Juego de hoy: Las mil y una noches

¡Hola parejitas jugonas!

Hoy viajamos hasta lejanas tierras para jugar a Las mil y una noches.

Nº de jugadores: De 2 a 6.

Tiempo de juego: 120 minutos, unas dos horas de nada. Aunque en las reglas explican muy bien como acortar la partida si todos los jugadores están de acuerdo y, obviamente, siempre antes de comenzar la partida. No vale acortar la partida en el momento que vais ganando vosotros.

Autor: Eric Goldberg

Editorial: Devir

Nuestro objetivo será recorrer el mundo con nuestros personajes viviendo múltiples aventuras intentando obtener los puntos de sino y de historia requeridos para conseguir la victoria. Estos puntos lo determinaran los propios juegos de forma individual y secreta al comienzo de cada partida, siempre habiéndose puesto de acuerdo a cuantos puntos en total jugar.

Las mil y una noches es uno de estos juegos de los que nos encantan, donde tenemos ante nosotros una historia de aventuras que iremos descubriendo poco a poco según las decisiones que tomemos. Un viaje que disfrutar con una buena compañía y donde lo importante es más disfrutar de la historia que intentar ganar, aunque no vamos a ponerle a los demás fácil conseguir sus objetivos, faltaría más.

Lo primero que vamos a realizar será colocar el tablero sobra la superficie de juego (si juegas en una mesa, una mesa, si juegas encima de un oso pardo hibernando, pues sobre el oso). Cada jugador cogerá un personaje, su tablero de referencia, las fichas del personaje y el muñecajo que pondrá en el tablero en Bagdag. Cada jugador coloca sus fichas sino y destino en el lugar correspondiente de su tablero de referencia, y la ficha de riqueza en pobre.  Barajamos el mazo de cartas de búsqueda, colocando las fichas de mañana, mediodía y noche al lado; barajamos también las cartas de tesoro. Las cartas de estado las clasificaremos por tipo y las colocaremos bocarriba al alcance de los jugadores, a nosotros se nos ha ocurrido coger un álbum donde se guardan las cartas Magic y colocarlas ahí agrupadas por tipos, para tenerlas todas ordenaditas sin que haya un trillón de cartas por la mesa (los resultados próximamente).

Cada jugador elige 3 habilidades de todas las disponibles, o las coge al azar que a nosotros nos parece más entretenido y divertido (y menos peñazo tener que colocar todo en la mesa). Se colocan por el lado de aprendiz (lado marroncete mas simple), si las desarrollamos hasta nivel maestro les daremos la vuelta (amarillas con un dibujo).

Y ya tenemos todo listo para comenzar a jugar.

El juego se desarrollara por turnos. En el turno de un jugador el jugador de su izquierda leerá el libro de cuentos, y el de la derecha tendrá las matrices de reacción. Si sois solo 2, te toca pluriemplearte en el turno del otro y hacer ambas cosas.

El jugador en su turno deberá:

  • Comprobar tesoros y estados, si alguno debe ser tenido en cuenta a lo largo del turno se anunciara al resto de jugadores.
  • Mover a los personajes tantas casillas como permita tu nivel de riqueza. Te podrás mover tanto por mar como por tierra como máximo tantos pasos como el número indicado por la capacidad de movimiento.
  • Resolver el encuentro. Robaremos la carta superior del mazo de encuentros y actuaremos como consideremos más oportuno para intentar resolverlo. Aquí es donde está la gracia del juego.
  • Jugar cartas de ciudad y resolver búsquedas. Si tenemos una carta de encuentro de la ciudad donde nos encontramos podremos emplearlas para ganar recompensas chanchis. Comprobaremos si se han cumplidos los requisitos de la búsqueda que tenemos activa, si es así cogeremos la recompensa y robaremos una nueva carta de búsqueda.

La partida acabara cuando un jugador cumpla o supere las condiciones que se había impuesto para ganar y se encuentre en Bagdag. En ese momento declarará que puede ganar y los demás jugador disponen del turno siguiente para intentar conseguir la victoria también.

Existen sitios especiales que son lugares de poder, a ellos solo se podrá acceder si un encuentro te lo permite, de los contrario no conoceremos donde se encuentra la mágica entrada de la ciudad, y no es plan de ir investigando detrás de todas las cascadas, pozos hasta encontrar con la llave.

