Juego de hoy: Kingdomino duel

¡Hola, parejitas jugonas!

Hoy jugamos a Kingdomino duel

Nº de jugadores: 2

Tiempo de juego: 20 minutos

Autores: Bruno Cathala y Ludovic Maublanc

Ilustrador: Cyril Bouquet

Editorial: Blue orange

Empaquetado: La caja parece que te va a dejar jugar dentro de ella, pero no. Pero es preciosa, y tiene una forma rara. Un inserto sujeta los dados, vienen los bolis, las hojas, y se cierra con imán. Canelita… ojalá fuera un pelín más pequeña.

Preparación

Cada jugador coge una hoja y un rotulador. Se pone en el centro de la mesa, al alcance de los jugadores el grimorio y se escribe el nombre de los jugadores. Se colocan los 4 dados también al alcance de los jugadores y se elige quien va a ser el jugador inicial.

¿Cómo se juega?

El turno de cada jugador consta de las siguientes 4 fases:

  • Lanzar los dados
  • Selección de los dados

El jugador inicial selecciona un dado, el otro jugador dos dados, y el último se lo queda el jugador inicial.

  • Dibujar las fichas en el mapa

Las caras que muestran los dados forman una ficha de domino que habrá que dibujar en el mapa de tal forma que conecte con una ficha ya dibujada por la cara igual o con el castillo central.

Si la cara mostraba uno o dos cruces se dibujarán donde correspondan.

  • Rellenar el grimorio

Cada vez que una de las caras muestre un escudo sin cruz se marcara una casilla en el lugar correspondiente del grimorio. El primer jugador que alcance el centro podrá beneficiarse del poder asociado.

Tras esto se cambia el jugador que lanza los dados.

La partida termina cuando:

  • Uno de los jugadores completa su mapa
  • Ninguno de los dos jugadores puede colocar fichas.

Tras esto, se calculan los puntos. Cada dominio otorga tantos puntos como su tamaño multiplicado por el número de cruces presentes en ese dominio.

Si algún jugador tuviera el poder de otorga 3 puntos, los suma.

El jugador con más puntos será el ganador.

Una vez por partida puedes usar el poder del castillo central. Este poder te permite incluir una cruz en el terreno que  quieras.

¿Qué tal está?

La gente hablaba bien, ¡qué digo bien, FANTÁSTICAMENTE! de una maravilla de juego para solo dos jugadores que además era de los que te piden escribir y tirar dadetes, y que se basaba en un juego que nos encanta, ese Kingdomino tan chulísimo, y… bueno, no se equivocaba la gente del todo, pero no es un substituto.

Kingdomino Duel nos presenta una mecánica similar, pero mucho menos intuitiva, donde los jugadores crean pares (como fichas) que van colocando para rellenar su página, pero la van dibujando, y la cuadrícula es cerrada.

La sensación que deja el juego es de una idea buena de base, y un puñado de remiendos que se han ido cosiendo a esa idea según se iba jugando y comprobando que no funcionaba bien. Hay juegos donde ves una clara idea inicial, limpia, pulida, donde han quitado todo lo quitable, donde muchas mecánicas subyacen escondidas aliviando al jugador de mantener cuenta de ellas, y donde la partida fluye orgánicamente.

La idea de que los dados sin cruces se van acumulando para acciones especiales en una especie de carrera por ver quién llega antes es interesante, pero tiende a olvidarse tantas veces de escribir la crucecita. No solo no es intuitivo (se escribe cuando no hay cruz, lo que va a la contra de lo que dicta el cerebro) sino que a veces el “premio” ni siquiera es tan interesante. Hay habilidades objetivamente mejores que otras pero no es una estrategia ir a “por los poderes”, ya que los dados van a venir al azar lo quieras o no, así que en más de una ocasión se conseguirán los poderes únicamente porque el juego lo ha dictado, y punto. Es un parche, pero no se siente integral del juego.

Al igual que algunas reglas, el diseño de los blasones para poder diferenciarlos es gracioso, hasta que te toca diferenciarlos bien. Se mezclan, parecen cartas de Jungle Speed donde juegas a ver si no te equivocas y colocas un dado donde no era, porque pensabas que era un punto y no dos, o la raya iba en la otra dirección.

¿Significa esto que es un mal juego? No.

Le sienta muy bien la mecánica de “uno lanza y el otro escoge”, que no es única y ya la habíamos visto en juegos de cartas y de más estilos, pero que es directa y fácil. En los dados se guarda la mayor parte de la información, y no precisa de cartas adicionales ni de otros elementos más allá de las hojas de jugadores y la central. Es un sistema que ocupa poco espacio (lo que ocupan tres páginas) y que permite llevarse por ahí, incluso jugarlo en un avión (comprobado).

Pero, y esto es al final lo importante: ¿Jugaríamos esto frente a Kingdomino normal? En un avión, sí, porque el otro no cabe, llevándolo de viaje, tal vez, porque el anterior ocupa más espacio; ¿en una mesa normal para una sesión de juego en pareja? Seguramente no.

Un buen juego, pero no fantástico.

Por otro lado, Fayzah no tenía información ninguna así no estaba condicionada por nada ni nadie. El juego le parece que está bien, la mecánica es sencillita y fácil de entender, quizás haría falta algo que te recuerde que debes escribir en el grimorio, que se suele olvidar, pero ese es el único punto negativo que se le puede poner.

No es el mejor juego del mundo pero no tiene tantos parches y no se puede comparar con el Kingdomino de losetas, pero también es normal, ¿para que otro juego que transmita exactamente lo mismo pero con otros materiales? Es totalmente innecesario.

Enlaces de interés

Página del juego en BGG: Kingdomino duel

¡Hasta la próxima entrada!

 

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s