Juego de hoy: Charterstone

¡Hola, parejitas jugonas!

Hoy nos ponemos manos a la obra a construir una ciudad nueva, una ciudad que podremos dejar a nuestro gusto, y poder conseguir misterios increíbles. Un juego que evoluciona según lo juegas, y que cada elección repercute en posteriores partidas. Un juego lleno de pegatinas y sorpresas. Hoy jugamos a Charterstone.

Resultado de imagen de charterstone

Frontal-Portada-Charterstone

Charterstone es, primero de todo, un juego de colocación de trabajadores sencillo. En realidad, aún con todo jugado, las opciones no aumentan mucho y los ciclos de los combos se quedan vacíos, con pocas cosas que hacer cada vez. Son movimientos sencillos (completar pequeños objetivos, conseguir alguna carta que mejore ligeramente la acción), pero en ningún momento se crea una sensación de conseguir algo grande y especial.

Charterstone es un legacy, y como todo legacy, esconde un hilo conductor debajo de una sensación de libertad. Tienes libertad, claro, pero el juego te va dando la mano para saber por donde ir. Raro será el mapa de Charterstone que no acabe de manera similar, con cuatro o cinco elementos esenciales colocados y morralla por doquier que dudas de por qué lo sigues teniendo ahí.

Charterstone solo se entiende jugado en campaña. Fuera de la campaña es un juego más, uno sencillo que si viniera abierto y completo desde el principio daría la sensación de amalgama de elementos mal pegados y cuatro reglas sencillas. Por suerte, y es lo mejor que tiene, su modo campaña oculta o camufla esos defectos de manera efectiva, dando una sensación de crecimiento del poblado.

Charterstone es para jugarlo con mucha gente. Con dos jugadores es más forzar la máquina (demasiadas veces se te pide actuar por las cajas que no existen, y el Automa de 4 cajas la verdad es que añade más tiempo a la partida del necesario) que jugarlo bien. Sí, tienes que fingir que otros amigos juegan contigo (no durante la partida, sino en los intermedios). Momentos claves narrativos se embarran cuando tienes que elegir lo que harían cuatro amigos imaginarios. Es una experiencia para 5 o 6 jugadores, y se puede jugar a dos, pero no creemos que brille con este número.

Charterstone cuenta con unos componentes magníficos, insuperables, y es una pena que haya que andar con pegatinas y cosas y rompiendo elementos. La madera es algo floja, pero la verdad es que no tenemos queja con nada de lo que viene dentro de la caja (bueno sí, una cosa, pero es spoilers). Sin duda pagas por un producto de calidad.

Charterstone cuenta una aventura, pero es sosa y aburrida, y el final no es para nada memorable más allá de la inevitabilidad de su consecución. Se acaba, por acabar, y te dice si has jugado bien o mal, y luego se acaba de verdad, y te deja en blanco, como una serie que corta en negro en los últimos minutos. La aventura es parte esencial de una campaña, y si la aventura no te motiva, te queda solo el juego a pelo, desnudo.

Charterstone tiene un reglamento poco claro. Hasta la última partida seguíamos teniendo dudas que no se resuelven nunca porque claro, como el juego cuenta con sorpresas, tampoco hay ninguna lista de ideas, o no quieres mirarla por miedo, por lo que queda recurrir de amigos que ya hayan acabado y esperar que ellos lo hayan hecho bien. No hay partida sin fallo, y los fallos se quedan para siempre. El manual la verdad, muy divertido pero es más un incordio que una ayuda.

Pero con todo esto, Charterstone se ha ganado un sitio en nuestro recuerdo. No vamos a olvidar las partidas especiales, ni algunos momentos que nos hicieron partirnos de risa, habrá siempre un recuerdo del juego, pero el recuerdo queda algo manchado y no tan dulce como se espera. Si de Pandemic Legacy acabamos hartos, pero con ganas de ver una segunda temporada, de Charterstone no esperamos ni buscamos una segunda vuelta. Ha sido divertido, pero no creo que vuelva a subirme a la atracción.

¡Hasta la próxima entrada!

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s