Juego de hoy: Orquesta Negra

¡Hola parejitas jugonas!

En medio del levantamiento Nazi, un grupo de hombres se dispone lo imposible, acabar con el Fuhrer y terminar con la guerra de una vez por todas. La crueldad excelsa que muestra este ser inhumano confronta con los valores mínimos de humanidad que se esperarían de alguien con alma. Acabar con él, sin embargo, no será tarea fácil. ¿Podremos cambiar el rumbo de la historia?

Hoy jugamos a Orquestra Negra.

Nº Jugadores: 1-5

Creador: Philip duBarry

Tiempo de juego: Entre 30 minutos y hora y media, depende de como vaya la partida.

Editorial: Ludonova

Empaquetado: Guay, la caja es grande por el tablero, el resto de componentes caben bien en el espacio, sobra espacio, pero no da una sensación de desolación muy grande. Componentes y demás chachis (tableros personales de cartulina, pero tampoco es un problema grande) y la verdad es que se agradece muchísimo el resumen de reglas aparte, así como que las reglas están impresas en los componentes del juego, por lo que es muy fácil explicarlas, recordarlas, y no tener que estar recordándoselas a nadie. Caja grande.

Lo primero que haremos será preparar la partida. Para ello colocaremos a Hitler y a sus lugartenientes en sus ubicaciones iniciales (viene indicado en el mapa, al lado de cada localización donde va uno de los lugartenientes el icono del mismo), se elige el nivel de dificultad entre fácil, medio y difícil; colocamos en el tablero las fichas de objeto bocabajo y preparamos cada mazo de cartas bien barajadito en su lugar designado del tablero. De cada uno de los 7 mazos de evento quitamos 2 cartas sin mirarlas y las dejamos en la caja. Cada jugador elige un color un señor conspirador que busca derrotar a Hitler. Colocamos los peones de los jugadores en la Estación de tren de Berlín y ya podemos comenzar.

El juego es muy sencillo de explicar.

Cada señor conspirador tiene una habilidad, un nivel de motivación que irá variando a lo largo de la partida y un nivel de sospecha (no sospecha tuya sino cuanto sospechan los nazis de ti) que también variará. También tiene una afiliación, que le ayudará en los complot o determinadas cartas afectaran a una afiliación únicamente.

Cuanto más motivado estés para matar a Hitler, podrás tener más cartas en tu dossier (es decir, en mesa delante de ti), ganarás una habilidad (cada personaje tendrá una habilidad distinta) o podrás hacer un complot para intentar matar al Führer. Cuando más sospechoso seas, antes te pillarán a la hora de realizar un complot contra Hitler.

La idea del juego es bien sencilla: intentar realizar un complot con éxito para acabar con Hitler. Para ello necesitarás estar comprometido con la causa o temerario, un requisito de ubicación de Hitler (que esté en una cancillería, que se esté moviendo, etc.), una serie de objetos de los que se encuentran por el mapa y puede que algún otro requisito. Algunos de estos requisitos son obligatorios, pero otros simplemente permitirán tirar más dados.

En su turno, un jugador, tras comprobar si sufre alguna penalización por estar compartiendo ubicación con Hitler y/o alguno de sus lugartenientes, puede realizar tres de las siguientes acciones:

  • Desplazarse un pasito. Todas las ubicaciones de Berlín se considera que están a distancia 1. Las demás ciudades dependerá de cómo estén conectadas. Conforme vaya avanzando la partida cambiaran las ubicaciones a las que podremos ir.
  • Usar una carta con un símbolo de flecha y realizar la acción indicada.
  • Coger un objeto revelado de la ubicación en la que te encuentres
  • Revelar el objeto de la ubicación en la que te encuentras
  • Entregar un objeto para realizar la acción marcada en negro en la ubicación (una vez el objeto de esa ubicación se haya recogido).
  • Dar un objeto o una carta a otro jugador que esté en la misma ubicación.
  • Coger cartas de dossier
  • Tirar hasta 3 dados. Por cada águila que salga, todos los conspiradores que estén en la misma ubicación del jugador que tiró los dados suben 1 su nivel de sospecha. Las dianas se colocan en el marcador de “Disidencia”, cuando haya 3 se puede bajar el apoyo militar a Hitler un paso o un conspirador sube un paso su motivación. Los números indican el número de acciones que se pueden realizar.
  • Liberar a un compañero que esté en la cárcel. Para ello debes ir a la ubicación de prisión y tirar un dado. Si en el dado sale un águila, por preguntón vas tú también para dentro de la cárcel, cualquier otro resultado aumenta en 1 tu nivel de sospecha pero libera a tu compañero. Obviamente, si eres extremadamente sospechoso no puedes ir a intentar ir de buen rollo a liberar a tu compi, así que esta acción no se puede realizar si tu nivel de sospecha es extremo.