Fuente: BGG

Las cartas de encuentro pueden ser de ciudad, lugar o ciudad, en función de ellas nos llevaran a un sitio u otro. Para las cartas de personaje simplemente nos iremos a la tabla de encuentro que está en el libro de cuentos según la hora del día en la que nos encontremos; si es de ciudad, lo haremos según si el numero que se encuentra debajo de la carta; y si es de terreno, dependerá del terreno en el que se encuentre el personaje indicado por las gemas o por un dibujo de ciudad . Las cartas de ciudad podremos emplearlas si nos encontramos en esa ciudad, por lo que cuando la robemos y hayamos resuelto el encuentro podremos elegir entre conservarla o descartarla. Para los lugares de poder no miraremos las tablas, sino que iremos a la que corresponda con el numero que está impreso en el tablero.

Una vez robada la carta, deberemos determinar con quien nos hemos encontrado, para ello tiraremos un dado y sumaremos el numero impreso en la gema o dibujo de ciudad (si lo hubiera) y los posible bonus según los puntos de sino (si los tuviéramos), esto nos dará un numero del 1 al 12 (si el resultado es mayor que 12, será 12) que corresponderá en la tabla de encuentro con un personaje. Esto nos dará una letra correspondiente a una matriz de reacción. En la matriz tendremos todas las posibles reacciones ante este encuentro, elegiremos nuestra reacción. Con la reacción y el adjetivo que acompañe al personaje con el que nos hemos encontrado (por ejemplo, si nos encontramos con un mercador perdido, elegiremos la fila correspondiente a perdido) obtendremos el numero de párrafo que deberán leernos. Ahora nos sentaremos y disfrutaremos del trocito de cuento que nos van a contar, dentro de cada párrafo tendremos distintas opciones que dependerán de nuestras habilidades y de si queremos o no usarlas, salvo que sean obligatorias.Esto parece muy complicado, pero en realidad es muy sencillo de entender y en las reglas viene explicado de maravilla. Una vez leído el párrafo, obtendremos unos puntos de historia o de sino, y lo mismo hasta alguna habilidad nueva o un estado.

Algunas cartas de encuentro con personas. Fuente: BGG

Los estados nos darán la carta de estado correspondiente y esta nos obligara a actuar según las indicaciones de la carta.

Una vez hayamos terminado los encuentros y comprobado búsquedas, le tocara el turno al siguiente jugador.

La única diferencia entre jugar a dos o a más es el número de cuentos que vais a escuchar durante el transcurso de la partida y si vas a tener que usar la matriz y el libro de cuentos a la vez o no. A más jugadores el juego se hará más largo simplemente.

Es un gran juego. No solo grande por lo que pesa y ocupa la caja, sino que es una idea antigua (el juego viene de mediados de los ochenta, los años dorados del libro juego) tan interesante, tan apasionante… Increíble verlo en español, poder disfrutarlo con mi familia y amigos (además de Farko, claro) sin tener que traducirlo todo.

Un tema que a poca gente no le va a gustar, tan mágico y lleno de oportunidades.

Si bien, no todo es perfecto. Además de alguna errata, es un juego en el que, en realidad, careces de control. Tienes que conseguir puntos de historia y sino, pero rara vez sabes qué conseguirás al final. Así como las habilidades necesarias para afrontar los retos cuando escoges una opción, es difícil sabes dónde te deparará el destino. Esto tiene un lado positivo, el que difícilmente repetirás en las primeras partidas ningún párrafo, pero a la vez, un jugador que quiera GANAR, lo va a pasar mal.

El juego se puede hacer un poco largo, sobretodo con muchos jugadores. Incluso de lo bueno se cansa uno. Por suerte, el poder quitar puntos y acortar la partida arregla el problema.

Es un buen juego con dos jugadores, y se disfruta sin problemas, si bien con tres y cuatro habrá más historias que narrar, aunque tardará más en llegar la tuya. Si te molesta pasarte un tercio de la partida sin jugar, únicamente escuchando las historias de los demás, no te va a gustar. Hay algo de interacción, pero suele aparecer en forma de cartas de estado, que permiten meter baza entre jugadores.

