Juego de hoy: Design Town

¡Hola parejitas jugonas!

Es el alcalde el que elige las cartas y son las cartas las que eligen al alcalde que elige la…. Un momento, que nos hemos liado. Hoy jugamos a Design Town.

Design Town 600x600

Autor: Chih-Fan Chen

Nº de jugadores: De 1 a 4 jugadores.

Tiempo de juego: De 30 a 60 minutos

Editorial: SD Games

En Design Town nuestro objetivo será tener 8 o más puntos de victoria al final de la fase de construcción o poseer 1 carta de ultramarinos y  haber jugado 18 cartas ese turno.

El juego se desarrolla en turnos comenzando por el jugador inicial. Cada uno de los turnos consta de dos fases:

A – Fase de cartas

Se juegan cartas de la parte superior de tu mazo. Coges la carta, aplicas sus efectos y decides si paras o juegas una nueva carta. Continúa haciéndolo hasta que decidas parar o termine tu turno porque el descontento ha subido a 2 (amos, que te han salido 2 cartas con caritas tristes)

B – Fase de construcción

Cuando decidas parar (que no cuando se acabe tu turno por descontento) pasas a la fase de construcción, donde puedes gastar las ganancias conseguidas en las cartas para comprar nuevas cartas por el precio marcado, las cuales colocas en tu pila de descartes; también puedes mejorar la carta, que es darle la vuelta ya que por el otro lado normalmente hará cosas mejores. También puedes comprar una carta y directamente mejorarla, si puedes pagar el coste para las dos cosas.

Al final de cada turno, se revisa se ha cumplido algunas de las condiciones de victoria. Si es así, la partida acaba inmediatamente y si no, pues comienza un nuevo turno.

dp1oivixcaaepe6

Design Town nos ofrece una variación novedosa dentro de los constructores de mazos chiquiticos, que parece que es uno de los dos grandes ramales de los juegos de creación de mazos (o es un juego chiquitico de menos de 100 cartas o tenemos un mastodonte con tablero).

Un juego rápido, aunque no tan rápido como querríamos. Hay turnos del juego en los que lo único que haces es repetir lo mismo que en turnos anteriores, para poder conseguir montar un mazo decente. Poder hacer una baraja decente y funcional se puede convertir en una tarea más tediosa que divertida si no has visto la mecánica claramente. Es un juego que perdona poco (y que castiga con aburrimiento) el no haber creado una baraja que haga algo decente. Con más partidas aprendes a crear estrategias más arriesgadas, pero la verdad es que las primeras partidas se nos han hecho algo más aburridas.

Este juego padece la maldición de “el juego raro”. Vamos a comentar esto un poco. La calidad de un juego, en ciertas ocasiones, no se basa tanto en la calidad de este sino en la disponibilidad en tiendas. Hay personas que celebran un juego hasta la luna siempre que el juego no sea obtenible con facilidad, y que la gente que lo tenga sea un grupo reducido y exclusivo. Si el juego es de otro país, o el juego está en otro idioma, añade puntos a esta listita. Este juego, si siguiera siendo un diseño coreano raro y desconocido, se le tildaría de “joyita exclusiva entre coleccionistas y amantes del género”, pero como el juego ahora se encuentra ampliamente disponible, se le tilda de juego mediocre.

La verdad es que nosotros hemos caído en ocasiones en este tipo de habladurías, pero intentamos salirnos de esta moda tanto como podemos. Siendo sinceros, el juego es correcto, y tiene mecánicas diferentes y raras que lo hacen divertido, aunque peca de tener pocos montajes de principio de partida, y que si alguien consigue despuntar rápido, los demás tenéis la partida contada. Cuesta superar a alguien, y lo único que queda es jugar otra partida e intentar hacerlo mejor desde el principio.

El juego sin usar las cartas expertas se queda un poco simple, y no creo que volvamos a jugar sin ellas, aunque haya que explicar un par más de reglas a la gente con la que lo juguemos.

El juego, por suerte, es rápido y sí permite varias partidas (con una pequeña pausa entre partida y partida mientras colocas cada carta en su sitio).

Para dos jugadores va estupendo, se juega rápido, y como el juego es algo solitario (como muchos otros del estilo), no es que haya mucho cambio, más allá de quitarte alguna carta o fastidiarte con alguna carta de puteo.

Un juego que recomendamos que si ya tienes muchos del género, pruebes primero. La mecánica principal de girar las cartas te puede parecer una maravilla, o algo que te aburre enseguida, pero esta decisión va a ser algo personal.

Página del juego en BGG: Design Town

Na svidenje!

 

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s