A excepción de conspirar, que solo puede hacerse una vez por turno, las demás acciones se pueden realizar tantas veces como quieras y en el orden que quieras.

Las cartas de dossier pueden ser complots para matar a Hitler o cartas de acción. Dentro de estas cartas de acción tendremos cartas legales o ilegales, las ilegales se descartarán cuando entres en la cárcel o cuando alguien vaya a la cárcel que deberás elegir si conservarlas o subir un punto de sospecha por cada carta conservada. Además, las cartas de acción pueden gastar o no acción para realizarse.

Una vez el jugador ha realizado sus 3 acciones, se saca una carta de evento de la fase en la que estemos y se realiza la acción. Normalmente provocarán que Hitler y sus colegas vayan de un lugar para otro o aparecerán redadas de la Gestapo.

IMG-20180326-WA0000.jpeg

Si se produce una redada de la Gestapo, todos los jugadores cuyo nivel de sospecha sea extremo irán a la cárcel y deberán descartar todas sus cartas ilegales. Los demás jugadores deben decidir qué hacer.

Si estas en la cárcel, en tu turno solamente podrás intentar salir de la cárcel. Para ello coges una carta de interrogatorio y sin compartirla con nadie decides cuál de las 3 opciones coger. Para salir de la cárcel te tendrás que chivar de tus compañeros. Al salir de la cárcel coloca tu nivel de sospecha en alto.

Un jugador que no esté en la cárcel puede intentar un complot cuando se den las circunstancias oportunas y/o en su turno, dependerá del complot a realizar. Se tiraran tantos dados como sea posible teniendo en cuenta objetos, si el o los conspiradores implicados pertenecen a una afiliación u otra. Los demás conspiradores que se encuentren en la misma ubicación pueden apoyar el complot con sus objetos, sus cartas y su presencia, pero si  sale mal las consecuencias son para todos. Si el complot sale bien. ¡GENIAL! Habéis conseguido matar a Hitler. También puede salir mal si:

  • Las águilas que salen al tirar los dados son superiores a las permitidas por el nivel de sospecha del conspirador. El conspirador/conspiradores pierden los objetos empleados en el complot y se van a la cárcel.
  • Si salen menos dianas que el apoyo militar a Hitler en ese momento. Se pierden los objetos empleados pero los conspiradores no van a la cárcel.

La partida acaba en victoria si los jugadores consiguen matar a Hitler en algún momento. Los jugadores perderán si:

  • Están todos en la cárcel
  • Se acaban las cartas de acción sin que hayan conseguido matar a Hitler.
  • Si aparece la carta Documentos Localizados en la fase 7.

20180331_160629.jpg

Orquesta Negra ha sido EL cooperativo que nos ha enamorado en este comienzo de año. Un juego que por su vertiente histórica ya nos trae un tema cuanto menos atractivo, y que su jugabilidad ha resonado, ha hecho “click”, con nosotros.

¿No os pasa de esas veces que vais a echar una partida con dudas de si esto estará bien, y en los primeros dos turnos te dices: “sí, sí, todo esto, sí, esto bien, y más”?

Las sensaciones que transmiten la sencillez de las mecánicas, integrando elementos que hemos visto múltiples veces en juegos del mismo género (un par de acciones por turno, algunas cositas que hacer por el tablero, roba carta, consigue elementos para cumplir objetivos…), pero que convierte en temático todo lo que toca, desde los eventos (que son de las partes más interesantes del juego), hasta la sala de tortu… que diga, de “cosquillas” de las SS, añadiendo un enemigo entre las filas de una manera natural, con un sistema que obliga a tomar decisiones propias en cada momento, sin tener que seguir la corriente de alguien.

