Juego de hoy: Jonathan Eaton’s House of Treasure, Escape Quests. El ojo de Itzamna

¡Hola, parejitas jugonas!

Una aventura a lo largo de varios continentes. El premio, una empresa sin dueño y una cruzada que cambiará tu vida. El primer destino está claro si leemos los periódicos. En medio de una espesa jungla nos espera la joya maldita.

Hoy jugamos a Escape quest: El ojo de Itzamna (y tranquilos, es sin spoilers)

Nº de jugadores: De 1 a 4, pero como siempre en este tipo de juegos, 2 jugadores ya nos parecen muchos, que acaba siendo molesto hacer un puzle tan pequeño entre dos.

Tiempo de juego: Entre 90 y 120 minutos.

Editorial: Jumbo

Empaquetado: Una caja buena, con forro hasta por dentro, tremendamente colorida y con tres sobres chulísimos, que añade mucho a la presentación general del juego. Es un disfrute abrir este juego y encontrarte los componentes así, ¡es que dan ganas de ponerse a jugar de inmediato!

Preparación

Abrir la caja y sacar los 3 sobres, una cartulina sobre la que haremos los puzle y donde nos indicará como comenzar, un cuaderno con anotaciones y el primer puzle, y ya podemos comenzar con nuestra aventura.

¿Cómo se juega?

Al montar los puzles iremos encontrando las pistas para ir resolviendo los distintos acertijos e ir avanzando en la historia. Nuestro objetivo será abrir la puerta del templo y para ello deberemos resolver los acertijos propuestos y abriendo los sobres que nos darán los siguientes pasos.

Es… bastante fácil la verdad… y quizá este sea un pequeño problema. Sigue leyendo.

¿Qué tal está?

Jonathan Eaton’s House of Treasure, Escape Quests: El ojo de Itzamna (un nombre larguísimo, ha ganado al resto de nombres de escape puzzles) es otra propuesta más dentro del submundo lúdico de los juegos de escapismo con rompecabezas asociados.

Un juego que se presenta con unas luces y sombras bastante claras.

Por un lado, la presentación en general es preciosa. Al abrir la caja te deslumbra con unos sobres muy chulos que contienen los componentes del juego, así como unos interiores de las cajas coloridos (aunque sin uso práctico) y una libreta preciosa que servirá de guía en el juego, y que forma parte de los acertijos. Lo malo es cuando empezamos a toquetear esos componentes, y vemos que de donde han gastado más, han quitado de otros lados. El puzle en especial (lo que vienen a ser las piezas) es de un cartón regulero, y algunas piezas incluso nos venían sin terminar de destroquelar (esto pasó sobre todo en el primer puzle de la caja, en los otros dos pasó menos, pero pasó). Un juego donde su componente central son esas piezas no puede permitirse una producción deficiente como esta. Una vez montado, siendo sinceros, no se nota demasiado y puede seguir siendo práctico.

Disfrutas de ir revelando los misterios de este puzzle en tres partes (lo pone en la caja al empezar, no es spoiler) en las que cada puzzle se convierte en un paso a seguir para llegar al final… el problema, y este es bastante más grande en nuestra opinión, es que no sabes a ciencia cierta si has acertado en la solución.

El juego ofrece unas pistas con cada puzzle pero deja claro que la solución solo se encuentra en un «walkthrough» (que viene a ser una guía paso a paso de lo que tienes que hacer). Las pistas son de ayuda, pero no te permiten saber si lo has hecho bien, y si en otros juegos del estilo hay una especie de candado o descodificador que te dice: correcto, solución obtenida; en este lo que te dice es: ¿crees que ya lo tienes?¡Bien! Al siguiente puzzle. Esto es insuficiente. Nosotros pasamos varios puzzles donde estábamos «seguros» de haberlo hecho bien, solo para descubrir al final que no, pero que dio igual, porque por coincidencias del destino, lo resolvimos igualmente.

¡Qué! ¡Cómo me haces un juego de ir descubriendo a lo largo de una aventura solo para que al final me salga de suerte y sin haber conseguido resolver bien algunos puzzles! Esto mancha mucho la nota del juego, porque aunque los puzles fueron diversos y algunos hasta divertidos (aunque el estilo de dibujo así como unas ilustraciones no del todo claras de algunos componentes del juego ofrecen más dificultad que el mismo puzle), saber que he conseguido pasarme el juego entero sin haberlo resuelto bien, ¡¡¡¡y conseguir la pista final bien de suerte!!!! Vamos, que nos hizo un BLUF al final, mientras leíamos la guía de soluciones para ver qué habíamos hecho bien o mal.

Por cierto, la guía te ayuda, pero hay pasos que te los cuenta como con secretismo, que lees varias veces y sigues sin saber si lo has hecho bien. Quizá porque la persona que ha traducido esto no ha jugado al juego, por lo que no sabe qué es lo que está explicando realmente, pero ya os decimos que no ayuda.

¿Pero es mal juego? Espera, que ahora vienen algunas luces.

Hemos hecho escape de mesa peores que este, y hemos disfrutado bastante haciendo unos puzles que realmente resultan un reto montarlo, y que por primera vez en esta serie, los puzles sí son parte intrínseca del juego y no simplemente para distraerte y alargar el tiempo de la partida. Lo que nos ha pasado con estos escape puzles es que la parte de hacer el puzle es simplemente una manera alternativa de conseguir las piezas para montar la imagen, pero nunca resultando un reto en sí mismo (más allá del «reto» de hacer un puzzle de menos de 100 piezas). En este juego las piezas tienen algunas formas que te harán darle más de una vuelta hasta que consigas encajarlo todo.

Otra cosa que está muy bien es que el juego no viene con tiempo. Puedes jugar más relajado disfrutando de la experiencia de ir haciendo estos puzles y de ir encontrando los secretos que guardan.

Por último, y como parece ser corriente en este tipo de juegos, no se puede jugar a más de dos, al menos físicamente. Los puzles son pequeños e incluso a dos jugadores te estorbas todo el rato. Así que es un juego para jugar solo o en pareja.

En definitiva, una buena propuesta con una presentación en apariencia maravillosa que cuenta con algunas manchas grises al final del camino que hacen que baje un poco la nota en nuestra puntuación, en especial al compararlo con juegos similares de escape puzles de los que os hemos hablando esta semana.

Síguenos en redes sociales:

Instagram: @Jugando_en_pareja

Twitter: @JugandoenPareja

Facebook: Jugando en Pareja

Telegram: Jugando en Pareja

Un comentario en “Juego de hoy: Jonathan Eaton’s House of Treasure, Escape Quests. El ojo de Itzamna

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s