Juego de hoy: Escape Room The Game: Rompecabezas. El secreto de la científica

¡Hola, parejitas jugonas!

La puerta está abierta, el cadaver en el suelo, en su mano una dirección…

Nos falta una pieza para resolver el puzzle.

Hoy jugamos a Escape Room The Game. Rompecabezas: El secreto de la científica.

Nº de jugadores: 1 o 2, ni se os ocurra jugarlo a más aunque parezca posible.

Tiempo de juego: Según la caja 150 minutos, a nosotros nos llevo más o menos unos 90.

Editorial: Diset

Empaquetado: La caja lo es todo. Una caja que asemeja un cofre que incluye y rellena seis cajitas más pequeñas donde se esconden los componentes. Además de estas cajitas, lo otro que incluye la caja es un troquel con las piezas del «descodificardor» puzzle y las reglas. Una caja de puzzle normalita.

Preparación

Saca todas las piezas de cartón: 12 piezas clave, el decodificador, las monedas y 2 piezas misteriosas. Las piezas misteriosas colócalas donde se indica, y el resto de componentes déjalo al alcance de todos los jugadores.

Prepara una zona despejada den la mesa, más o menos de 1 m x 1 m para poder montar el puzle completo.

Coged papel y boli y decidid si queréis jugar en modo escape room, con tiempo por lo que necesitareis un cronometro; o modo puzle, sin cronometro.

¿Cómo se juega?

El juego consta de 5 pasos que se van a ir repitiendo:

  • Leer la historia que hay en el interior de la solapa de la caja que hemos abierto y saca todos los componentes que haya, comprobando que no te olvides de sacar nada.
  • Resuelve el puzle. Cada puzle formará una habitación que luego se unirá a los demás formando el puzle completo.
  • Encontrar el código. Busca el código que te permita completar la tarea en negrita.
  • Convierte el código que has encontrado con el decodificador, lo cual te permitirá, si lo has hecho bien, abrir la siguiente caja.
  • Abre la siguiente caja, y vuelta a empezar.

Las monedas permiten pedir pistas si en algún momento os quedáis atascados. Las monedas sin usar darán puntos al final de la partida.

Una vez terminado el juego, si habéis jugado en modo escape, podréis calcular vuestra puntuación final.

¿Qué tal está?

Escape Room: the Game, Rompecabezas (es largo de narices el nombre) nos ofrece una aventura en la que los puzzles serán un entretenimiento accesorio pero muy agradecido de la aventura.

La sensación de descubrimiento que implica la creación de un puzzle casa perfectamente con la facilidad en la que los puzzles de esta caja se articulan, definiendo un enigma de nivel medio en cada sala, dando paso a las siguientes habitaciones.

Los puzzles en sí albergan sorpresas que tendrás que averiguar, pero no forman parte del juego, por así decirlo. Si en lugar de ofrecer puzzles hubieran dado la imagen completa impresa (como en los otros juegos de la editorial) el juego funcionaría igual, pero sería menos divertido.

Jugando a este juego nos descubrimos un momento sonriendo ante la simple idea de hacer el puzzle, sin misterio detrás, solo hacer un puzzle divertido, que para muchos sonará contradictorio (aquellos que no disfrutan de reencajar una imagen desmenuzada en piezas) pero incluso para nosotros fue sorpresa. Otras veces, encuentras frustración y acabas hastiado de hacer ciertos puzzles donde el color brilla por su ausencia y el negro plaga cada esquina de la imagen. Puzzles aburridos de formar, que no ofrecen tanto divertimento como entretenimiento, una manera de pasar el tiempo… Estos puzzles son divertidos de hacer, simple y llanamente. Son pequeños, sencillos, coloridos. Son sugus de los puzzles.

Los acertijos que encarrilan este juego ofrecen una variedad agradable, pero siempre siendo conscientes de su dificultad y la necesidad de disfrutarlo entre dos personas.

Dos, no más. Los puzzles son pequeños y el espacio para mirarlos limitado. Incluso los creadores de juego han elegido limitar el número de jugadores recomendados para jugar a uno o dos jugadores, cosa tremendamente lógica viendo el tipo de juego con el que nos encontramos y la dificultad de montar el puzzle o analizar la escena sin estorbarse.

Otro punto positivo del juego es su rejugabilidad (por otra persona). Puedes volver a dejar todo como estaba (imprimiendo los elementos que recortes o manches) y prestarlo a alguien para que también disfruten de la aventura. Un punto muy a favor de este juego.

La calidad de componentes, por otro lado, no está mal, aunque el puzzle, lo que son las fichas físicamente, es de una calidad menor que las otras marcas de escape-puzzle que hemos jugado. Funciona, pero las piezas encajan entre ellas peor y el cartón es de peor calidad. Al igual, los elementos troquelados que no son el troquel principal, son de papel bastante fino, así que hay que tener cuidado al destroquelarlos. El troquel principal del juego donde se encuentra el decodificador y las «Monedas» (un churro de circulitos ridículos que sirven para gastarse en pistas y que dan puntos al final) son de un grosor bastante gordo y ayuda a poder hacer una y otra vez combinaciones sin miedo a que todo se empiece a despellejar.

Finalmente, nos quedamos con las sensaciones tan positivas que hemos tenido al final del juego. Utiliza elementos que a todos nos hacen ilusión (abrir cajas, montar puzzles sin saber lo que va a salir, el descubrir secretos en una imagen) de una manera muy efectiva emulsionándolos para simular la sensación de emoción y desconocimiento que sientes al entrar en una sala de escape.

Síguenos en redes sociales:

Instagram: @Jugando_en_pareja

Twitter: @JugandoenPareja

Facebook: Jugando en Pareja

Telegram: Jugando en Pareja

Na svidenje!

Un comentario en “Juego de hoy: Escape Room The Game: Rompecabezas. El secreto de la científica

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s