Juego de hoy: Naga Raja

¡Hola, parejitas jugonas!

Alcanzar el corazón del templo no será fácil, solo con astucia, ingenio y suerte podremos sortear los endiablados mecanismos que plagan estas paredes. Y todo para luego descubrir que el jarrón estaba maldito…

Hoy jugamos a Naga Raja.

Nº de jugadores: 2 jugadores

Tiempo de juego: 30 minutos

Autores: Bruno Cathala y Theo Riviere

Ilustrador: Vincent Dutrait

Editorial: Hurrican

Empaquetado: El empaquetado es meritorio, cada cosa en su hueco perfecto, sitio para enfundar las cartas, organizado para que no se mezcle y caiga todo, precioso. El manual viene raro montado, es como un desplegable, que no es problema para leer las reglas, pero es curioso.

Este juego ha sido cedido por la tienda Dado Crítico que ha sido tan amable de enviarnos una copia para reseñar. Echadle un vistazo para agradecerles la colaboración, que se han portado de 10.

Preparación

Cada jugador coge uno de los tableros de templo y lo coloca delante suya con las entradas orientadas hacia él. Coge las 9 reliquias de tu color y colócalas, sin mirar, en los alrededores del templo.

Mezclad las piezas de templo y los amuletos, cada uno por su lado, formando una pila con cada una de ellas, bocabajo.

Barajad las cartas de robo y dejadlas al alcance de los jugadores tras repartir 5 a cada jugador. Dejad los palitos del destino también al alcance de los jugadores.

Los jugadores cogen dos palitos marrones y los tiran para decidir quién será el jugador inicial. Se revela la primera loseta de templo y comenzamos a jugar.

¿Cómo se juega?

El objetivo en Naga Raja es crear caminos por el interior del templo para llegar a obtener 25 puntos. El primer jugador en hacerlo será el ganador de la partida. Si algún jugador revela las 3 reliquias malditas, perderá automáticamente.

La partida se desarrolla en una serie de rondas en las que los jugadores pujaran por obtener la loseta de templo que les permitirá ir avanzando en su búsqueda del tesoro.

Primero los jugadores deben elegir que cartas van a emplear para elegir que palitos van a lanzar ese turno. Cada jugador elige al menos una carta y las revelan de forma simultanea. Una vez reveladas, cada jugador coge los palitos del destino correspondientes y los lanzan a la vez.

Los palitos tienen puntos de destino (puntos) y nagas (raya ondulante que parece una serpiente) que permitirán activar las cartas que se tiene en la mano.

Los jugadores van gastando nagas y descartando el dado correspondiente para activar las habilidades de las cartas que tienen en la mano. Cuando ambos jugadores pasen, el jugador que tenga más puntos de destino recibe la loseta de templo, la cual colocará en su tablero adyacente a uno anterior o en una entrada.

Cuando un camino conecte una entrada del templo con una reliquia dale la vuelta inmediatamente dejándolo en la misma ubicación y gana los puntos inmediatamente. Si el camino conecta con un amuleto, coge el amuleto, míralo y quédatelo para emplearlo en el momento que mejor te venga.

El jugador que no consiguió pieza de templo se convierte en el jugador inicial y comenzamos una nueva ronda.

La partida termina cuando un jugador consiga 25 puntos, bien por la suma de las reliquias o por reliquias y amuletos, si estos dieran puntos.

Si un jugador pone su novena pieza en el templo sin que haya alcanzado los 25 puntos o perdido por alcanzar las tres reliquias malditas, el jugador con más puntos de victoria será el ganador.

¿Qué tal está?

Naga Raja es un juego sencillo para dos jugadores donde habrá un poquito de pique entre ellos y la suerte tendrá que darte la mano.

Es interesante tener que elegir si gastarás las cartas como dados, ofreciéndote más posibilidades y alternativas durante la ronda, o como acción especial, las cuales son determinantes pero únicamente en ciertas ocasiones, teniendo que saber si arriesgar esa carta para un beneficio directo ahora, o rezar para que la situación oportuna se te ponga de cara.

La mecánica de los dados y la manera de utilizarlos (así como lo raros que son) nos ofrece un toma y daca bastante duro, de utilización de acciones alternativas y una puja rara por la loseta se camino (que es al final de lo que va esto, de pujar fuerte por esas valiosas losetas).

Un juego que funciona como una carrera contra el otro jugador (una carrera donde vas tirando piedras a su línea) por llegar a los tesoros (puntos) necesarios para ganar, con una mecánica central de puja fuerte y mucho confetti añadido por los lados para darle un toque divertido y diferente a cada partida.

Sí que es verdad que es un juego sencillo de jugar. Las elecciones que realizas durante la partida se centran en cómo gestionar la mano (como dado o como acción) y dónde colocar la loseta, por lo que si buscas un juego denso y profundo, no es lo que vas a encontrar aquí.

Un punto muy a destacar es su elevada producción, donde se han tomado muchas molestias para que todos los detallitos estén bien, las losetas queden preciosas y encajen, y las ilustraciones sean maravillosas de mirar.

Poco más que decir, un juego de pujas con dados y cartas diferente y para dos jugadores. Entretenido de jugar y con partidas interesantes.

Si os ha gustado el juego y queréis echarnos una mano al blog, pensad en comprarlo en la tienda Dado Crítico y decidles que vais de nuestra parte. Naga Raja comprar en Dado Crítico.

Síguenos en redes sociales:

Instagram: @Jugando_en_pareja

Twitter: @JugandoenPareja

Facebook: Jugando en Pareja

Telegram: Jugando en Pareja

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s