Juego de hoy: 10′ to kill

¡Hola, parejitas jugonas!

Volvemos a la carga con asesinos y asesinados, agentes encubiertos y un tiempo de juego breve, breve, tan breve que en 10 minutos o menos está todo el pescado vendido… o mejor dicho, están nadando con los peces. Hoy jugamos a 10 minutes to kill.

pic2761517_md

Nº Jugadores: 2-4

Creador: Benoit Bannier

Ilustrador: Pauline Detraz

Editorial: Zacatrús

Tiempo de juego: 10 minutos

Empaquetado: La caja cuadrada es muy mona, pero nos ha desestabilizado la zona de mini-juegos. Pero la verdad es que no hay queja, es necesario para las peanas que incluye de los personajes.

En 10 minutes to kill interpretamos el papel de un asesino a sueldo, contratado para acabar con tres transeúntes anónimos, personas despreciables sin duda. Lo malo, es que hay de uno a tres asesinos más contigo, también anónimos, y que están deseando acabar el trabajo e irse a casa antes que tú, y si para acabar con el trabajo tienen que acabar contigo, pues bienvenido sea.

En el juego, tenemos 16 personajes animales (animales en el sentido de tener cara de animal, luego el cuerpo es de humano, es como en Blacksad o Zootropolis… un momento… ¿está Blacksad ambientada en Zootropolis? ¡Cómo molaría eso! La detective Hops y Weekly… voy a escribir un fanfic, ahora nos vemos). Tú eres uno de ellos, aunque el resto de jugadores desconoce tu identidad. Para ganar el juego, necesitas acabar con tus tres objetivos, o el resto de jugadores, y ganar más puntos antes que tus compañeros. Si además los descubres, los enchironas o acabas con su vida, mejor que mejor.

Primero de todo, montamos un tablero con las 16 losetas de ciudad. Las losetas son idénticas a excepción de que algunas cuentan con puntos de francotirador, desde donde se podrá disparar a distancia. Lo montamos como nos de la gana, aunque un cuadrado 4×4 es la mejor manera de empezar las primeras partidas. Colocamos un animal por loseta, así como un policía. Sí, el juego incluye tres policías que van a ir haciendo de las suyas, es decir, proteger a los inocentes, durante el juego.

wp-1485940490765.jpg

En tu turno tienes dos acciones, o una si es matar. En tu acción puedes:

Mover CUALQUIER personaje a CUALQUIER otra loseta, sin necesidad de que haya adyacencia ninguna. También puedes mover a la policía, que son testigos absolutos e impiden cualquier tipo de asesinato.

Atacar a otro personaje. Puedes matarlo con cuchillo (si estás en la misma loseta), pistola (loseta adyacentes y si no hay nadie en tu misma loseta) o con un disparo de francotirador (loseta a cualquier distancia en línea recta, si no hay nadie en tu misma loseta). Al atacar, señalas el personaje que ha muerto, pero no la razón (pistola, cuchillo o francotirador), ni, obviamente, quién lo ha hecho. Intenta ocultar tu personaje al máximo, incluyendo cuantas más opciones mejor.

Preguntar a un personaje. SI hay un policía, puedes preguntar a un personaje en la misma loseta si son asesinos. Si es así, el personaje queda eliminado de la partida, aunque puede seguir haciendo preguntas, no te quedas de brazos parados aunque te eliminen.

Ganas puntos, que es lo que te hace ganar al final, por acabar con tus objetivos, por descubrir a otros asesinos y por matarlos. Te quitan puntos por acabar con objetivos que no eran tuyos (al intentar matar un asesino y equivocarte, por ejemplo), o al matar a un policía, que te descalifica para ganar y encima te hace parecer mala persona.

Así se juega más o menos. El 10 minutos tienes la partida echada, sencillo de jugar sin duda.

wp-1485940337224.jpg

Estamos ante un juego de deducción sencillo, donde, si los jugadores se esfuerzan, las opciones serán múltiples, pero no será difícil hacer conexiones para poder descubrir quien es quien, sobre todo para el final de la partida, que no suele tardar mucho (unos 10 minutos).

La mecánica es muy sencilla y desde el minuto uno puedes comenzar a jugar correctamente, si bien un jugador más ducho claramente sabrá ocultar mejor sus movimientos y tardará menos en pensar sus acciones. Eso sí, muchas veces la suerte, el azar de donde hayan caído los personajes o cómo esté colocado el tablero ayudará a un jugador u a otro, dejándole más accesibles ciertos personajes para acabar con ellos.

Si bien nos encantan las ilustraciones, las peanas son algo incómodas para jugar. O ambos jugadores se sientan uno en frente del otro, o hay que estar girando y dando vueltas para poder verlos a todos correctamente. Con cuatro jugadores es un poco fastidio, y unas fichas planas, aunque menos vistosas, ayudarían más. O miniaturas, pero tampoco vamos a pedir la luna.