Si algo se le puede criticar al juego, y es claro, es la dependencia del azar de nuestra fortuna con el juego. La partida se puede ganar en 20 minutos o en 2 horas, y la diferencia vendrá en la suerte que tengas con los dados. Está claro que un buen juego no deja que la suerte determine la partida sin darte una mano para apoyarte, por lo que cartas que permiten tirar varias veces, que otorgan éxitos automáticos, la cantidad de requerimientos que tomes, lo bajo que consigas mantener el apoyo militar a Hitler; vamos, lo bien preparado que vayas a la misión ayudará en gran media a que esta se finalice con éxito… PEEEEERO… todos hemos jugado con esa persona que parece atraer el mal fario, aquellos individuos que rompen las probabilidades, consiguiendo cruces donde lo fácil era sacar aciertos. Esta gente, que por bien preparada que vaya, parece que ha venido al juego a sufrir, y el juego no le va a perdonar ni una… esa gente no va a disfrutar de este juego.

20180326_233015.jpg

El juego te da opciones siempre para hacer algo, para ser importante en la partida, para ser parte del grupo. Tienes habilidades especiales que te hacen único y necesario, y la compenetración entre jugadores es esencial para el correcto devenir de la partida.

Una cosa que quiero señalar del juego en especial es que perder, sin duda, no duele. No nos duele porque la historia que cuenta el juego, la aventura que disfrutas, los momentos épicos, no se diluyen por perder la partida. Uno de los finales es que Hitler acabe con su propia vida, lo cual no es mal final para ninguna historia, y todo lo que has visto y has pasado sigue perdurando. Partidas que hemos perdido han seguido siendo gloriosas, y no por ganar nos hemos sentido mucho mejor. Partidas que hemos ganado con poco esfuerzo y mucha suerte han dejado un regusto menos placentero en nuestro paladares que derrotas al borde del precipicio, donde pusimos todo lo que teníamos en la batalla y así perdimos, ¡pero qué manera más épica de perder!

¿Funciona a dos jugadores? Sin duda. Eso sí, se convierte en una arriesgada carrera por que no te pille la Gestapo. Las partidas se compensan teniendo más turnos por jugador. Otra opción es jugar cada uno con dos peones, pero no es lo que más mola, no nos gusta esa bipolaridad lúdica.

Como veréis, recomendamos muchísimo este juego, un juego que te mete en su trama, que te hace poner acentos, leer los textos de ambientación, disfrutar de cada turno atento al tablero, que sí, que puede jugártela con su azar, pero que la posibilidad de sacar partidas que permanezcan nítidas en la memoria de la mesa es tan alta, que es un riesgo que estamos dispuestos a tomar.

Genial-para-2-final

Página del juego: Orquesta Negra: Hitler debe morir

Reseña donde Cris y Manu de El agujero hobbit nos enseñan a jugar. Abrimos y reseñamos… Orquesta Negra

Partida donde nos colamos a jugar con Cris y Manu en El agujero hobbit: Jugamos a … Orquesta Negra 

Reseña en A la luz de una bombilla, de Pepe Pedraz: Orquesta Negra: la importancia de la narrativa emergente y la narrativa embebida. 

Reseña en El dado de Jack: Orquesta negra y la guerra desde arriba

Video reseña de Fase de Mantenimiento: Orquesta Negra

¡Hasta la próxima entrada!

5 respuestas a “Juego de hoy: Orquesta Negra

  1. En casa estamos disfrutando muchísimo también con este juego: nos encanta. Pero a mí especialmente me encanta vuestra manera de presentar los juegos y de hablar de ellos. No me pierdo ninguna de vuestras entradas: gracias por cada una de ellas. Un saludo

    Me gusta

  2. Coincidimos totalmente. Nos encanta este juego. Temáticamente está bordado, una estética chulísima y un desarrollo totalmente inmersivo. Mecánicamente hay quien pone como pega el azar y la dificultad que conlleva, pero, a ver, que históricamente no lo consiguieron, vaya. Lo dicho: nos encanta.

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s