JUEGO DE HOY: SCANDALOH!

¡Hola, parejitas jugonas!

¡Extra! ¡Extra! ¿A qué famosa estrella hemos pillado haciendo qué?

5 razones por las que a lo que a tu pareja le encantará Scandaloh!, la tercera te sorprenderá.

Nuevo juego de Megacorpin, el título que hizo llorar a un famoso autor europeo.

¿Funciona? … ¿Funciona lo del clickbait? Hoy jugamos a ScandalOh!

Nº de jugadores: De 1 a 6 jugadores

Tiempo de juego: Entre 45 y 75 minutos, dependerá de vuestras dotes deductivas.

Autores: Megacorpin Games

Ilustrador: Megacorpin Games

Editorial: Megacorpin Games

Preparación

Lo primero de todo es preparar el mazo de la partida que vamos a jugar, para ello cogemos las cartas que indique la partida, que viene muy bien explicadito en las reglas que cartas coger o en la aplicación, sin mirar por supuesto, no me hagáis trampas. Dejamos en la caja las cartas que no hemos usado, ya que nos las vamos a emplear en esa partida. Las cartas que van a conformar el mazo de juego las barajamos muy requetebién.

Repartimos a cada jugador una hoja de seguimiento de la partida, una pantalla y una ficha de resolución, bueno si, y un lápiz o boli o algo con lo que poder escribir, muy importante.

Colocaremos las fichas de oferta y de consulta en el centro de la mesa al alcance de todos los jugadores.

Repartimos 7 cartas del mazo a cada jugador y el resto las dejamos en una pila en el centro de la mesa, al alcance de los jugadores.

El jugador inicial en la primera ronda será el que haya protagonizado el escandalo más sonado, si hay dudas se procederá a realizar votación popular.

¿Cómo se juega?

Nuestro objetivo es Scandaloh será investigar para ser el primer jugador en desvelar el escándalo que se está produciendo, para ello se debe dar respuesta a:

  • ¿Cuál es la trama, de las 16 posibles, del escándalo?
  • ¿Qué famoso, de los 5 posibles, lo protagoniza?
  • ¿Qué periódico, de los 4 posibles, va a tener la primicia?

Los turnos en Scandaloh! se desarrollan en sentido contrario a las agujas del reloj.

En su turno, el jugador realizará las siguientes acciones:

Consulta

El jugador activo pedirá al resto de jugadores información acerca de 3 referencias. Estas referencias podrán ser: personajes, tanto de los famosos como de los contactos; periódicos; o localizaciones de la ciudad.

Estas consultas se podrán realizar en las combinaciones que queramos: 3 personajes, 2 localizaciones y un periódico, etc.

Ofertas

Comenzado por el jugador que se encuentra a la derecha del activo y en sentido antihorario, los jugadores eligen que cartas de las suyas quieren ofrecer para intercambiar. Estas cartas deben ser de una o varias de las referencias pedidas, no vale dar cartas que no tuvieran nada que ver.

Para los intercambios consideraremos el valor de las cartas que queramos intercambiar (situado en la esquina superior izquierda) y ofrecemos su valor. Por ejemplo, si queremos dar dos cartas de valor 1, ofreceremos información por valor de 2.

Intercambios

Una vez todos los jugadores han hecho sus ofertas, el jugador activo elige con quien o quienes quiere hacer un intercambio. Para ello deberá dar de sus cartas al jugador que ha elegido cartas por el mismo valor o superior. Deberá hacer todos los cambios con sus cartas.

En el caso de que ningún jugador haya hecho una oferta, el jugador activo cogerá tres cartas del mazo central.

Tras acabar la ronda, una vez todos los jugadores han jugado su turno, se realizará:

Fase de resolución

Los jugadores cogen su ficha de resolución e indican si quieren destapar ya el escandalo o si continúan investigando. Se revelan todas las fichas de resolución de manera simultánea.

Aquellos que decidieron desvelar el escandalo deberán redondear en su hoja que trama, qué famoso y que periódico. Una vez hecho esto, uno por uno comprueban con la hoja de solución si han acertado o no. Si alguno ha acertado las 3 preguntas, será el ganador. Si no, no debe revelar nada de información de la resolución a los demás, que podrán continuar la partida. Sus cartas, por el contrario, se revelan para que todos los jugadores que continúan jugando las puedan apuntar y se descartan bocarriba. Y tras esto, se juega una nueva fase de resolución.

Fase de descartes

Si la partida continua, los jugadores se deberán descartar de tantas cartas como sea necesario para quedarse con solamente 3. Las cartas descartadas lo harán en una pila bocabajo.

Se pasa la ficha de jugador inicial al siguiente jugador en sentido antihorario y se reparten 4 nuevas cartas a cada jugador, y se comienza una nueva ronda.

Si se acaba la pila de cartas, se baraja la pila de cartas que estaba bocabajo.

Las cartas nos podrán dar información sobre las tramas, sobre los distintos contactos o sobre los periódicos. Esto permitirá descartar información e irnos acercando más a la verdad.

¿Cómo se juega a dos?

Para dos jugadores la partida se desarrolla de forma similar, pero con las siguientes variaciones:

  • Las cartas que son intercambiadas con el otro jugador se descartan bocarriba en una pila en común después de apuntarlas.
  • Si el otro jugador no te hace una oferta, también robas 3 cartas y las descartas bocabajo sin pasarle la información al otro jugador.

El juego cuenta también con una versión en solitario que no hemos probado, pero tiene buena pinta.

¿Qué tal está?

Para hablar de este juego, primero vamos a hablar desde el punto de vista de alguien que no haya jugado el anterior juego de deducción de estos creadores, para después comentar desde el punto de vista de alguien que sí haya jugado a Incómodos Invitados y lo guarde con cariño en su ludoteca (o en la ludoteca de un invitado).