Opinión de Farko: Hasta las reglas lo dicen, este juego es para vivirlo más que para ganarlo. Es disfrutar sentado con amigos (o pareja) riéndoos y viendo a donde os llevarán vuestras partidas. Control, no tienes control ninguno. Muchas veces no sabes ni cómo conseguir nada, pero lo disfrutas en cada partida que juegas, que son eventos especiales. El libro de historias es BRUTAL y la matriz de historias es otra idea alucinante. A mi me encanta, me encanta, me encanta.

Opinión de Fayzah: Un nuevo juego en el que disfrutar de una buena historia con una taza de té (porque todos estos juegos son susceptibles de ser acompañados por una taza de té). Teníamos muchas ganas de tenerlo desde que lo probamos en una jornadas entre blogueros y mejora el no tener que estar traduciendo todas las historias. Las erratas no son tan importantes como internet hace creer y salvo con la carta de León, no impiden jugar perfectamente.

Si la vas a comprar y te preocupan las erratas, Devir se ha comprometido a enviar a cada comprador del juego una baraja de repuesto con todo correcto. Es agradable que una editorial se preocupe. Un juego tan enorme es difícil que no se escape algo al ojo.

Página del juego en BGG: Tales of arabian night

Na svidenje!

 

 

5 thoughts on “Juego de hoy: Las mil y una noches

  1. ¡Hola chicos!

    ME alegra ver que a alguien con la misma idea que yo del juego le ha gustado. Eso quiere decir que mi primera partida fue “rana”. Nos ocurrieron multitud de cosas malas, estados perjudiciales y yo me pasé media partida encerrado en una cárcel de la que no conseguí salir. Jugué a 2 y a mí se me hizo algo tedioso gestionar matriz y cuentos a la vez. Imagino que a 3-4 será el rango óptimo de jugadores. Desde luego yo no tengo inconveniente con el planteamiento de té, 2 horas por delante en buena compañía y “a ver qué pasa”. ¡Un saludo chicos!

    Me gusta

    1. Abruma un poquillo verte con la matriz, el libro de cuentos y el otro mirando expectante por conocer que le depara la historia, pero nosotros nos lo pasamos muy bien.

      ¿Jugasteis con que una vez que conseguías un estado nuevo los otros se quitaban? Así no se te amontonan las penalidades, de todas maneras es parte del juego. Yo me tire unos turnos sin poder emplear habilidades y a Farko un par de rondas lo moví yo.

      Un abrazo!

      Me gusta

  2. Lo poco que he visto del juego y lo que habéis contado confirman mis sospechas. Es un cuento en el que tienes pocas decisiones que tomar o las tomas al azar, sin datos que complemente tu elección.

    Decís que es un juego largo y me da la impresión que la mayoría del tiempo te lo pasas mirando matrices y buscando páginas ¿no?

    Todo el mundo habla de la edición por las erratas pero nadie habla de la ilustración del mapa que me parece antiguo y feo. O el libro con anillas, supongo que será manejable pero me parece cutre y peligroso pues podría dañar los componentes del interior, yo creo que habría quedado mejor como el libro de casos de Sherlock. Le habría venido bien un lavado de cara antes de publicar un juego tan antiguo.

    Dicho todo esto, la gente lo está flipando con el juego. Tengo muchas ganas de probarlo y juzgar si es sólo el hype típico de una novedad o de verdad el sistema de juego es tan bueno que se sobrepone a todos los puntos negativos que le veo.

    Me gusta

  3. Para mí es la misma sensación que el Sherlock en el sentido de que han puesto los puntos de sino e historia para convertirlo en juego, lo realmente interesante está en dejarte llevar por la historia y disfrutar de ella, quien gane es secundario. La diferencia es que en el Sherlock es más activo pero en este es más pasivo.

    Pasas parte del tiempo mirando matrices, sobretodo los primeros turnos hasta que le pillas manejo pero igual que las reglas de los juegos nuevos. Al final pasas más tiempo leyendo o escuchando las historias.

    El toque ese retro a nosotros nos mola, es un juego muy antiguo basado en historias aún más antiguas, ponerlo demasiado moderno no pegaba para nosotros.

    Yo pensé lo mismo al ver el libro de cuentos, pero una vez que te das cuenta de toda la tralla que le das se habría acabado desencolando y perdiéndose paginas. Con las anillas hay que ser más cafre para que se rompa, que no es imposible, mis apuntes de la uni lo atestiguan, pero es más difícil.

    Cuando queráis estáis más que invitados a probarlo con una tacita de té (o lo que surja).

    Un abrazo!

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s