El juego nos ha gustado, los juegos de deducción siempre suelen hacerlo, pero jugando a este nos fijamos es que, contando el número de personajes, con dos jugadores no tienes la experiencia completa. Sí, funciona, sí, es divertido, pero nos imaginamos una partida en la que cada personaje del tablero pertenece a alguien, y cada acción que tomas ayuda o fastidia a alguien, aun no sabiendo a quién. Esto puede resultar en una experiencia algo más caótica que con dos jugadores, cosa que permite tener más control sobre lo que ocurre, y preparar asesinatos con mejores tapaderas, pero con cuatro las risas que puede generar, los odios y caras de póker tiene pinta de ser muchos más y bastante mejores. El juego funciona a dos, pero seguro funciona mejor a cuatro.

¡Hasta la próxima entrada!

4 comentarios en “Juego de hoy: 10′ to kill

  1. Uno de mis juegos estrella, y sí, funciona mucho mejor con más jugadores. Yo tengo la edición de KickStarter y jugar a 5 es realmente divertido. Bastante diferente a la mayoría de los juegos que tengo en la ludoteca, y apto para todo el mundo (y más con esos animalillos).

    Me gusta

  2. Genial la reseña!
    Yo lo he jugado a 2 y a 4 y no hay color. A 4 es más divertido. Eso sí, te pasas toda la partida partiéndote el cuello para ver los personajes porque entre que son «raros» y la peana…
    Estoy con vosotros que una ficha habría sido más efectiva, aunque menos vistosa.
    Aún así es un buen juego!

    Me gusta

  3. Yo lo tengo y vengo a decir que me ha gustado más 2, sin embargo. Le echamos varias partidas en su día a 3 y 4 jugadores. Aunque no estuvo mal y en general gustó, acabó mordiendo el polvo en la estantería mucho tiempo (la competencia de juegos a ese rango es muy dura). Las pegas que le vimos a 4 jugadores:
    -De 10 minutos nada. Convences a los no jugones de que lo prueben porque es «rápido» y al final acaban siendo partidas de media hora para arriba.
    -A 4 jugadores es muy complicado planificar un asesinato, ya que hay muchos movimientos desde que juegas y te vuelve a tocar, y normalmente te acaban quedando situaciones poco óptimas en las que si matas te expones mucho. Por ese motivo en la partida se suceden los turnos y turnos donde todos intentan buscar algún hueco para matar medianamente ocultos, pero cuando les vuelve a tocar se les ha estropeado el plan y vuelta a buscarlo. En cuanto te cansas de buscar ese asesinato perfecto, te acabas viendo obligado a matar en condiciones suboptimas, y en uno o 2 a asesinatos seguro que alguno de los otros 3 jugadores ya te tiene medio calado. Y no tanto por deducción, si no por evidencias clamorosas. Por lo que al final, se vuelve viable jugar a ser un culo duro y limitarse a esperar a que maten otros y pillarlos. Y como todos hagan así, apaga y vámonos, la partida no termina nunca.
    En nuestras partidas el final se disparó más por arrestar/matar a los asesinos rivales que por completar todos los objetivos, tarea casi imposible en nuestra experiencia al menos en los mapas que diseñamos (que influye bastante).
    En resumen, pocos asesinatos, poca deducción (pillas a los asesinos rivales por evidencias clamorosas casi sin que las busques), partida que no cumple con los 10 minutos que promete. No era lo que esperabamos y se quedó en la estantería.

    Ahora con el tema del confinamiento lo recuperamos para probarlo a 2 jugadores y sin embargo nos encantó, porque desaparecieron todas esas pegas que le vimos en su días:
    -Partidas que son realmente de 10 minutos (menos incluso), por lo que se facilita el pique sano encadenando varias seguidas. Ayer nos debimos echar unas 5 en poco menos de una hora.
    -Posibilidad de planificar mejor los asesinatos, con más sospechosos (ya que juegas y te vuelve a tocar rápido otra vez) por lo que ambos jugadores se animan a matar con más facilidad. Se vuelve una posibilidad muy real conseguir los 3 objetivos y tienes que esforzarte más por deducir el asesino rival, ya que no se ve tan claro si el otro mide bien sus movimientos (más deducción y menos evidencias clamorosas, salvo por asesinatos imperfectos). De echo, de las 5 partidas de ayer 2 de ellas se terminaron por completarlos.
    En resumen, a dos jugadores: más asesinatos, más deducción, partidas que sí que son de 10 min.

    Con esto no quiero decir que sea malo a 4 jugadores, si no que en nuestro caso a 2 jugadores es como más nos encajó con esas expectativas. A 4 jugadores es otro tipo de juego, con asesinatos complicados y muchas vueltas en el tablero, si estás buscando eso al sacarlo mesa, perfecto.

    Me gusta

¿Y tú que opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s