ScandalOh! Nos ofrece un juego de deducción donde las piezas para poder resolverlo se encuentran perdidas entre el mazo, y cómo consigamos circunnavegar los impedimentos de no tener a mano todas las piezas, es más, de que los otros jugadores tengan piezas que nosotros no tenemos, te dará la victoria o te hará perder la más jugosa de las exclusivas.

Para conseguir adivinar los tres requerimientos de cada caso deberás interconectar todas las partes de tu hoja de deducción, consiguiendo eliminar elementos tanto por conocer el periódico que publicará la noticia, o al menos tener algún indicio, por saber de un punto de conexión requerido, por lo que el panel con los hilos y las conexiones te ayudarán muchísimo, por saber quiénes son los posibles sospechosos de los escándalos de los que tienes pistas. Lo bueno es que puedes deducir muchas cosas de cualquier elemento, lo malo, es que no te será fácil.

Este juego no es fácil, al menos las primeras partidas, hasta que consigues encajar la manera que tiene de resolver los casos. Todos los elementos se encuentran interconectados y te servirán para descartar indicios falsos o elementos que solo buscan distraerte (hay pistas “falsas” o “redundantes” que solo te harán perder el tiempo, y que son una magnífica moneda de cambio). Una vez la luz va apareciendo y los descartes se hacen más evidentes, así como plausibles, es ahí cuando la alegría y las risas de victoria entran en juego… si nadie se te adelanta claro.

La parte de la carrera por conseguir resolver el puzzle es lo que hace que una partida de investigación se convierta en un frenético sudoku mental donde rascas posibilidades quizá poco probables con tal de conseguir la exclusiva antes que nadie.

No debemos olvidar, aunque en estos párrafos lo parezca, que no es un juego solitario. Si bien hay una parte de deducción que tienes que hacerla por tu cuenta (nosotros a veces tenemos que pedir tiempo al otro para poder pensarlo y razonarlo, que nos va mucho la marcha y acabamos metiendo el turbo), estar atento de las deducciones del otro jugador (¿qué cartas me está pidiendo? ¿qué periódico le interesa más? ¿por qué me ha preguntado por tal informador?) te ayudará a no perder el hilo de lo que se cuece entre las manos de los jugadores… pero cuidado, que hay muchas alimañas que te darán información confusa, o pedirán información innecesaria para hacerte dudas de tus propias pesquisas.

Sin duda, sigue siendo el mejor sistema de deducción que hay y que hemos jugado… ¿pero se parece a Incómodos Invitados? ¿Caben ambos en la ludoteca?

Incómodos invitados introdujo el revolucionario mazo inteligente, un sistema que permite jugar un grandísimo número de partidas diferentes construidas con un mazo de cartas (en ScandalOh son 250 cartas, con dorsos diferentes para poder montar las barajas con más velocidad). Esa revolución por si misma ya consiguió deslumbrarnos por encima de las demás mecánicas de gestión de las mismas.

En este juego ese mecanismo se repite, así como el la manera de conseguir la información, así que debe de haber algo nuevo para que se hayan lanzado a la aventura de publicar este segundo título (además de por su temática). Lo hay, es otro puzzle, uno diferente por completo, un puzzle que te obliga a tomar la investigación de otra manera, es además más difícil que el anterior, más enrevesado y a la vez más satisfactorio. Imaginad que Incómodos Invitados fuera un sudoku, pues este juego sería un sudoku samurái, de esos que lo forman cuadrados que se entrelazan entre ellos. Ambos son similares, siguen más o menos las mismas reglas y hay una cierta familiaridad, pero al final son dos puzles diferentes que te obligarán a adaptarte y a cambiar la manera de reaccionar a la estrategia. La manera en la que están los diferentes elementos interconectados y lo rápido que una prueba consigue cambiar una deducción improbable a tu baza para ganar no lo consigue (al menos no de la misma manera) el anterior título.

Para resumirlo, son primos, pero no hermanos.

Hablando un poco de el grafismo, a nosotros nos ha gustado la ilustración, que si bien muy exagerada y que quizá a algunos no les guste especialmente, pero a nosotros nos ha parecido divertida. Es verdad que la hoja de deducción en las primeras partidas parece menos clara, pero te acostumbras rápido una vez sabes qué información es necesaria en cada parte. La iconografía es clara, aunque algo pequeña para poder meter todos los elementos, y os hará falta un bolígrafo o rotulador, ya que el lápiz no se ve tan bien cuando lo usas sobre las hojas de colores (mejor algo con un color más contundente que gris clarito). De todas maneras, nosotros hemos jugado a la versión proto si esto se habrá modificado para la campaña de Kickstarter.

Las reglas son claras una vez comprendes el juego en sí, y si vienes de Incómodos Invitados te serán muchísimo más fácil comprender los cambios.

Si has llegado aquí leyendo todo lo anterior, muchas gracias por tu paciencia, Scandaloh! es otra magnífica muestra del buen hacer de Megacorpin Games, de cómo conseguir mantener una “franquicia” y cambiarla lo suficiente para que te sientas como en casa, y a la vez emocionado como la primera vez. Un juego que como el anterior, recomendamos de principio a fin.

Y dicho todo esto, a partir del 14 de septiembre de 2021, en su Kickstarter más cercano.

Enlaces de interés

Página del juego en BGG: ScandalOh!

Para acceder al Kickstarter podéis pinchar AQUÍ

Síguenos en redes sociales:

Instagram: @Jugando_en_pareja

Twitter: @JugandoenPareja

Facebook: Jugando en Pareja

Telegram: Jugando en Pareja

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s