chulas como que cada héroe cuenta con unas reglas propias de juego, para simular sus poderes de la manera más fidedigna, un sistema sencillo de pillar, no había muchas excepciones, aunque sí salieron algunas dudas que nos contestaron rápido, y una partida rápida, imaginamos que porque era la demo.

El juego incluirá más misiones, campaña y otros modos de juego. A ver cómo sale el producto final.

Más tarde nos sentamos a una mesa lúdica super amigable (porque había amigos nuestros allí), para probar dos juegos que ganan cuantos más jugadores, vamos, de esos que no solemos catar muy a menudo.

Fuji Flush

Lo probamos la semana pasada a tres jugadores, pero a seis es cuando se muestra todo el potencial del juego, y lo divertido, aunque por momentos repetitivo y algo largo, que puede ser. El final de partida se hizo de rogar, pero el juego permite mucho puteo y risas, siempre dentro del maldito caos que incluye. No un 10, pero algo chulo que sacar con los amigos.

Deep Sea Adventure

Por fin probamos este generador de hype japonés, un jueguecito que viene compactado en una caja minúscula, con componentes muy cuidados y que nos mete en la escafandra de un buzo que se ha metido en un submarino de GluGluCar, donde nos toca compartir oxígeno.

Un juego de apretar la suerte y ver hasta donde llegas, llegando casi siempre en forma de cadavez subacuático. Divertido con muchos jugadores, un juego que además se condiciona mucho dependiendo de cómo jueguen los otros jugadores y cuánto oxígeno consuman. Muy divertido, y apenas ocupa espacio.

DGZw6YFW0AMVuQg

Y ya nos marchamos por ese día, para volver al día siguiente a las diez, a seguir dándole partidas al cuerpo. Por cierto, la frase del día se la oímos a una muchacha diciendo a su retoño: Deja a papá, que está jugando. Preciosa frase.

Chinatown

Con el señor Kabutor de “El Tablero Podcast” nos sentamos a estrenar este “Chinatown”, un juego de saber vender y comprar a grito pelao, intentado sacar el mayor beneficio, engañando a tus compañeros de juego. En el juego se puede vender todo, desde las localizaciones, el tipo de negocio, a tu madre… Todo vale, y la verdad es que con un par de reglas tienes un juego que, para 4 o 5 jugadores, es redondo, redondo. Me lo pasé pipa especulando con propiedades.

DGdBrDCXsAIBHoR

Secret Hitler

Otro juego que desde la reseña del señor Chemapamundi (echadle un ojo a su canal, merece la pena, en un video hasta sale desnudo) ha crecido en popularidad. Jugamos con un P&P del amigo Mr. PlayforLive y creo que acabamos jugando unas cinco partidas seguidas, a 5, 6, y 9 jugadores. Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con un juego de identidades ocultas, que si bien gana con 6 jugadores o más,  nos resulta un pelín carete. El juego recrea lo que ocurre en un estado liberal donde comienza una revolución fascista encubierta, viendo como dirigente liberales a veces se ven obligados a convertir su país en un estado fascista para poder acabar de raíz con el problema, viendo como a veces, por la elección de un mal presidente, a veces nos toca cargar con una mala ley. De verdad, divertido, con algo por lo que desconfiar de la gente, mucho comer oreja y evento locos que ocurren, como ese momento cuando un fascista le pegó un tiro a “Hitler” para encubrir su coartada.

DGgBbjDXkAAkeK6

Nos fuimos a comer y resolver el mundo entre amigos lúdicos, para volver a echar alguna partida más, antes de que el cuerpo se agotara del todo.

Mask of moai

Hemos echado como 4 partidas estas jornadas con nuestra copia, cuya plastilina ya es solo un recuerdo de lo que fue en un pasado. Este juego único en su clase (excepto por su hermano, del mismo autor), donde se mezclan realidad virtual, colaboración, plastilina y un tablero en 3D. Un juego cooperativo de intentar comunicar lo que solo tú ves a tus compañeros, único y al que pronto le tendremos que ir metiendo las variantes del juego para que no se nos quede estático, porque comenzamos a comunicarnos demasiado bien entre nosotros.

DGeIUfJXgAAvu1_

7 pecados

Pudimos probar este juego de intentar ser el mayor pecador de la pradera. Un juego de cartas de puteo, un poco caótico con seis jugadores.

Burgle Bros

Mientras yo compraba en las tiendas, se quedaron jugando a Burgle Bros, un juego cooperativo también que simula el atraco a un banco (u oficina), muy temático y difícil de superar, mostrando a los jugadores como expertos ladrones dispuestos a todo con tal de salirse con la suya. Divertidísimo de jugar, así que si veis una copia, no lo dudéis ni por un momento.

DGeeJeMXoAAgpog

Magic Maze

Un juego cooperativo (qué monton de cooperativos hay ya) de velocidad donde cada jugador controla un movimiento, que no personaje, y que entre todos intentamos entrar y salir del centro comercial con todos los equipamientos que necesitamos para nuestras próximas avenuturas.

Happy Salmon

Nos encontramos con Pepe Roma y el resto de jugones, y nos tocó caer en un Happy Salmon con variante “Salmón campeón” (al acabar, el ganador anuncia su victoria saltando como un salmonete gritando salmón campeón. Sí… sí… pero mola). Hacía tiempo que no sudaba tanto en tan poco tiempo. Ahora, risas hasta que dolía. Se jugaron, quizá, ochocientas partidas seguidas, pero en ningúna te ibas porque te dejara de hacer gracia, sino porque necesitabas descansar y respirar. Juegazo incomparable con muchos jugadores.

Sushi Go: Party

El grandísimo juego de drafting “Sushi Go” convertido en un cajón con montones de cartas variables. Sin duda un juego único y que entretiene a todo el mundo. La mayor pega que tiene es… ¿POR QUÉ NO VIENE UN BOTECITO DE SOJA NEGRO COMO PEÓN? ¿VIENE ROSA Y NO NEGRO? ¡SI LA SALSA DE SOJA ES NEGRA! ¡MALDITO JUEGO!

Tras una pizza y una charla con los influencer de Youtube, nos marchamos de vuelta a casa a descansar un rato. Ha sido unas jornadas muy divertidas, donde quizá el único pero sería que nos gustaría que se imprimieran más carteles explicativos de donde te puedes sentar a jugar a qué cosas, para evitar el incómodo momento de que te tengan que decir que recojas el juego, que entendemos que la organización ni tiene ganas de molestar, pero tiene que hacerlo. Carteles con: “esta habitación tiene prioridad rolera, se podrá hacer uso de sus mesas siempre y cuando no dé comienzo una partida de rol”, ayudaría a no tener situaciones incómodas. Quitando este espéculo de malestar, por lo demás, la organización como siempre de 12, con todo marchando perfectamente y montones de cosas por hacer. Un trabajo enorme. Mis más sinceras alabanzas y gracias por montar este tipo de eventos.

¡Hasta la próxima entrada!

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s