Jugando en clase: Pequeños exploradores, Inventa Kit y Thinko

¡Hola, profes jugones!

Kibo Games es una editorial que nos impresionó, tanto por lo majísima que es la editora y creadora Beatriz Sigüenza como por lo preciosos que son sus tres creaciones. Hemos tenido la oportunidad de utilizar estos juegos en clase con niños de entre 3 a 12 (dependiendo del juego, ya os iremos diciendo), y queremos compartir nuestras impresiones, porque nos ha encantado lo útiles que pueden ser para pasárselo bomba entre pupitres y estuches. Eso sí, que quede claro que son juegos, y que su función principal es pasárselo bien con ellos.

Ante todo, señalar que los juegos están hechos en una calidad perfecta, tienen un diseño gráfico que nos encanta (minimalista bonito, colorido, alegre) y están pensados para jugar con la familia, niños solos o, como es nuestro caso, dentro de un aula.

Pequeños exploradores

exploradores_kibo_factory_510_4

Este es el menos “juego” de los tres, y son básicamente unas láminas para colorear con el añadido de tener que encontrar el objeto oculto dentro de la imagen. Bueno, el objeto que se ha disfrazado de multitud de cosas. Los niños, ante todo, deben colorear el objeto oculto hasta localizarlos todos. Una vez terminado esto, ya podemos colorear la página completa.

Los niños que jugaron a estas fichas eran de entre 3 y medio 5. El juego recomienda empezar con cuatro años y medio, y tiene razón, ya que mis alumnos más pequeños tuvieron más problemas quedándose entre las líneas y encontrando los elementos más pequeños, pero no por ello estaban menos felices al encontrar la raqueta escondida en la camiseta o haciéndose pasar por una silla. Los “mayores” se lo pasaron también muy bien, y la verdad es que me impresionó lo mucho que los entretiene y ayuda a que coloreen dentro de las líneas.

Una actividad más que un juego, pero con algo más que únicamente colorear. Ideal para tener a mano cuando quieres que coloreen algo que no sea otro gato bonito para decorar la clase.

Inventa KIT

http://www.ignacioizquierdo.com

Una caja llena de actividades y retos para ayudar a la inventividad de los más pequeños, grandes y medianos. Este juego lo han probado niños de entre 8 y 12 años.

Es un juego, aunque las reglas y las puntuaciones son un poco opcionales, en el que los jugadores tienen que intentar ser lo más inventivos posibles, realizando los retos que se lanzan en el juego de tal manera que sus compañeros les voten y ganen puntos.

Cogemos una escena (de las 15 láminas con lugares corrientes) y un reto (dibujar, inventar un elemento, crear un cómic, crear un instrumento, inventar una acción; no hay pocas, y no son poco variadas). Luego ponemos un tiempo (10 minutos más o menos) y esperamos a ver los resultados. Luego los contamos, nos reímos y si eso al final nos damos puntos.

Como profe de inglés, el hecho de que las escenas estén tan bien ilustradas y coloridas me sirven como “flash cards” para poder explicar vocabulario y poder jugar con él. Además el juego viene en inglés al completo (los retos y las reglas) así como en español, así que puedes utilizar las instrucciones de los juegos en inglés (si tus alumnos  están preparados).

La verdad es que este juego lo he visto (ya os digo, jugando con el inglés como requerimiento) funcionar de maravilla con los grandes. Los pequeños se me ponían más vergonzosos  y costaba más sacar invención de ellos. Mis niños más grandes ya eran otra cosa, y sin vergüenza ninguna soltaban burradas e ideas absurdas y cosas que maravillarían a cualquier literato. La verdad es que como herramienta para ayudar a enfocar la imaginación mola muchísimo, y me he reído un montón jugando.

Con la familia y los niños y adultos jugando juntos no tiene que estar nada mal, y estas navidades a ver si podemos llevárnoslo con nosotros también, a ver a quién convencemos.

Thinko

thinko_kibo_factory_3_510

Para terminar hablamos de otro juego de creación y creatividad (sí, la autora tiene un gusto por hacernos tener que crear), pero esta vez más orientado a lo que es puramente un juego de mesa. Un juego para juntar a muchas personas y reírnos toda la noche diciendo chorradas.

Este juego lo han jugado niños de 8 a 12 años (sí, los mismos niños que el anterior juego).

Este juego tiene el objetivo de crear chistes y hacernos reir. Hay puntos y cosas así, pero vamos, que es lo de menos. Será por eso que los marcadores de jugador son tan… sosos.

Cogemos una carta de localización y una de objeto (lo mismo, las ilustraciones preciosas y sencillas, tanto de los objetos como de las localizaciones), y luego tenemos un minuto (viene con reloj de arena) para inventarnos cinco (¿lo pillas?) utilidades de ese objeto en esa localización con las tres pequeños “peros”:

  • El objeto no se puede romper (si es una chancla, no vale usar solo la cinta que sujeta los dedos).
  • El objeto puede ser también “gigante” y “enano”.
  • El objeto puede ser de cualquier material (chancla de madera).

Siguiendo estas reglas, nos toca ver qué hacer con un pincel en la playa, o con unas llaves en el baño. Y hay puntos, sí, eso también.

Si tras leer las reglas se os han erizado las puntas de los dedos deseando jugar y sacarlo a la mesa con tus amigos, ya no tenemos nada más que deciros. Si esta idea no te llama lo más mínimo, está bien, este juego no es para ti.

En la clase… bueno, imaginaos. Aparte de las… ejem… “ideas” de los niños con algunas combinaciones, la mayoría de las veces cada idea es una risa, o dos o tres. Usar la llave en el baño para agitar el jabón en la bañera y hacer espuma o utilizar una cuchara en una isla desierta para pescar peces (a cucharadas, no me expliquéis por qué, pero me entró la risa floja). La verdad es que es un buen sistema para intentar que usen y pregunten para nuevos verbos en inglés, para utilizar expresiones nuevas (I’m good at…, I like…, I have to…) o para simplemente echar los últimos cinco minutos de la clase algo más tranquilos e irse a casa con mejor humor del con el que entraron.

Sinceramente, impresionado, alegre y contentísimo de haber podido utilizar estos juegos con mis niños en las clases. Sé que volveré a jugarlos y que volveré a sacarlos. Ya se encuentran en mi bolsa de juegos para clase y no se irán por mucho tiempo.

Si estas navidades queréis buscar algo que sea divertido para echar las tardes y noches con la familia, probad con Thinko. Si lo que queréis es una actividad divertida para practicar algún ejercicio específico o ayudarles con algo en especial, echadle la mano a Inventa Kit. Si buscáis algo que no sean puzles o libros de princesas para colorear y que vuestro vástago tenga un rato entretenido en casa, Pequeños exploradores va de lujo.

¡Hasta la próxima entrada!

One thought on “Jugando en clase: Pequeños exploradores, Inventa Kit y Thinko

  1. ¡Otra profe de inglés por aquí! Yo para enseñarles vocabulario uso el Lince. Sólo pueden poner la ficha si dicen el nombre del dibujo, y luego les doy un punto adicional por cada palabra que escriben bien. Si fallan hago que se corrijan entre ellos y le doy el punto al primero que lo escriba bien. Con chavales más mayores jugamos al Codenames, que ha sido todo un descubrimiento. De hecho algunas de las tarjetas las uso también con los peques.

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s