Juego de hoy: Penny Papers y el Valle de Wiraqocha

¡Hola, parejitas jugonas!

Una aventura sin parangón, una aventurera inteligente dispuesta a adentrarse en el valle del dios serpiente Wiraqocha para aprender sobre sus tesoros. No va sola, pero tendrá que usar de su ingenio para poder completar su mapa y no perderse, o peor, caer en las fauces de las serpientes que pueblan el valle. Un juego de lanzar dados y escribir números. Hoy jugamos a Penny Papers y el Valle de Wiraqocha. 

pic3948290.jpg

Nº de jugadores: De 1 a tantos lápices y hojas como tengáis.

Tiempo de juego: 25 minutos

Autor: Henri Kermarrec

Editorial: 2 tomatoes

Empaquetado: Bueno, una caja grande que la verdad está más o menos ajustada al tamaño, tanto de las hojas del juego, que no son pocas, como de los tres dados gordotes personalizados.

¿Cómo se juega?

La idea del juego es muy sencillita: Cada jugador tiene una hoja de aventura y un papel. Nuestro objetivo es rellenar toda la hoja de aventuras.

Uno de los jugadores tira los 3 dados, que serán compartidos para todos los jugadores. Ahora, cada jugador decide cómo usar estos números: Puede usarlos cada uno de forma individual, sumar 2 y usar el otro solo, sumar los tres, usar solo 2 de los tres dados,… lo único obligatorio es usar al menos uno de los dados.

Además de números, del 1 al 5, tendremos una cara especial en cada dado. En el caso de El Valle de Wiraqocha estas caras especiales serán:

  • Dakota Smith, que te permitirá construir una estructura especial (una cabaña, una estatua o una mina). Cada una de ellas dará 2 puntos por cada jungla, pueblo o cadena montañosa que tenga alrededor suyo. Cada edificio dará beneficios a un tipo de terreno. Además, solo podemos tener un edificio de cada tipo.
  • Penny Papers, que nos permitirá poner el número que queramos del 1 al 15.
  • Ignoramos el resto de resultados de los demás dados y le pasaremos la hoja al jugador de nuestra derecha el cual nos dibujara una bicha donde quiera. Al final de la partida, cada serpiente dará tantos puntos negativos como el valor más alto que se encuentre a su alrededor.

Al ir colocando distintos números, iremos cartografiando el terreno y descubriendo los vestigios ocultos en el valle.

Los tipos de terreno que descubriremos serán:

  • Jungla: formada por 5 casillas adyacentes con 5 valores distintos.
  • Pueblo: 4 casillas adyacentes con el mismo valor
  • Cadena montañosa: 3 casillas adyacentes con 3 valores de 6 o superior.
  • Pirámide: 4 espacios contiguos con forma de pirámide con valores de 10 o superior.

Un 9 nos servirá para aplastar a una serpiente, así no nos dará puntos negativos al final de la partida.

El juego termina cuando un jugador completa su hoja de aventura completa. En ese momento se cuentan los puntos, la propia hoja tiene los espacios necesarios para hacerlo. El jugador con más puntos será el ganador.

20180613_000054.jpg

¿Qué tal está?

Esta trilogía de juegos de lanzar dados y escribir (Roll and Write) nos ofrece unos preciosos juegos para niños pequeños, medianos y algo más grandes. Este es el de los más grandes, y esto se nota nada más comienzas a leer las reglas.

Las opciones para conseguir puntos son variadas, sin ser complicadas, y exigen de cierta planificación y toma de decisiones a medio plazo, obligando a que sus cabecitas piensen de verdad.

Lo mejor del juego, sin duda, es que, si bien está hecho para niños, se mantiene como un juego perfecto para adultos, y para poder disfrutar todos alrededor de la mesa. No hay duda de que este tipo de juegos con un poquito de maldad (esas serpientes pueden hacer mucho daño) se tienen que saber aceptar, así que ciertos niños pueden llevar mal una serpiente colocada a mala leche. Padres con niños rencorosos, tened cuidado que la venganza puede ser fatal.

Para pareja el juego sigue siendo divertido, y las partidas que hemos echado juntos han sido competitivas y no han faltado las sonrisas. Un juego ágil y rapidito, para sacar al final de la tarde, o con un cafelito.

Poquitos componentes rellenan la caja, y si puedes plastificar unas cuantas hojitas, no está de mal. Una lástima que no traiga lápices, aunque no es algo que falte. Nos encanta la opción que ofrecen para niños (y que en absoluto hemos seguido) de hacer de distintos colores los distintos tipos de edificios para que se reconozcan mejor. Ayuda muchísimo, y te permite pintar con colores, lo cual siempre es un punto a favor.

Recomendado para papás e hijos, así como parejitas con ganas de tener un juego sencillito pero con un puntito malvado en su ludoteca.

Enlaces de interés

Página de la trilogía en 2 tomatoes: Penny Papers Adventures

Página del juego en BGG: Penny Papers Adventures: El valle de Wiraqocha

Na svidenje!

 

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s