Pintando en pareja – Mice and Mystics: Ratas

¡Hola parejitas jugonas!

Las ratas las imprimimos en negro y luego en blanco para dar luces y, tras esto las pintamos en 3 colores: hay 3 grises, 3 marrones oscuros y 3 marrones más claro. Además, una vez terminadas les dimos pincel seco para resaltar el pelaje.

Na svidenje!

Juego de hoy: Cantaloop – Libro 1: Breaking into prison

¡Hola, parejitas jugonas!

¿Recuerdas aquellos juegos de clicar en el ordenador hacia donde seguir la historia, resolviendo puzzles locos, un juego de «point-and-click» de famosos piratas y casas embrujadas de alienígenas? ¿Te imaginas vivir las mismas sensaciones en un libro-juego de papel? ¿Pero exáctamente las mismas? Sigue leyendo, que esto te va a interesar.

Hoy jugamos a Cantaloop. Libro 1 – Breaking into prison.

Sigue leyendo

Pintando en pareja – Mice and mystics: Cucarachas

¡Hola parejitas jugonas!

Para las cucarachas, le dimos varios tonos de brillo para resaltar el color, ya que en un principio se nos habían quedado muy planas y apagadas.

Na svidenje!

Juego de hoy: Plata

¡Hola, parejitas jugonas!

Cuando oímos gritar derrumbe, contamos los que estábamos… y cuando salimos, había uno menos. Esa es la maldición de la mina, siempre salen menos de los que entran. ¿Serás tú el último en salir?

Hoy jugamos a Plata.

Sigue leyendo

Pintando en pareja – Mice and Mystics: Neré

¡Hola, parejitas jugonas!

Neré se nos quedó con un pelaje más apagado, por lo que decidimos destacar más los complementos. Pintamos cada pluma de la corona de un color y los completos con colores vivos para destacarlo más.

Podéis conocer más de juego leyendo nuestra reseña: Mice and mystics.

Na svidenje!

Un 7 de media, o el helado de vainilla.

Descubrir tiendas en outlet fue un acierto, y un error… bueno, un error solo porque tenemos menos aguante que un niño en una tienda de caramelos. Cuando te presentan cientos de juegos a precios irrisorios, es difícil no echarles un ojo a todos y cada uno de ellos, buscando, porque sabes que está ahí, la joyita entre el fango. Ahora que se acercan las ofertas de Black Friday, esa sensación vuelve a aflorar.

¿Cómo distinguir la joyita? ¿Cómo asesorarte entre tantísimo juego que pulula las estanterías de los almacenes? ¡Pues con las reseñas! OBVIAMENTE.

Así que nos pusimos a mirar reseña tras reseña, pero claro, muchos de estos juegos están en las tiendas de outlet por una razón, y es su baja popularidad entre los canales lúdicos. Cuando esto ocurre, cuando de un juego no se ha dicho casi nada, ni bueno ni malo, toca ir a la fuente de toda reseña lúdica. Nos toca ir a BGG.

La página madre de la que todos sacamos datos, reglamentos, fichas y ayudas, y en la que también encontramos montones de personas con opiniones muy fuertes sobre juegos que no conocemos en absoluto.

Una regla que solemos seguir a la hora de comprobar la «posible calidad» de un juego suele ser la regla del 7. Si tiene un 7 de media (siempre que haya un número considerable de personas que haya votado) puedes estar más o menos seguro de que el juego al menos cumple su función de entretener, de que es divertido. Hasta cierto punto, claro está. Esta es la vainilla de los juegos de mesa. Un sabor que a todos les vale, pero que a nadie les emociona.

Porque, seamos sinceros, si el juego tiene un 3 de media, solo 4 personas lo tienen, o cinco votos… seguramente no sea un gran juego, casi seguro.

Pero… ¿dónde deja eso a los 6 y picos? Esos juegos que sabes que PUEDEN estar bien, pero va a depender mucho de tu gusto personal. Es el helado de pistacho, o ese helado de esponjitas. No es para todos, no a todos les va a gustar, no puedes sacarle a un jugón duro un juego de HABA, es ridículo, seguramente tenga una nota baja en la página web, pero nosotros tenemos muchos juegos de HABA que, a determinada gente, no dudamos en recomendar.

El juego donde nuestro sistema no funciona, donde hubiéramos pasado de uno de nuestros juegos favoritos para jugar con más gente es Half Pint Heroes (editado en español por GDM). Obviamente no va a gustar a todos, las ilustraciones no son agradables de manera general, la mecánica que mezcla azar y te hace creer que tienes control no es de gusto de muchos, encima tienes que ir hacer daño a otros jugadores de manera obligatoria para ganar… pero es de nuestro favoritos para llevar a quedadas. Es simplemente exquisito como una mezcolanza de reglas raras y un sistema azaroso pueda generar tanta tensión en las rondas, y risas, y gritos… pero tiene un 6.7.

Un 6.7 es una nota que en muchos juegos que hemos pasado mirando en las ofertas y viendo lo imperfecto del sistema, la oportunidad de encontrar más joyas… Quizá la forma de encontrar los juegazos es ir despacio, analizar los juegos que vemos, si han tenido repercusión, ha habido reseñas, ha enamorado a alguien (que no sean los autores o editores).

Quizá la manera es jugarlo antes para ir analizando mejor lo que compramos… pero eso es una locura… ¿no?

Esto abre además una brecha rara para los creadores de juegos (o de contenido en general). ¿Es mejor intentar adaptarte a los gustos de todos? ¿Hacer un juego accesible para cualquiera y abierto a que a todos les guste? ¿O es mejor centrarte en un grupo concreto de seguidores? Con la cantidad de juegos que salen al año, ¿es mejor luchar en un nicho o quedarte luchando entre todos los juegos abiertos a todo el mundo?

¿Qué sistema sería idóneo para vosotros? Es tan complicado comprar en ofertas (ahora que se acerca el Black Friday). ¿Cómo lo hacéis vosotros? ¿Seguís algún tipo de sistema a la hora de comprar juegos en oferta? ¿Analizáis los juegos u os dejáis llevar por la intuición?

Comentadnos vuestras ideas en el blog o en cualquiera de las redes sociales que aparecen abajo.

¡Hasta la próxima entrada!